Revolution y la alargada sombra de Lost

Revolution y la alargada sombra de Lost

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Cada año hay como mínimo una serie que pretende convertirse en la nueva Lost. Y cada año, sin excepción, la cosa se ha quedado en nada. Este año, claro, no iba a ser una excepción y tras The Event, FlashForward, Terra Nova, Alcatraz y Falling Skies, ahora le llega el turno a Revolution, la nueva producción de J. J. Abrams. ¿Conseguirá romper la mala racha?

Revolution

No sé si podemos hablar ya de maldición pero serie high-concept que se estrena, serie que se la pega estrepitosamente. La candidata a pegársela este año es Revolution y ni los nombres de Eric Kripke (Supernatural) como creador o Jon Favreau (Iron Man) como director sirven para quitarle de encima el sambenito de la nueva Lost porque la participación de J. J. Abrams, que aquí actúa tan sólo como productor, lo empaña todo. Pero bueno, tampoco creo que sea algo que les preocupe demasiado y es que mucho no se han esforzado en diferenciarse a pesar de que, en esencia, se parecen como un huevo a una castaña.

Revolution se sitúa en un mundo que se ha quedado sin fuentes de energía tras un misterioso apagón masivo quince años atrás. Esa sociedad post-evento sobrevive de los recursos naturales que tiene a mano y se organiza en una especie de sistema feudal con pequeños territorios controlados por señores de la guerra y sus respectivas milicias. En uno de esos pequeños territorios vive Ben Matherson (Tim Guinee) junto a sus dos hijos, Charlie (Tracy Spiridakos) y Danny (Graham Rogers), pero su tranquila existencia se ve truncada cuando el capitán Neville (Giancarlo Esposito) irrumpe en su poblado dispuesto a llevarse al patriarca de los Matherson. Y claro, la cosa se lía.

Revolution

A partir de ahí el piloto muestra sus cartas abiertamente y deja claro que Revolucion es principalmente una serie de acción y aventuras, y que lo de menos es el misterio que se esconde tras el apagón. Y no lo digo porque no interese (a mí es una de las pocas cosas que me llaman mínimamente la atención) sino porque tiene toda la pinta de que las tramas se enfocarán hacia la confrontación entre los buenos y los malos, y que se primarán las escenas como la pelea coreografiada de espada al más puro estilo Scaramouche que aparece en el piloto en detrimento de la caracterización de los personajes. Y ahí está quizás el principal problema del piloto.

Los personajes no pueden ser más arquetípicos y ni se molestan en dibujarlos mínimamente porque, en el fondo, nos los sabemos de memoria. Está la heroína que se echa el mundo a sus espaldas tan típica de las series de J. J. Abrams que aquí se convierte en una especie de Katniss, el líder que, como diría Campbell, primero rechaza la llamada a la aventura pero después se acaba uniendo al grupo, el geek graciosete cuyo personaje sirve de desengrasante de la historia y representa la voz del espectador al estilo Hurley en Lost, el guaperas que se mueve entre dos aguas y que acabará redimiéndose y llevándose a la chica, el malo maloso que no permite que nadie le tosa y, por último, está el adolescente patoso e insoportable de siempre que concentra el odio del público y al que le deseamos una muerte lenta y dolorosa que nunca llega.

Aviso que si veis el trailer que tenéis a continuación es como si viéseis todo el episodio. Y no es un eufemismo.

La NBC ha tirado la casa por la ventana con Revolution y eso se nota. Su factura es excelente, y aunque el montaje es cláramente mejorable, su ritmo acelerado ayuda a disimular su falta de contenido real. Y sí, pasan muchísimas cosas en los poco más de cuarenta minutos que dura el piloto y se abren muchísimas tramas (quizás demasiadas) pero, en el fondo, pocas de ellas son realmente relevantes.

Revolution, al menos por ahora, es un pastiche de series y films post-apocalípticos e incluso me atrevería a decir que su piloto recuerda sospechosamente al primer acto de Star Wars, pero lo que no se puede negar es que es entretenimiento puro y duro. Y eso no es ni bueno ni malo, todo depende de las expectativas de cada uno. De todas maneras, habrá que esperar al 24 de septiembre para ver el segundo episodio porque los pilotos de este tipo de series engañan mucho y nos la han pegado demasiadas veces. Veremos cómo sigue.

Archivado en Eric Kripke, J.J. Abrams, Revolution
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (12)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs