Los riesgos de Kickstarter: un juego financiado está en riesgo de ser cancelado

COMPARTIR 0 TWITTEAR

El crowdfunding es una idea genial sobre el papel, ya que permite a los creadores captar fondos para proyectos poco comerciales que de otro modo nunca verían la luz, y a los usuarios conseguir que sus juegos favoritos lleguen a desarrollarse, al tiempo que logran hacerse con una copia a un precio razonable. El problema es que no hay garantías de que el producto que apoyemos vaya a ser finalizado, como parece que ocurrirá con Haunts: The Manse Macabre.

Kickstarter es una plataforma de financiación colectiva que está en boca de todos, ya que permite que la comunidad facilite fondos para que distintos tipos de proyectos alternativos vean la luz. Según la cantidad del aporte de cada usuario, podrá hacerse con una unidad del producto final, o incluso premios adicionales si realiza una contribución generosa. El inconveniente es que todo el sistema está basado en la buena fe de los promotores, pero no hay ninguna garantía de que la iniciativa financiada no sufra problemas durante su desarrollo y finalmente lo invertido se pierda y no dé ningún fruto.

Póster promocional de Haunts: The Manse Macabre

Esto es lo que se teme que ocurra con el juego Haunts: The Manse Macabre, un título multijugador en el que se podría encarnar el rol de fantasmas o “incursores” de una mansión encantada. A pesar de superarse la meta de 25.000 dólares necesarios, el desarrollo está en peligro, porque los programadores han ido abandonando el proyecto, y sólo queda a la cabeza el fundador, Rick Dakan. El problema es que él no se siente capaz de solucionar los numerosos errores de un juego que, por lo demás, no se encuentra muy lejos de quedar finalizado. Promete hacer todo lo posible por sacarlo adelante, e incluso se ofrece a devolver el dinero de su propio bolsillo a los donantes que lo soliciten.

Por ahora sabemos que Haunts: The Manse Macabre no saldrá en la fecha prevista, pero el riesgo de cancelación es grande. Deseamos que este desagradable incidente pueda resolverse, pero no debemos olvidar que todo proyecto creativo conlleva unos riesgos. Y precisamente quien acude a Kickstarter es porque no ha encontrado financiación por otras vías, seguramente por lo complicado de su propuesta. Por lo tanto, creo que esta noticia, aunque triste, no debe escandalizarnos: algunos proyectos de crowdfunding se han de quedar a medio camino, y eso no tiene porque afectar a la mayoría de ellos, que tendrá éxito.

¿Qué piensas de esta situación? ¿Consideras que supone un riesgo para la credibilidad de Kickstarter, u opinas que los usuarios comprenderán que no todas las iniciativas pueden salir adelante?

Archivado en Crowdfunding, Kickstarter, Videojuegos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (5)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • Carlos dice:

    Hola Miguel,

    Simplemente porque haya un grupo de programadores que sean unos irresponsables, no debería plantearse los beneficios de esta plataforma de crowdfunding, pues antes de haberse desarrollado este proyecto los programadores sabían lo que estaban haciendo y se comprometieron a trabajar. Si fuese un proyecto que estuviese recién empezado o tuviese un aspiración demasiado exagerada, se entendería su marcha, pero aún así, no estaría justificada. Yo creo que la culpa es de los programadores y del creador por no tener un plan de reserva en estos casos (lo más correcto, es que si se cancela el proyecto, que devuelva el dinero a todos los contribuyentes).

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion