Woody Allen: gafas, infancia y obra llegan hoy a las salas

COMPARTIR 0 TWITTEAR

A partir de hoy podréis disfrutar del documental que da cuenta de la vida y obra de Woody Allen. Si sois seguidores del neoyorquino seguramente disfrutareis del trabajo que nos lleva por detalles de su vida y obra, todo con una inédita colaboración del mismo Allen. El farmacéutico en potencia, con la risa como mejor remedio, nos da pistas para la comprensión de su vida, aunque estas no siempre sirvan para interpretar la obra.

Documental del cineasta neoyorquino

La cinta dirigida por Robert Weide, donde el cineasta neoyorquino permite una revisión íntima acerca de su trayectoria y los procesos creativos que envuelven cada una de sus películas. Un trabajo periodístico que detalla los momentos que marcaron la carrera y la vida de uno de los personajes emblemáticos del cine contemporáneo a través de la mirada de sus más cercanos colaboradores, familiares y actores, haciendo un recorrido a detalle por cada una de sus obras cinematográficas.   Probablemente uno de los detalles más significativos del documental se encuentra cuando el mismo Woody Allen explica la manera tan natural como nacen sus creaciones: la protagonista es una antigua máquina de escribir mecánica en el estudio de su casa en Manhattan. Es ahí donde tiene completo control creativo de su trabajo como guionista, actor y director y, al mismo tiempo, asume con toda naturalidad los momentos menos afortunados de su carrera. La justificación de todo está en su necesidad de escribir y rodar una película tras otra, dar rienda suelta a esa energía siempre desbordante que transmite a través de la pantalla comandada por el neoyorquino.

Woody Allen, el director neoyorquino
  Según el mismo Allen, es imposible que todas sus películas sean una obra maestra. No obstante, es a través de los testimonios presentados por compañeros como Martin Scorsese, Diane Keaton y Penélope Cruz, que se puede conocer al director que sabe exactamente lo que quiere, con quien se puede improvisar para conservar el realismo en las actuaciones pero bajo una dirección precisa del estado emocional de los personajes y una visión tan clara que pocos cineastas tienen la capacidad de transmitir. El director tiene en su caótica mente una idea fija, el punto de llegada al cual toda improvisación debe ajustarse.   El paso por su niñez permite conocer el origen del mítico personaje de gafas, tímido y con una resistencia a compartir su vida cotidiana y su privacidad. Sus años por la escuela, su conflicto con los malos maestros, la áspera relación con su madre y su ineludible talento como humorista, son algunas referencias que aclaran las razones profundas por las que más de un tema que se aborda dentro de las obras de Allen es constantemente traído a la luz. Siempre será cuestionable la interpretación “psicoanalítica” de una obra de arte, pero para quien guste de esta vertiente encontrará en el documental material valioso. Más allá de eso, se trata de elementos que los fieles seguidores del cineasta agradecerán de cualquier manera. Incluso, como le ha pasado a un querido amigo, podría ser un documental que termine por interesar a quienes no son cercanos al trabajo de Allen.

  Weide, director del filme, tuvo la libertad de seguir a Woody Allen, por primera ocasión, durante un año de su vida, pudo adentrarse en su sencillez y cotidianidad; utilizó una gran cantidad de clips, fotografías y un montaje interesante que mantiene el ritmo y el interés de quienes conocen y siguen la carrera del cineasta. Damos la bienvenida, entonces, a un material perfecto para fanáticos y un merecido tributo en la pantalla a este director que, sin duda, ha marcado la historia del cine contemporáneo. Aunque, sin duda, el mayor reconocimiento está en los ojos de cada espectador que disfruta de sus originales y peculiares historias.

Archivado en Documental, Estreno, Woody Allen
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (7)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs