Santa Claus felicita la Navidad a los criminales

COMPARTIR 0 TWITTEAR

¿Eres de los que envía postales de Navidad? Yo no. Y si tuviera que hacerlo, mandaría una docena. No más. Los seres queridos y punto. Bob Rich es un jefe de policía del Canadá que visto lo visto, no piensa como yo. Le encantan estas fechas, es un tío sensible. Se disfrazó de Papá Noel, se puso unos complementos disparatados y tiró una foto. Una postal inmaculada, como verás si entras a leer el artículo. A mí me da miedo. Ahora están enviando esa tarjeta navideña a los delincuentes de la zona con una inscripción…

Canadá

Abbotsford es una ciudad canadiense cerca de Vancouver, y Bob Rich es su jefe de policía. Al leer esta frase yo me imagino un policía montado en un caballo y nieve por todas partes, no sé tú. Más allá de conjeturas, lo que nuestro amigo ha demostrado es que es un tipo listo y con iniciativa, ¿Por qué? Verás, el jefe ha tenido una idea que podrías haberla tenido tú en un bar de copas a las dos de la madrugada, pero la diferencia es que él ha sido “valiente” y la ha llevado a la práctica. Veamos, te lo voy a contar tal cual, yo tengo un agujero en el tejado de su casa y lo veo todo, soy el Gran Hermano.

Hace unos días se paró junto al árbol lleno de bolitas plateadas y empezó a rumiar: pronto será Navidad y ya estoy impregnado de un buenismo que me tiene sonriendo todo el día, esto es un puto asco. Joder, tengo que hacer algo, tengo que encauzar tanta pureza, mi mayor esperanza para el 2012 es que los criminales vayan por el buen camino, ¿no? ¡Eh! ¡Qué coño!¿por qué hablo así? ¿Soy cura o jefe de policía? Me centro, leches… ¿qué puedo hacer? ¡Ya lo tengo! Me voy a disfrazar de Santa Claus y les voy a enviar unas tarjetas de felicitación. A los maleantes, sí. La policía de Abbotsford:

La postal será enviada esta semana a delincuentes reincidentes, ladrones de casas, traficantes de droga y personas conocidas por su pertenencia a organizaciones criminales.

Abbotsford es una ciudad canadiense cerca de Vancouver

¿Qué te parece? ¿Será una medida provechosa? Estás viendo la foto, pero te la describo brevemente por si eres miope como yo y no lo ves claro. El de las gafas es Rich. Venga, vale, nadie se fija en las gafas. Aparece disfrazado de Papá Noel con chaleco antibalas, una especie de casco y con más armas automáticas encima que John Rambo en Afganistán. A su lado, una inscripción: “¿En qué lista estarás el año que viene?”. Ya sabes que Santa Claus, igual que los Reyes Magos o el Olentzero, se pasan 364 días al año vigilando a los niños, para saber si son traviesos o buenos chicos. No es una tontería, no te rías, estas listas son la clave, no es lo mismo levantarte por la mañana y ver un Scalextric y la Play Station 4 o una montaña de carbón. Por mucho que sea de azúcar.

Abbotsford es una ciudad de 170.000 habitantes. Según las estadísticas gubernamentales, presentó el mayor número de crímenes per capita en 2008 y 2009, pero la seguridad ha mejorado desde entonces. Es obvio que tienen un gran jefe de policía. El envío de la postal comenzó la semana pasada, seguro que ya hay más de uno temblando, esperando la suya impaciente. La tarjeta navideña recuerda a los criminales profesionales que tienen una oportunidad para una elección diferente. Además, en el interior de la tarjeta hay un número de teléfono pintado en verde. Verde esperanza. Es para que llamen si quieren cambiar su vida. ¿No es precioso?

Ian Macdonald, el portavoz de la policía, apuntaló la misión. Si tres o cuatro personas tratan de cambiar de vida el próximo año, la iniciativa sería considerada un éxito. Amén. Bienvenidos al redil, proscritos de buenas intenciones. ¡Ah! Y si tenéis dinero negro, venid a España, os recibiremos con los brazos abiertos y las puertas de las cárceles cerradas. Sin preguntas.

Archivado en Canadá, Curiosidades, Navidad
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (5)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion