“Doce hombres sin piedad”, la mejor película de juicios… según los abogados

COMPARTIR 0 TWITTEAR

La obra de teatro de Reginald Rose es el germen de una espléndida película. Hay sensaciones que se graban en tu memoria más que una imagen, y yo jamás olvidaré el sofocante calor que hacía en la sala de deliberación de ese jurado, el sudor, el ventilador que no funciona, el diluvio torrencial. Traspasaba la pantalla, imposible mantener la cabeza fría. Y sin embargo… cuando parecían doce sillas vacías, un hombre honesto se levanta, y empieza a hacerse preguntas. Razona y enfada. Por una vez, y sin que sirva de precedente, estoy de acuerdo con la encuesta.

Mejor películas de Juicios Sidney Lumet

Tengo la mirada gris porque llueve, o se me caen los párpados porque me pesan las nubes, no lo sé. Vaya día. Sin embargo, el blanco y negro de Doce hombres sin piedad me ha devuelto el color. Y el calor. La vieja cinta dirigida por Sidney Lumet ha sido elegida por la revista Abogados como la mejor película jurídica de la historia. Siempre admiré el poder de persuasión y de argumentación de Henry Fonda, el jurado número 8. Ese hombre que no se deja llevar por la marea y decide pensar por sí mismo. Un tipo íntegro, que tiene dudas… razonables.

Película de Juicios Matar a un ruiseñor

Los abogados despotrican de las películas de juicios, igual que los médicos maldicen a House. Falsos. En el fondo, les encantan. Vale, sí, la tendencia del séptimo arte es idealizar y magnificar todo lo que ocurre en la sala y en los bufetes, y los expertos en la materia encuentran errores de bulto. Ally McBeal propagó su neurosis… ¡es cine, leches!

Henry Fonda no ha necesitado resucitar para ir convenciendo uno por uno a los 2.000 internautas y lectores de esta publicación especializada, y tampoco a los diecisiete expertos de un comité creado para la ocasión. El veredicto es independiente y firme.

En segunda lugar, Matar a un ruiseñor de Robert Mulligan. Harper Lee demostró su valentía, talento y compromiso, y pudo mirar a los ojos a su amigo Truman Capote. ¡Qué decir que no se haya dicho ya, de Atticus Finch! Es el gran héroe americano, no hay duda. Un abogado irreprochable, que defiende la inocencia de un hombre negro acusado de violar a una mujer blanca. Si ya hoy parece misión imposible, imagínatelo en Alabama durante la época de la Gran Depresión. Traga saliva. Un clásico que cumplió medio siglo el año pasado.

La genial adaptación de un relato corto que escribió la creadora de Hércules Poirot completa el podio. Agatha Christie en palabras de Billy Wilder, casi nada. Testigo de cargo es una joya. Marlene Dietrich, Tyrone Power… y sobre todo y ante todo, Charles Laughton como Wilfrid Roberts. Inconmensurable.

La encuesta arrancó con una lista de 110 películas, de las cuales, 50 pasaron a la segunda fase. Y es aquí, a partir del cuarto puesto cuando los especialistas y los lectores chocan.

Lectores:

-Cadena perpetua, de Frank Darabont.

-Algunos hombres buenos, de Rob Reiner.

-En el nombre del padre, dirigida por Jim Sheridan.

-Philadelphia, de Jonathan Demme.

-La tapadera, de Sidney Pollack.

-El verdugo, de Luis García Berlanga.

-Anatomía de un asesinato, dirigida por Otto Preminger.

Entre los especialistas encontramos al fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce:

-Anatomía de un asesinato, de Otto Preminger.

-Veredicto final, dirigida por Sidney Lumet.

-Vencedores o vencidos, de Stanley Kramer.

-El verdugo, de Luis García Berlanga.

-Rashomon, de Akira Kurosawa.

-El caso Winslow, dirigida por David Mamet.

-El hombre que mató a Liberty Valance, de John Ford.

Soy un cuatro ojos que ha visto esta película doce veces, así que no tengo más opción que apiadarme de tu sombra y recomendártela, no dejaré que te mueras de pena sin contar los pasos que hay hasta la ventana indiscreta. Odio que las gafas me dejen marcas en la nariz…

Archivado en Cadena Perpetua, Lista
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (8)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion