“Volver a nacer” o morir en el olvido

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Una canosa Penélope Cruz regresa a Sarajevo con su hijo Pietro, para asistir a una exposición en memoria de las víctimas de la guerra. Gemma, así se llama nuestra Pe, esconde un secreto en su pasado. Una película de amor, decepciones, pérdidas, silencios… y la guerra de los Balcanes como telón de fondo. Ufff… quiere abarcar tantos temas, que se queda en nada. Demasiada ambición, insuficiente talento. Algunas escenas rozan el ridículo, algunos giros de guion te dejan frío. No esperes grandes ovaciones al terminar la función. No esperes volver a nacer…

Estreno de cine Penélope Cruz

Sergio Castellito (Libero Burro, No te Muevas) es el director de este melodrama basado en la novela La palabra más hermosa de Margaret Mazzantini. Pero en todas las promociones verás a Penélope Cruz. Es la estrella que deslumbra. Sobre el papel. Hasta aquí llega mi lado objetivo y vulgar, a partir de ahora intentaré ser tan elegante como Cary Grant y ponerme el traje de Gustavo Adolfo Bécquer para buscar las palabras más hermosas. Sin mentir. Espero que valores mi esfuerzo. Me saldrán canas.

Cartel Penélope Cruz Sergio Castellito

¡No puedo! ¡Aborto misión! Yo vi la película en el Festival de San Sebastián, y sinceramente, no te la recomiendo. Sedante. Eché de menos mi almohada. Imagínate a un jugador de rugby de los All Blacks, que se lanza para placarte, 100 kilos de puro músculo acercándose peligrosamente a tu cintura, fuerza bruta, potencia sin control, un huracán que te llevará por delante. Tiemblas.

Pues no. Olvídalo. Querían provocar ese efecto, pero al final, todo quedó en un borrachín que intenta darte una bofetada a cámara lenta. Si te engancha, te lo mereces. Por lento y cazurro. Muévete, burro. Eso es Volver a nacer, una película que quiere y no puede. Quiere ser original, y no deja de visitar lugares comunes. Un culebrón con pretensiones.

Te voy a exponer un poco por encima su trama para que entiendas el pozo de mediocridad en el que caerás si pagas una entrada. Gemma, el personaje de la chica de Alcobendas, viaja a Sarajevo antes de la Guerra de la antigua Yugoslavia, y allí conoce a un grupo de amiguetes de Gojko, su guía, que viven en una especie de comuna jaranera. Entre ellos está Diego, un fotógrafo americano con el que pronto inicia una tortuosa relación.

El amor que sienten el uno por el otro es desbordante, Romeo y Julieta los envidian desde el cielo, pero hay algo que les separa, y no son las familias. Es la familia. La imposibilidad de concebir un hijo. Poco a poco, la maternidad de Gemma se convierte en una obsesión que enturbia la felicidad de la pareja.

Aquí empieza el drama. ¡Eh! ¡El guion no es de Boris Izaguirre! No tienen acento venezolano. Uno de los escenarios es Sarajevo, antes, durante y después de la guerra. Lo que podría haber sido un brochazo de realidad, se queda en pincelada artificial. Lo que hacen y dicen muchos de los personajes suena falso y forzado. Como la luna alumbrando los días. Tienen reacciones incomprensibles, comportamientos completamente descabellados. Gritos y bailes injustificables que te dejan ojiplático.

El guion lo lastra todo, pero podría pasar horas comentando el cabello y los peinados de “la niña de tus ojos” en Volver a nacer. Créeme, no merece la pena valorar más aspectos de la película. Puede que llores, sí, pero no serán lágrimas cómplices, no te sentirás identificado, la irregular narración no creo que traspase tu piel. Ni el horror de las balas, ni el “intenso” melodrama.

A lo largo de la historia, muchos actores han buscado en la dirección un nuevo sentido a su papel en el cine. Robert Redford, Kevin Costner, Mel Gibson e incluso Ben Affleck nos sirven de ejemplo. Todos ellos demostraron que habían aprendido de sus maestros. Lo siento, Sergio, no creo que puedas entrar en ese exclusivo club.

¿Os he dicho que Margaret Mazzantini es su esposa? ¿Que el hijo de Gemma es en realidad, Pietro Castellito? ¿Que la banda sonora la firma Eduardo Cruz?

Archivado en Crítica, Donostia Zinemaldia, Festival de San Sebastián, Opinión, Penélope Cruz
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (15)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion