Imágenes de ultratumba: el faraón egipcio Akenaton

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Akenatón es un personaje misterioso, un adelantado a su tiempo, se conoce poco de su vida real. En lo que todos coinciden es en que durante los 17 años de su reinado hasta su presunto asesinato, la sociedad egipcia experimenta un serie de transformaciones revolucionarias, sobre todo religiosas, pero también en la política o el arte donde tuvo siempre como aliada a su tan enigmática esposa Nefertiti. La combinación de rasgos masculinos y femeninos que aparecen en las estatuas y relieves de Akenaton, desvela que pudo haber sido hermafrodita. Lo han afirmado un grupo de investigadores estadounidenses.

akenaton

La época de Amarna, en la dinastía XVIII, constituye un período sin precedentes. El arte conservador egipcio encuentra en este momento la oportunidad de liberarse de cánones y tradiciones establecidas. Se crea un estilo original, a veces grotesco, que hace muy fácil de distinguir los trabajos realizados en esta época.

Amenofis IV, que cambió su nombre por Akenatón, fue un hereje monoteísta que eliminó el culto de Amón, reconociendo como suma divinidad el disco solar de Atón, y fijando la capital en Aketatón, la actual Tell el-Amarna. Akenatón, pues, rompió con la tradición del culto a Amón, proclamando su fe en Atón, dios único de carácter solar, monoteísmo frente al tradicional politeísmo egipcio.

En las artes nacerá un nuevo ideal de belleza y sentido de las formas, liberándose de la rigidez tradicional y triunfando el naturalismo y el realismo en las representaciones, consecuencia de la laicización impuesta por el soberano, rasgos apreciables tanto en las estatuas como en los relieves. Los hombres dejan de ser modélicos, para aparecer con malformaciones físicas; los escultores se entretienen en las arrugas y dan realce a los rasgos.

Las imágenes adquieren una mayor esbeltez y se desprenden de la rigidez y el hieratismo de las épocas anteriores. Los rostros adquieren rasgos más realistas, incluso exagerados. En las estatuas del faraón, el realismo se transforma en anomalía, con la imagen de Akenatón alargada y torcida. El artista se deleita con las escenas de afectuosa vida doméstica. Retrata al Rey con su hija en las rodillas o junto a su esposa Nefertiti, expuesto a los rayos divinos de Atón.

nefertiti

Nefertiti, cuya sensualidad está subrayada por los relieves de su fina cintura y sus muslos torneados, se exalta en una de las obras maestras de la época, el retrato del Museo de Berlín, en el que se funden elegancia y naturalismo.

Busto de Nefertiti con la corona y el ureo. Fue encontrada en el estudio del escultor Tutmosis (era usada como modelo y está sin terminar el ojo izquierdo). (Museo Egipcio, Berlín)

En el relieve de la familia real, la imagen del dios Aton: se representa con el disco solar con rayos benefactores terminados en mano. Los escultores no supieron plasmar esta imagen en 3 dimensiones y el tema quedó delimitado a las artes bidimensionales. La imagen femenina casi siempre es de menor tamaño. Son frecuentes las escenas del faraón con sus hijos mostrando gestos de ternura. Cráneo ovoide, mandíbula alargada, vientre prominente. Presencia abundante del dios solar Atón (Museo Egipcio, El Cairo).

akenaton 2 jpg

Las estatuas muestran al faraón con un rostro exageradamente alargado, los labios carnosos y expresivos, los ojos oblícuos y estrechos, y el mentón muy pronunciado, prolongado por la barba postiza. También destaca en el estilo de este momento el cariñoso tratamiento de la familia real, algo de lo que no podemos encontrar ejemplos tan claros y directos en otras épocas.

A principios del siglo XX se halló el taller del escultor Tutmosis, escultor encargado de realizar las obras para la familia real. Gracias a este descubrimiento se han encontrado numerosos modelos de cabezas, entre ellos el que es más famoso busto del antiguo Egipto, el de la reina Nefertiti.

En el relieve es donde mejor podemos ver la actitud especialmente cariñosa en la que se muestran los miembros de la familia real. El mero hecho de encontrar al rey, la reina, y sus hijas juntos ya es algo excepcional, menos en la época de Amarna. También podemos encontrar imágenes inusuales en otras épocas, como la de un princesa comiendo de manera apacible.

Tras la muerte de Akenatón y el breve reinado o corregencia de Smenkhkara, llegamos al reinado del joven Tutankamón, hijo de Akenatón. La influencia del período de Amarna aún se mantiene parcialmente en sus obras, aunque más suavizadas y conformes a la tradición egipcia.

¿Crees que Akenatón se avanzó a su tiempo? ¿Fue el único faraón en romper las normas? ¿Podría haber sido hermafrodita, como apuntan algunas investigaciones?

Archivado en Curiosidades
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (16)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • Vicen Girbés dice:

    Me ha gustado mucho, estoy sorprendida. Siempre se aprende algo del pasado…

  • Blai dice:

    Muy interesante, sin duda 🙂

  • Edilsa dice:

    Akenatom, fue ayer hoy y siempre la misma persona sensible, sencillo y honesto consigo mismo. La espontaneida y la autencidad son parte de su caracter. Muy justo y compasivo, amaba todas las ceaciones de Dios y tenía respeto por ellas. Odiaba la hipocresía y la corrupción, el es pura esencia…listo para no seguir reglas absurdas, muy desapegado de lo mundano, nunca le gustó la vulgaridad, lo pueril y chabacano, excentrico por naturaleza. Muy conciente y sabía que el sol era su casa, quizas escribió pero no lo tienen la información hoy dia de como es el sol. El sol es una hermosa civilización en el centro es de color turquesa y lo que le rodea es de un azul penetrante y bello es como que al mirar te absorve y te transporta en esa maravillosa civilización, el disfrutaba mirando el sol, mas que una mediatción era un placer….la segunda capa de aura es de color magenta del sol por supuesto. No es caliente ahí en el centro. No es como todo el mundo lo ve. Bueno sigue escribiendo tan simple como antes sin buscar terminos porque ama la sencillez y la claridad. .

  • Edilsa dice:

    Akenatom nunca fué hermafrodita en ninguna de sus encarnaciones, no porque yo quiera hacer una discriminación, nada mas que el no necesitó ese tipo de pruebas para evolucionar.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion