Intel busca estandarizar los ordenadores todo-en-uno con el Loop LP-2150

COMPARTIR 0 TWITTEAR

¿Has tenido alguna vez un ordenador all-in-one al que le ha fallado alguna pieza? Entonces habrás descubierto lo difícil que resulta sustituirla a no ser que consigas un repuesto del fabricante original. Lo mismo se podría decir si se quiere actualizar un componente como el procesador, la memoria o el disco duro, en muchas ocasiones el proceso se transforma en un verdadero reto. Intel está dispuesta a dejar en el pasado estos problemas con una propuesta que unificaría los diseños de todas estas máquinas.

Los ordenadores all-in-one son de lo más cómodos, ya que recogen en la estructura de la pantalla todos los componentes que necesitan para funcionar, y evitan que en nuestros escritorios se formen líos de cables y se ocupe un espacio innecesario. Pero su formato compacto también implica un problema, y es que los componentes que suelen usar son muy específicos con el objetivo de reducir espacio, lo que significa que en muchas ocasiones reparar un pieza estropeada o ampliar las capacidades de la máquina sólo esté al alcance del ensamblador original, puesto que cualquier componente compatible o no se adapta o es muy difícil de cambiar por el complejo proceso de montaje.

Imagen del Loop LP-2150

Pues hoy nos enteramos de que Intel está buscando una solución al problema con el Loop LP-2150, un prototipo de un nuevo estándar de all-in-one. El cuerpo principal del modelo incluye una pantalla de 21,5 pulgadas, altavoces, fuente de alimentación, puertos USB, de sonido y tarjetas de memoria, antena Wi-Fi y enganche para el pie de soporte. A esto se tienen que añadir un nuevo tipo de placa delgada bautizado como Thin mini-ITX, un sistema de ventilación también propietario y los demás componentes, que serán propios de un equipo portátil (discos duros de 2,5 pulgadas, procesadores de consumo limitado, memoria de portátil…). Incluso habrá espacio para una unidad de DVD de perfil bajo.

Lo cierto es que la idea resulta de lo más interesante, y podría permitir que los ensambladores vieran reducido el coste de producir este tipos de equipos y aumentada la facilidad para ofrecer más configuraciones. Por su parte, los consumidores los verán más atractivos al saber que su modularidad les permitiría cambiar sólo aquellos componentes que se le quedaran obsoletos, y tener la tranquilidad de que si una pieza concreta se estropea no será extremadamente complicado repararla. Esperemos que la propuesta de Intel tenga éxito, aunque sea a costa de no poder crear modelos ultra delgados.

¿Qué te parece esta iniciativa? ¿La ves positiva para fabricantes y consumidores, o crees que las exigencias de espacio de un all-in-one requieren que cada modelo tenga un diseño completamente personalizado?

Archivado en All-in-one, Intel, PC
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (14)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion