Las frases más descollantes jamás pronunciadas… sobre boxeo

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Si te sorprendieron las frases célebres del paneta fútbol que trajimos el otro día a Xombit, hoy es probable que te desplomes en la lona muerto de risa. El ingenio de Muhammad Ali es incomparable. Inmenso. Ni siquiera George Best y Bill Shankly pueden competir en esa liga. Aunque “The Greatest” no es el único con chispa, atento a Willie Pep y a Tex Cobb. Ya llega el huracán, prepárate, cúbrete la cara, saca los codos, hoy lanzo un gancho al hígado que te dejará sin aire…

Frases célebres

El deporte de las 16 cuerdas excita de lo lindo, y si no andas rápido de reflejos puedes verte envuelto en un forcejeo intelectual en el primer round de la sobremesa. No te rías, y baila, Fred Astaire. La gente fina se indigna, dicen que es una tradición repugnante y sangrienta. Salvaje. Deberías echar un vistazo a esos tipos que debaten conmigo, cómo mueven el bigote los pimpollos, cuando descargo mi gancho en su mentón. Blandengues. Dos segundos antes sonreían presumiendo de dentadura blanca. Pobres. La calumnia no es gratuita, chico, no puedes decir que el boxeo es violento y meterte las manos en los bolsillos. Mi puñetazo sí es violento, rabioso incluso, yo no soy un caballero, por eso nunca me verás peleando en un ring. Demostración inapelable, victoria por K.O.

Boxeo

Uno de los argumentos más repetidos es que solo las personas sin muchos recursos luchan con sus puños, y que si se esfuerzan tanto, es porque no tienen otro camino para labrarse un futuro mejor. Esos mismos insisten una y otra vez, en que es un espectáculo sórdido, que lo boxeadores son marginados nacidos en los suburbios que usan esta catapulta para lanzarse a Las Vegas, al lujo y al despilfarro.

Estos melindrosos tan “civilizados” jamás comprenderán la esencia del boxeo, sus prejuicios les sacan los ojos, y yo solo quería castigar su hígado. Eso sí, nunca tiro la toalla, quiero invitarles a un Bloody Mary para que se sienten en una esquina, y observen sin ofuscarse, el respeto entre los púgiles, la disciplina espartana que se necesita para entrenar tan duro y tantas horas, la técnica invisible para un profano, la belleza y la plasticidad, las liturgias, la estrategia, cómo se levantan tras la caída… y después, recitar sin maldad, la interminable lista de deportes políticamente correctos, en los que las conductas violentas entre competidores y aficionados sí pisan tierras bárbaras.

El otro día leíamos las frases célebres del fútbol, y hoy subimos al cuadrilátero. El boxeo es el deporte más fotogénico, y no hablo solo de fotografía. La literatura y el cine han captado cientos de historias que ya son leyenda en nuestro imaginario colectivo. Las proezas y aventuras de unos héroes con defectos. Martin Scorsese, Ernest Hemingway, Clint Eastwood, Julio Cortázar, Sylvester Stallone, Guillermo Cabrera Infante, Michael Mann, Dashiell Hammet, Franco Zefirelli, Arthur Conan Doyle, Elia Kazan, Norman Mailer… ¿crees que todas estas personalidades están equivocadas?

Bueno, ya suena la campana. Ya no me da tiempo a pedir un autógrafo al más grande, como hicieron Elvis Presley, Fidel Castro, Frank Sinatra, Nelson Mandela y Michael Jordan. ¡Que empiece el espectáculo! ¡Primer asalto!

Marvin Hagler

Nada me da miedo. Salgo al ring a demoler y destruir.

Joe Frazier

Frazier

Tienes tres cosas en tu contra: eres negro, eres zurdo y eres muy bueno – aleccionando a un joven Marvin Hagler.

Yo no quiero noquear a mi adversario. Quiero pegarle, alejarme, y mirar cómo le duele. Yo quiero su corazón.

Ali es el mejor luchador de todos los tiempos después de mí – tras “La batalla de Manila”.

Conversación entre Frazier y Ken Norton.

¡Ey! ¿Qué has estado haciendo todo este tiempo?

Mi esposa tuvo un bebé – responde Norton.

¡Felicidades! ¿Quién es el padre?

Ken Norton

El boxeo debe más a Ali, que el propio Ali al boxeo.

Muhammad Ali

En el ring

Cassius Clay es el nombre de un esclavo. No lo escogí, no lo quería. Yo soy Muhammad Ali, un hombre libre.

Soy el más grande.

Soy guapo, soy rápido… nadie puede ganarme.

Tengo un radar en mi cuerpo para evitar los golpes.

Fui el Elvis del boxeo, el Tarzán del boxeo, el Superman del boxeo, el gran mito del boxeo.

Soy el mejor en todo, hasta en el golf, aunque nunca lo jugué.

Soy tan rápido que cuando apago la luz me meto en la cama antes de que todo el cuarto esté a oscuras.

No cuentes los días, haz que los días cuenten.

¿Para qué quieres eso, para sujetarte los pantalones?” –a Sonny Liston, refiriéndose al cinturón de campeón del mundo que llevaba antes de su primer combate.

Para pegarme, primero va a tener que encontrarme – antes de su primera pelea con Liston.

¡Soy duro!… He estado talando árboles… Me he peleado con un aligator… Me he pegado con una ballena… He esposado al trueno y he metido al rayo en la cárcel. La semana pasada asesiné a una roca, lesioné a una piedra y mandé al hospital a un ladrillo – en una rueda de prensa promocionando su pelea contra George Foreman.

Yo soy un sabio del boxeo, un científico del boxeo. Esa es una realidad científicamente demostrada. Allá vosotros si olvidáis, por vuestra cuenta y riesgo, que soy un maestro del baile, un gran artista – Muhammad Ali, hablando a los periodistas antes de su pelea con Foreman en Kinshasa.

George Foreman estuvo boxeando con su sombra. Y ganó la sombra.

¿Por qué me piden que vaya a la guerra a matar gente, cuando en Louisville los negros son tratados como perros?

Evade el puñetazo

La gente no soporta a los fanfarrones, pero siempre los escucha.

Cuando tienes razón, nadie lo recuerda, pero cuando estás equivocado, entonces sí que nadie se lo olvida.

Joe Frazier es demasiado feo y tonto para ser campeón. El campeón del mundo debe ser listo y guapo, como yo .

Si vas a luchar contra Ali, lo mejor será que aumentes tu seguro de vida.

Don King estuvo diez años en la cárcel, pero a su pelo le dieron la silla eléctrica.

“Imposible” es solo una palabra que usan los hombres débiles para vivir fácilmente en el mundo que se les dio, sin atreverse a explorar el poder que tienen para cambiarlo. “Imposible” no es un hecho, es una opinión. “Imposible” no es una declaración, es un reto. “Imposible” es potencial. “Imposible” es temporal. “Imposible” no es nada.

Soy doblemente grandioso, no solo los noqueo sino que elijo el round.

A mis rivales siempre les preguntaba cuánto medían, así sabía cuanto tenía que retroceder cuando se cayeran.

Ningún vietcong me ha llamado sucio negro.

Busco la inmortalidad y estoy a un paso de ella – antes de su pelea con Larry Holmes.

No cuento todas las abdominales que hago. Yo solo cuento cuando empiezan a dolerme. Porque esas son las que realmente cuentan. Las que me hacen ser el campeón que soy.

Dios me está haciendo ver que soy un hombre como otro cualquiera. Y también te lo está haciendo ver a ti. Puedes aprender de lo que me sucede – sobre su enfermedad.

Fue el mejor boxeador de la historia. Aprendí a moverme viéndole pelear – hablando de Sugar Ray Robinson.

Bundini Brown, asistente de Ali.

Se mueve como una mariposa pero pica como una abeja.

Sugar Ray Leonard

Frases célebres

Durán me llevó a la escuela.

Henry Cooper

Durán representa la supervivencia del más fuerte. Se comporta y lucha como un animal.

Roberto “Mano de Piedra” Durán

Después del combate yo me fui para mi casa y él para el hospital – tras su derrota ante Marvin Hagler.

Viejo es el viento… y sopla – se retiró a los 43.

Jake Lamotta

He peleado tantas veces con Sugar Ray, que no sé cómo no tengo diabetes – después de sus seis enfrentamientos con Sugar Ray Robinson.

Tex Cobb

Este tipo pega tan duro, que te puede golpear en el cuello y romperte un tobillo – después de su pelea con Shavers.

Mike Tyson

Frases célebres

En mi profesión es más importante dar que recibir.

Mi objetivo principal es ser profesional… pero lo voy a matar – ante su combate con Lennox Lewis.

Todo el mundo tiene un plan… hasta que le sueltas la primera hostia.

Cus D’Amato

Primero transformé la chispa en una llama. Esta se tornó en fuego, y el fuego en un incendio incontrolable – explicando cómo entrenó a Tyson.

Primero está Sugar Ray, y después los diez mejores púgiles del mundo – poniendo a Sugar Ray Robinson en un pedestal.

Larry Homes

Es duro ser negro. ¿Has sido negro alguna vez? Yo fui negro una vez… cuando era pobre.

Óscar Bonavena

Frases célebres

La experiencia es un peine que te regalan cuando te quedas pelado.

Es todo muy lindo, te dicen mete la mano derecha allá, camínalo, mete el jab, mátalo y todo lo que quieras, pero cuando suena la campana te dejan solo y ni el banquito te dejan.

Julio César Chávez

Va a ser difícil en los primeros rounds, pero al final, mi boxeo y mi clase se van a imponer – antes de su pelea con Héctor “Macho” Camacho.

Si hace todo lo que está hablando, pues me va a ganar – antes de su pelea con Edwin Rosario.

Willie Pep

Todas mis mujeres eran grandes amas de casa, siempre que nos separábamos, ellas se quedaban con la casa.

Cuando te haces viejo lo primer que pierdes son tus reflejos, más tarde tus piernas y finalmente a tus amigos.

Joel Casamayor

Si no le he tenido miedo a Fidel Castro, ¿a qué rival se lo voy a tener?

Carlos Monzón

Cuando comencé en el boxeo, no tenía botas, y entrenaba solo descalzo hasta que me dolían los pies, por las astillas clavadas en la piel en el piso de madera; eso es el boxeo, y con tal de boxear lo hago de cualquier manera y con quien me pongan enfrente.

Jersey Joe Walcott

Marciano no sabe pelear. Si no le apaleo, borrad mi nombre de los libros de boxeo.

Evander Holyfield, tras su derrota con Larry Donald.

Frases célebres

Creo que Dios mueve mis puños, y en la Biblia encuentro la fortaleza para seguir combatiendo y soñar con ganar un nuevo título mundial.

Lennox Lewis, respondiendo a las acusaciones de homosexualidad lanzadas por Hasin Rahman.

Yo soy muy hombre, y si tienes alguna duda me traes a tu hermana y te lo demuestro.

Palabras pronunciadas en el entierro de Stanley Ketchel.

¡Esperad! Contarle hasta diez, que seguro que se levanta.

Thomas Hearns

Quienes luchan conmigo nunca vuelven a ser los mismos. Llego a su interior y les hago un daño imborrable.

Miguel Ángel Páez en 1971, cayó por K.O. en dos asaltos.

¡Yo empaté con ese monstruo de George Foreman! Sí, porque el primer round lo gané yo, pero reconozco que el segundo lo perdí.

George Foreman

George Foreman

No sé bailar ni cantar ni cuento chistes, pero soy el mejor dejando a la gente fuera de combate. Le pego a un tipo y se hace añicos contra el suelo.

Un boxeador no ha de tener un cuerpo perfecto. En cambio, mi cuerpo es ahora el perfecto para un boxeador.

Arturo Gatti, cuestionado sobre los problemas legales de Floyd Mayweather antes de su pelea con éste.

Solo sé que le gusta golpear a las mujeres. Le voy a hacer pagar por eso.

Bob Fitzsimmons, el campeón de los pesos pesados más ligero de todos los tiempos.

Cuanto más grandes sean, más daño se harán al caer.

Rocky Graciano, ex campeón mundial de los pesos medios, sobre su primera pelea con Tony Zale.

Frases célebres

Cualquier otro rival estaría muerto.

Ricardo “Finito” López, cuestionado por los periodistas por su prematuro retiro.

¿Con cuántos de los millones que puedo ganar me puedo comprar un cerebro nuevo?

George Chambers

Un boxeador no es un jugador, es un gladiador. Puedes escuchar a los niños decir que van a jugar al fútbol o al béisbol, pero no al boxeo.

Max Baer

El jab de izquierda de Louis es como una bomba que te explota en la cara.

Floyd Patterson

Frases célebres

Cuando te noquean con un buen golpe no sientes dolor. Flotas. Es como si estuvieras borracho. Sientes que quieres a todo el mundo.

Frases graciosas de boxeo | Chistes cortos (chistes y frases graciosas)

Archivado en Boxeo, Deportes, Frases célebres
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (18)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion