Secretos revelados: adicción al chocolate o a otra cosa

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Las temperaturas han bajado y el frío parece obligarnos a refugiarnos en casa. Sin embargo, Secretos revelados siempre está dispuesto a daros ideas para cuando salir fuera de casa se nos complica. Pues sin salir de casa también podemos desplegar nuestras armas fotográficas. En esta ocasión regresamos al interior cálido del dormitorio para revelaros nuestra adicción por el chocolate. Porque a nadie le amarga un dulce.

Grupo de preservativos con el título chocolate Addiction

Hoy quería dejar de pensar en el frío y evocar instantes más agradables. Será quizás por todo lo que se ha hablado de erotismo en Mundos paralelos pero hoy visitamos los placeres del dormitorio, sin necesidad de mostrar nada que escandalice al mundo.

Ya os he mostrado en otras ocasiones fotografías de objetos, generalmente de alimentación, que podéis intentar emular en casa. Y que son un estupendo ejercicio para esos días que el tiempo no acompaña para sacar la cámara de paseo.

La idea de la fotografía de hoy era que necesitáramos mirar dos veces antes de percatarnos qué estábamos observando. Caramelos, chocolatinas o golosinas suelen ser elementos interesantes para fotografiar por sus numerosos colores que disparan nuestras ganas de dulce. Basándonos en este concepto, en el que nos volvemos golosos surgió esta idea.

Un montón de preservativos de distintos sabores, creaban una estampa no muy diferente de la de un grupo de caramelos. A la que se le sumaba no solo el placer del dulce sino otros placeres más íntimos. Por ello el protagonista es el chocolate, ya que, la idea de comer chocolate como sustituto del sexo está tan arraigada en nuestras mentes. Aparte de todo esto, al probar con distintos ángulos descubrí que no todo el mundo percibía de entrada el elemento que estaban viendo. Lo cual fue realmente curioso, pues donde algunos veían una inocente imagen de chocolatinas, se escondía un mensaje mucho más pecaminoso.

A nivel técnico, podéis ver que la profundidad de campo es mínima. Esto es debido a que posteriormente en la edición se ha exagerado un poco este efecto para enfatizar más al protagonista de la imagen, aunque ya usásemos la regla de los tercios para resaltarlo. La velocidad de obturación baja, me obligaba a abrir el diafragma por lo que era complicado obtener esta limitada profundidad de campo directamente en el disparo. Lo cual a su vez también me obligó a usar trípode para evitar fotos movidas. Es de esas imágenes que con un único punto de luz puede resultar atractiva, pues tenemos sombras profundas a la vez que se trata de una iluminación homogénea.

Modo: Manual
ISO: 100
Diafragma: f/5,6
Velocidad de obturación: 1/13
Distancia focal: 42 mm

¿Qué os parece esta imagen?¿Os evoca nuevas ideas? ¿Os parece demasiado simple?¿Odiáis el chocolate? ¿Tenéis fotografías parecidas? Si os gustan este tipo de imágenes y tenéis en vuestro arsenal unos cuantos ejemplos que os encantaría compartir, recordad que estamos en Google+, Facebook o Twitter y nos encantaría ver vuestros ejemplos.

Archivado en Chocolate, Placer, Preservativos, Secretos revelados, Sexo
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (16)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion