Cinco sistemas operativos que perdieron la batalla contra iOS y Android

COMPARTIR 0 TWITTEAR

¿Qué hubiera pasado si los sistemas operativos de Apple y Google no se hubieran impuesto en el sector de los teléfonos inteligentes y las tablets, y a día de hoy utilizaramos mayoritariamente una de sus alternativas? Porque lo cierto es que las hubo, y hoy queremos repasar contigo un listado de plataformas de software que fueron plantando cara a Android e iOS, y se vieron incapaces de imponerse. ¡No te pierdas este repaso a la historia reciente de los sistemas operativos móviles!

Imagen de WebOS para tablets A día de hoy no cabe ni la más mínima duda de que el mercado de smartphones y tabletas está dominado por Android, con iOS en un muy digno segundo puesto y las alternativas de Microsoft en una discreta tercera posición, creciendo poco a poco. Lo cierto es que no parece que el reparto de cuota vaya a cambiar radicalmente en breve pero, para que Google y Apple consiguieran estas posiciones de honor, hubieron que enfrentarse a una serie de rivales. Que, en algunos casos, estaban realmente a la altura, pero nunca tuvieron ni la más mínima oportunidad frente a estas grandes multinacionales. Empezamos nuestro especial de “plataformas derrotadas”:

Windows Mobile

Captura de Windows Mobile La alternativa móvil de Microsoft era verdaderamente interesante. Básicamente quería replicar la experiencia de Windows de escritorio en una pantalla más pequeña, tenía aplicaciones y multitarea, y versiones móviles de Word, Excel y Messenger. Era una opción interesante, sobre todo gracias a Qtek (que luego fue HTC), que lanzaba terminales con un buen teclado físico, pantalla táctil y puntero. Lo más parecido a una oficina móvil en la época. El problema es que llegó el iPhone y dejó todo esto obsoleto, la interfaz quedó a años luz y el stylus se volvió una cosa del pasado (a pesar de que ahora está de moda de nuevo). Microsoft intentó modernizar su sistema, sin ningún éxito, y poco después comenzó el desarrollo de Windows Phone 7. De todas formas, durante el tiempo en que Windows Mobile y Symbian compitieron de tú a tú, la alternativa de los chicos de Redmond fue muy superior, aunque también lo era el precio del hardware y el perfil de los usuarios a los que apuntaba.

Symbian

Captura de Symbian Symbian es, para la mayoría de nosotros (los que tenemos cierta edad, claro) la primera aproximación a un sistema operativo móvil. Era sencillo, pero tenía ya multitarea, navegador web y aplicaciones instalables (aunque la tienda llegó mucho después de su lanzamiento). Todo esto a un nivel muy sencillo, una generación por detrás de iOS. Y ahí dejaríamos la cosa si no fuera porque Nokia se empeñó en usar un software a todas luces incapaz de competir cuando apareció el iPhone, y pasó años perdiendo cuota de mercado e imagen de marca con adaptaciones a lo táctil de una plataforma que no daba más de sí. Por suerte, la empresa finlandesa acabó recobrando el sentido y ahora sus apuestas fuertes se basan en el Windows Phone 8 de Microsoft.

webOS

Captura de WebOS en una Palm Pre La extinta Palm creó lo que en su momento fue la primera alternativa seria al iPhone, con este extraordinario sistema operativo, que era pionero en el uso de la multitarea, ofreció un sistema de notificaciones no intrusivo y un motor de búsqueda muy avanzado para su época. Por desgracia, el resultado fue la Palm Pre, un teléfono con una corta vida de la batería, unos tiempos de carga enormes y un teclado físico que no fue popular, a pesar de que su calidad era elevada. El resultado: no pudo contra el carisma del iPhone, y Palm acabó siendo adquirida por HP tras lanzar un par de modelos más. El gigante de los ordenadores se mostró totalmente incapaz de sacar partido de este soberbio software en una tablet que poco tenía que aportar sobre las alternativas del mercado, y que recibió muy poca promoción.

Los rumores apuntan a que el futuro inmediato de webOS está ligado a los televisores inteligentes. Echando la vista atrás, creo que esta plataforma hubiera sido un rival mucho más digno para iOS que Android, pero faltó el apoyo de una gran empresa para que la creación de Palm se colocará en su lugar merecido. Sin lugar a dudas, estamos ante el sistema de esta lista que hubiera merecido más éxito, aunque en la realidad lo cierto es que en ningún momento disfrutó de una popularidad que le hubiese dado una oportunidad real.

Maemo

Captura de Maemo

Cuando parecía que Nokia tocaba fondo, presentaron este interesante sistema operativo, utilizado en el Nokia N900, que estaba diseñado para un uso táctil desde sus inicios, que presentaba una interfaz moderna y que podía haber sido una alternativa interesante a iOS y a Android. Para ello, la empresa finlandesa tendría que haberse volcado completamente con la plataforma, creado un ecosistema de aplicaciones propio y de terceros, además de haber lanzado mucho hardware para que el consumidor tuviera donde elegir. Nada de eso ocurrió, y Maemo cayó pronto en el olvido por la falta de fuerza de los propios interesados en que triunfara.

MeeGo

Captura de MeeGo

MeeGo fue una aventura conjunta entre Intel y Nokia para crear un sistema para teléfonos inteligentes, que también debería adaptarse a netbooks, muy de moda en esa época. Y de hecho se lanzó un interesante teléfono con este software, el Nokia N9, que tenía una potente multitarea, un buen centro de notificaciones, una interfaz moderna y todos los requisitos para transformarse en un fuerte rival, incluyendo novedades como un control por gestos o que no necesitaba botones físicos. Sin embargo, el lanzamiento del Nokia N9 fue una broma de mal gusto hacia los consumidores que confiaron en la multinacional de Stephen Elop, porque ellos ya estaban decididos a jugárselo todo por Windows Phone, y MeeGo no disfrutó de nuevo hardware, ni de soporte por parte de los desarrolladores.

Posteriormente Intel se desentendió del desarrolló y se apuntó al nuevo Tizen con ayuda de Samsung, pero lo cierto es que, si un fabricante hubiera apostado por esta opción, calidad no le faltaría para hacerse un hueco en el mercado. Pero eso no sucedió y ahora el sucesor espiritual de esta plataforma es Sailfish de Jolla, un proyecto respecto a cuyo futuro todavía no hay nada claro del todo.

Hasta aquí llega nuestra recopilación de “cadáveres recientes”: sistemas operativos que hace poco tiempo luchaban por hacerse con un lugar en el mercado, y que finalmente no tuvieron oportunidad de mostrar sus ventajas ante la popularidad de iOS y Android, o que en algunos casos estaban tan obsoletos que era imposible que pudieran mantenerse competitivos. ¡Quién sabe si aparecerán otras alternativas en el mercado y las propuestas de Google o Apple se unirán a esta lista en unos años!

Archivado en MeeGo, Symbian, webOS
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (4)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion