Los nuevos procesadores de Intel llegan el 4 de junio, prometen enormes mejoras en autonomía

COMPARTIR 0 TWITTEAR

La multinacional de los semicoductores nos vuelve a sorprender con su revisión cuasi anual de sus productos, y en esta ocasión parece que no ha querido ofrecer más velocidad o potencia bruta, sino que les preocupa lo mismo que a un usuario medio: la escasa duración de las baterías de los dispositivos actuales. Por eso han creado un nuevo diseño optimizado para lograr que la autonomía de portátiles e híbridos llegue a alcanzar un 50% extra sin sacrificar ningún rendimiento.

En un mundo de dispositivos móviles, la autonomía resulta un factor clave. Y es que, a día de hoy, hasta los ordenadores de sobremesa llevan batería integrada. Pero, mientras cada componente de los equipos va evolucionando a velocidades sorprendentes, las partes encargadas de dar energía se revelan incapaces de estar a la altura. A Intel ya la pusieron en evidencia cuando un buque insignia como el Microsoft Surface Pro ofrecía bastante menos autonomía que la versión con chip ARM. Y ahora está dispuesta a esforzarse al máximo con la llegada de su nuevo producto, destinado a ser el corazón de gran cantidad de formatos de PC con Windows 8.

Logo de Intel en un procesador

Se trata de los nuevos procesadores conocidos como Haswell, que llegarán al mercado el 4 de junio, bajo el nombre genérico de la cuarta generación de Intel Core. Aunque habrá versiones para sobremesas tradicionales, la marca de Santa Clara asegura que estamos ante la primera vez en que crean un diseño desde cero pensando en la duración de la batería de los aparatos. Se nos promete que el aumento de la autonomía será de un 50%, manteniendo igual rendimiento. Por ejemplo, un procesador de la anterior generación podría reproducir seis horas de vídeo HD, y los nuevos superarían las nueve. También la tarjeta gráfica se mejorará un 40%, logrando disfrutar de títulos modernos con configuraciones más o menos aceptables.

En las próximas semanas podemos dar por hecho que numerosas marcas presentarán renovados portátiles o dispositivos híbridos, y las que no lo hagan enseguida actualizarán sus modelos actuales con los últimos procesadores. Intel debe esforzarse por luchar por la autonomía de los gadgets tanto en los campos que domina como en los nuevos que quiera conquistar. De lo contrario, podríamos acabar viendo como los fabricantes del ecosistema ARM se hacen dueños del mercado en unos pocos años. Deseamos que todo lo prometido con Haswell se haga realidad, y en los próximos meses estaremos atentos para comprobarlo.

¿Qué opinas de las intenciones de Intel? ¿Crees que conseguirá sus objetivos, o que el tema de duración de batería siempre resulta dado a exageraciones?

Archivado en Haswell, Intel, Procesadores
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (3)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion