Xbox One, seriamente limitada sin una suscripción de pago

COMPARTIR 0 TWITTEAR

La idea que se escondía detrás de Xbox Live Gold es que los usuarios debían pagar una cuota anual si querían disfrutar de los modos multijugador online de sus títulos, dado que esta suma permitía crear una infraestructura capaz de ofrecer una experiencia de calidad. Pero, con su nueva consola, Microsoft cae en la avaricia, y muchas de las funciones clave de la máquina requieren de este tipo de suscripción para disfrutarlas, dejando a los que no estén dispuestos a abonarla sin características muy importantes.

Prestaciones de Xbox Live

En un principio, Xbox Live Gold representaba una suscripción anual que pagaban los usuarios que deseaban jugar a través de Internet. Aunque Sony ofrecía esta funcionalidad gratis en PlayStation 3 (no así en su sucesora), el coste parecía razonable, ya que toda la infraestructura del servicio tenía que mantenerse, y la postura oficial decía que siempre resultaba mejor pagar que obtener una experiencia jugable inferior. Poco a poco Microsoft fue agregando a su Xbox 360 características que requerían de esta suscripción de pago, en su ansía por sacar unos beneficios extra, pero lo que nos espera con Xbox One realmente roza en lo abusivo.

Puesto que son numerosas las nuevas funciones que requieren Xbox Live Gold, la más destacada se trata de Game DVR, la que nos posibilita grabar los últimos cinco minutos de juego, editarlos y compartirlos. Tampoco funcionará OneGuide, la guía de programación que el día de la presentación de la consola se reveló como una prestación clave, ni la aplicación de vídeo llamadas Skype. Otra muestra de lo excesivas que resultan las restricciones es que para poder usar algo tan sencillo como un navegador web se nos requiere pagar la suscripción. Básicamente, o se tiene el servicio completo o no podemos hacer absolutamente nada más que disfrutar de títulos para un jugador.

Francamente, me parece que la actitud de la multinacional de Redmond resulta bastante discutible. No veo mal pagar por jugar online, como pasará en PlayStation 4, lo que considero del todo inadecuado es que se pretenda forzar a los jugadores no interesados en este modo a abonar una cuota anual si quieren disfrutar de cosas tan sencillas como navegar por Internet. Francamente, auguro una gran polémica por este tema, y no estaríamos ante la primera vez en Microsoft tienen que dar marcha atrás en sus ambiciones por pretender que los usuarios acepten unas condiciones que van más allá de lo razonable.

¿Qué opinas de este tema? ¿Te parece normal pagar por estos servicios, o crees que la mayoría debería formar parte de la experiencia básica?

Archivado en Microsoft, Videojuegos, Xbox One
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (13)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion