iPhone 5s, iPhone 5c e iPhone 4s, una familia sin pies ni cabeza

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Lo cierto es que la oferta comercial que Apple nos presentó el pasado día 10 dista de resultar coherente. Aunque el iPhone 5s representa un modelo tope de gama interesante y apropiado, el iPhone 5c resulta muy caro, y no me parece un digno sustituto para el iPhone 5 original. Estaría mejor enfocarlo a la gama baja, en lugar del poner en ese lugar al iPhone 4s, de dos años de antigüedad. Así el iPhone 5 se volvería el modelo intermedio, y toda la familia de dispositivos contaría ya con una pantalla panorámica.

iPhone 5c e iPhone 5s

El pasado día 10 la marca de manzana presentó dos nuevos productos, en lugar del único modelo anual de smartphone al que nos tenía acostumbrados hasta ahora. El iPhone 5s representa el nuevo dispositivo tope de gama, y el antiguo iPhone 5 se ha descatalogado, para que su papel de “segunda opción” más económica la pase a desempeñar el iPhone 5c, ya que resultan aparatos técnicamente muy similares, aunque estéticamente distintos. El lugar más humilde de la familia lo ocupa ahora el iPhone 4s de 8 GB, a pesar de que a un precio de 399 euros difícilmente podemos considerar este modelo de dos años de antigüedad como un gama baja.

Ya hemos hablado de que el iPhone 5c no representaba la mejor opción por relación calidad precio, y creo que el actual catálogo de la firma de Cupertino se ha vuelto bastante ilógico. Yo dejaría el iPhone 5s como rey del mundo iOS, algo indudable, y como segunda opción estaría el iPhone 5 original, sin modificaciones (aunque me parecería más apropiado venderlo a un precio inferior a los 599 euros). Y colocaría al nuevo iPhone 5c en la gama baja, en ese rango de los 399 euros que podrían hacer de él un producto súper ventas, aunque sus especificaciones tuvieran que volverse más sencillas.

De esta forma, se reduciría la fragmentación del ecosistema (todos los dispositivos tendrían la misma pantalla panorámica de igual resolución) y los consumidores podrían percibir el iPhone 5c como la opción de bajo coste que los rumores decían que iba a representar, y que parecía clara por su acabado en plástico y sus juveniles colores. Además, se evitaría vender un producto como el iPhone 4s, que con dos años de antigüedad ha perdido bastante interés. La verdad, habría apostado firmemente por esta estrategia, y me ha sorprendido mucho la decisión que al final Apple ha tomado al respecto.

A día de hoy, veo la gama bastante incoherente, y no me parece que la oferta comercial haya sido diseñada con sentido común, algo raro en una empresa tan detallista. El iPhone 5c lo considero destinado al fracaso, el iPhone 5s venderá de manera acorde a su categoría de terminal estrella y el iPhone 4s seguramente también tendrá su hueco, porque representa la forma más asequible de acceder a la plataforma. Pero, vista en conjunto, no me parece una familia de productos armoniosa. Desde luego, yo hubiera diseñado la gama de una manera bastante diferente, y creo que más equilibrada.

¿Qué opinas tú del tema? ¿Preferirías el iPhone 5s como aparato destacado, el iPhone 5 como segundo en disputa y el iPhone 5c como gama baja, o el sistema actual lo ves adecuado?

Archivado en Apple, iPhone 4s, iPhone 5c, iPhone 5s
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (11)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion