Detrás de la fotografía: Encargos dulces

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Un lunes más te traigo un nuevo ejemplo fotográfico para mostraros un tipo de imagen o enseñaros alguna técnica con “Detrás de la fotografía”. En esta ocasión vamos a dejar a un lado la búsqueda de ideas y vamos a tratar la fotografía de encargo. Veremos cómo tratar una idea que no es nuestra y hacer de ella un proyecto que nos encante. Pues que te encarguen una imagen en concreto no quiere decir, que no podamos aportarle también nuestro toque personal.

Texto escrito con chocolate

La fotografía como tal se la considera otra disciplina artística más, pero al igual que el diseño la necesidad de vender algo la ha convertido en un medio artístico más comercial. La mayoría de los fotógrafos profesionales no se ganan la vida creando proyectos personales sino a base de encargos. Ya sea porque nos dedicamos a la fotografía social (bautizos, comuniones y bodas), la moda o la fotografía de producto, nuestro objetivo en estos proyecto esta principalmente establecido por el cliente que nos contrate. No obstante, cada uno de estos proyectos puede tener un margen en el que la creatividad sea bienvenida.

Hoy os voy a hablar de un proyecto personal que me encargaron hace unos años. Si hace tiempo que me leéis sabréis que hago muchas fotografías de alimentación, es un tema que me gusta por partida doble. Y fueron estas imágenes las que hicieron que me encargaran una fotografía para conmemorar el Día de la discapacidad, para un diseño de manteles de los restaurantes VIPS.

La idea era la palabra discapacidad escrita con chocolate con el prefijo “dis” borroso. Simple pero efectiva para el concepto que los creativos buscaban. A mi me tocaba realizar la fotografía, por lo que me puse manos a la obra y empecé a practicar y probar diferentes letras. Como os he comentado muchas veces la clave de este tipo de imágenes es la planificación, pues una vez que empezamos a manipular la comida tendremos que ser rápidos para que no pierda el aspecto apetitoso.

Con un par de plantillas impresas dibujadas previamente para tener una serie de referencia y unas láminas transparentes sobre las que dibujar con el chocolate comenzó la tarea. Mayúsculas, minúsculas, letras más o menos gruesas… tenía muchas opciones pero como en muchos casos “menos es más” y aposté por una letra simple que se pudiera hacer de una pasada con la manga pastelera. A continuación podéis ver la imagen de la que hablo.

Texto discapacidad escrito con chocolate

Al principio pensaba emborronar “dis” posteriormente, ya que debía poder leerse, pero aún así quería fotografiarlo para ver que tal quedaba. Marchar o borrar algo parece fácil ¿verdad?, pues no lo creáis las cosas han de hacerse con cuidado para no tener que volver a empezar desde el principio. Tras varias pruebas e ir borrando poco a poco, conseguí la toma que buscaba. En la que aunque borroso se distinguía y cualquiera podía leer la palabra y entender el que sería el eslogan que acompañó a este imagen: Borra tus perjuicios.

Esa es la fotografía que ilustra este artículo y aunque se trató de un encargo el concepto me atrapó y disfruté tanto como si se tratase de un proyecto basado en mis ideas. Por lo tanto, si nos molestamos en intentar poner algo de nosotros mismos en este tipo de encargos fotográficos también podemos disfrutar de ellos. No importa que se trate de las fotos de una boda, siempre podremos incluir un toque personal que convierta una sesión ,que para muchos es clonada de otros trabajos similares, en algo especial. Pues aunque la fotografía sea una disciplina más comercial, no deja de ser un medio artístico de expresión y como tal el artista siempre marcará la obra con su pincelada especial.

Archivado en Chocolate, Discapacidad, Grupo Vips
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (15)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion