El decadente papel de los portátiles en la era post PC

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Dell XPS 13 con Ubuntu

Hace no muchos años, todo el mundo quería un portátil: nos parecía genial poder sacar el ordenador de casa, y aunque no lo pretendiéramos moverlo, uno de estos aparatos siempre resultaba más cómodo de usar y ocupaba menos espacio. Hasta el punto de que los ordenadores de sobremesa entraron en una lenta agonía, y daba la impresión de que su uso cada vez iba a quedar más restringido a empresas. Sin embargo, con la llegada de tablets y el protagonismo que están alcanzado los smartphones, toda la industria del PC se encuentra en declive y, en mi opinión, el portátil también ha perdido su lugar.

Creo que estos dispositivos sólo tienen sentido cuando necesitamos movilidad (los ultrabooks resultan idóneos) y vamos a trabajar fuera en aplicaciones que requieran potencia o debemos escribir en un teclado cómodo y disfrutar de una pantalla amplia. Para las demás tareas, una tablet suele bastar (sobre todo si trae teclado), o incluso un phablet, cuando no vamos a realizar labores demasiado ambiciosas. Para consumir contenidos en el hogar, está claro que el portátil resulta demasiado aparatoso, y que los gadgets surgidos en la era post PC se adaptan mucho mejor a lo que necesitan los usuarios a día de hoy.

Y, sin embargo, el PC de sobremesa, con variedades tan cómodas como el all-in-one, lo veo cada vez más imprescindible. Aunque no necesitemos un portátil por motivos de movilidad, y el contenido lo consumamos en una tableta, siempre resultará útil disponer de un aparato más potente, en el que escribir textos largos que puntualmente debamos redactar, o realizar tareas más complejas. Además, un disco duro amplio suele volverse imprescindible como almacén de todos los datos que hemos ido guardando con los años. Por no hablar de que aún existen programas que obligatoriamente debemos utilizar en una máquina con Windows.

No sorprenderá que declare que ahora soy poseedor de un sobremesa, y que no me planteo adquirir portátiles si no cambian mis necesidades en el futuro. No creo que el formato esté muerto, y entiendo que resulta muy necesario para una gran cantidad de consumidores (estudiantes o profesionales, por ejemplo), pero sí que opino que su popularidad va a decrecer, y pienso que en mayor medida que en los ordenadores de escritorio. La moda del portátil ha pasado y, además, cada día se acercan más a las tablets y se empiezan a confundir con ellas.

¿Qué opinas del tema? Si fueras a comprar un ordenador a día de hoy, ¿de qué tipo lo escogerías?

Archivado en Era post PC, Portátiles, Smartphones, Tablets
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • luis dice:

    Creo que siempre habrá mercado para todo, aunque la tecnología avance, pues las necesidades son muy variadas, y cada equipo electrónico cumple con cosas específicas. Hoy en día hay gente que prefiere comprar una tablet o netbook, creyendo que puede rendir igual que una laptop, aún falta mucho por informar a los consumidores. La pc de escritorio seguirá siendo la experiencia mas completa que podamos tener en todos los sentidos, la que correrá programas sin ningún problema y verá páginas de internet con toda la experiencia multimedia que pueda tener sin sacrificar espacio ni comodidad. A la tablet le falta aún camino por recorrer, pues falta que lleguen a ser tan poderosas como una pc, sin embargo es un producto que llegó para quedarse y que cubre tus necesidades básicas de informática en el “por mientras”. saludos y que buen artículo!

    • Miguel Regueira dice:

      Bueno, no debemos olvidar tablets como las Microsoft Surface Pro, que van un poco más lejos de lo normal, y que yo calificaría cerca de un portátil en ciertas características.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion