Sony y Samsung, gigantes limitados por la falta de software propio

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Smartphones de Sony y Samsung

Las marcas coreana y japonesa resultan un claro ejemplo del gran problema, pasado y presente, de las compañías asiáticas. Sony representó un nombre mítico, que en los años ochenta y noventa dominó con comodidad el mercado del hardware, y que supo crear toda una leyenda a su alrededor. Algo parecido a lo que pasa ahora mismo con Samsung, y particularmente con su gama de smartphones, aunque también con sus interesantes televisores. El problema de ambas multinacionales está en que se centran en un negocio con potencial limitado: el de los aparatos electrónicos. Y buena parte de la rentabilidad y la capacidad de diferenciación se encuentra actualmente en el software.

Prueba de ello la tenemos en que las dos empresas dependen de Android para sus móviles y de Windows para sus ordenadores. No veo de extrañar que Apple, Google y Microsoft se encuentren entre las firmas tecnológicas más relevantes y rentables del mundo: las tres han conseguido desarrollar sistemas operativos propios muy avanzados, y eso les da gran control sobre el hardware. Curiosamente, se tratan de compañías estadounidenses, mientras que la fabricación de dispositivos sigue relegada a marcas asiáticas, que ejecutan su trabajo en China principalmente. Un claro ejemplo de quién domina sobre quién.

La solución estaría en que las grandes compañías de la zona se atrevan con sus propias plataformas. Samsung se parece estar moviendo en ese sentido con Tizen, aunque da la impresión de que la apuesta no resulta todo lo ambiciosa que se podría desear. Respecto a Sony, lo más cerca que se encuentra del software es en lo relacionado con PlayStation 4, un campo importante, pero limitado en una época en la que los dispositivos realmente dominantes se tratan de los smartphones y las tablets. Sin duda, avanzar en el segmento de las smart TV representaría una buena idea antes de que Apple presente su propuesta.

En definitiva, ambas empresas son grandes, tienen capacidad para influir en los consumidores y abultados presupuestos para aventurarse en proyectos arriesgados. Pero les falta ambición, tomar la decisión de crear un producto completo, tanto la parte física como el sistema operativo. Si no se esfuerzan en dar ese paso, en salir de su zona de confort, seguirán como segundonas frente a Google, Microsoft y Apple, que dirigirán con mano firme sus respectivos ecosistemas. Me gustaría poder esperar un cambio en este aspecto, pero tantos años de pasividad me hacen pensar que ni Samsung ni Sony van a a destacar a corto ni medio plazo en el software.

¿Qué opinas de este tema? ¿Crees que es bueno que la misma compañía cree un aparato y su sistema operativo, o prefieres que se encarguen firmas distintas?

Archivado en Samsung, Software, Sony
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (13)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion