Frío gracias a la electricidad: así funciona una nevera

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Interior de una nevera

¡Seguimos con nuestras explicaciones del funcionamiento del mundo! Y pegamos un buen salto, desde los silenciadores de armas de la anterior entrada a las cotidianos frigoríficos. No existe una forma de crear frío: si dentro de la nevera hace calor, hay que extraerlo para bajar la temperatura. Por eso se monta una rejilla en la parte de detrás. Y para lograr expulsar el calor hay que recurrir a la electricidad, que a veces resulta polémica de producir. En cualquier caso, todos disfrutamos de la comodidad de este electrodoméstico.

Una nevera forma un circuito cerrado, por el que corre un líquido refrigerante. Cuando este llega desde la rejilla posterior, está frío, y una válvula de expansión hace que su presión baje. Debido a ello, y a que empieza a recoger el calor de dentro de la nevera, el líquido se transforma en un gas. El tubo serpentea por todo el interior del frigorífico, para capturar todo el calor posible. Al final del recorrido se encuentra un compresor, en el que el gas refrigerante ve cómo su presión aumenta, y recibe impulso para seguir el circuito. El gas se vuelve líquido, y de nuevo se embarca en un itinerario serpenteante, en este caso liberando el calor que antes había absorbido.

El ciclo se inicia de nuevo, hasta que se detecta que la temperatura interior es la adecuada. Este se trata del motivo por el que las tiendas de congelados siempre resultan tan agobiantes: los congeladores emiten mucho calor… y demasiadas veces se emplea el aire acondicionado para solucionarlo. Una solución poco eficiente. Por eso, deberíamos intentar recurrir a otros trucos para refrescarnos sin gastar energía, que representa un bien muy escaso… ¡y muy caro! En cualquier caso, está claro que vivir sin neveras resultaría muy duro.

¿Qué opinas del tema? ¿Has dejado de ver el frigorífico como una aparato “mágico”, o te sigue sorprendiendo que sea capaz de generar frío?

Imagen | Marjan Lazarevski

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (15)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion