¿Si pudieras borrarías un mal recuerdo? Científicos lo han conseguido usando luz

COMPARTIR 0 TWITTEAR

recuerdos

Seguro que alguna vez te hubiera gustado borrar de tu cabeza algún mal recuerdo o una mala experiencia. Pues quizás en un futuro esto no sea tan complicado.

Científicos del Centro de Neurociencias de la Universidad de California en Davis, en EE.UU, han descubierto la manera de eliminar los recuerdos del cerebro de unos ratones. Para su experimento, utilizaron una nueva técnica conocida como optogenética, que permite manipular y estudiar la actividad neuronal haciendo incidir luz sobre estas células.

Las neuronas de los ratones empleados para el experimento fueron modificadas geneticamente para que cuando estas se activaran emitieran fluorescencia de color verde. A su vez, estas células nerviosas expresaban una proteína que hacía que éstas se desactivaran al incidir luz sobre ellas.

Gracias a la fluorescencia verde, los científicos pudieron identificar las neuronas encargadas del aprendizaje y la recuperación de los recuerdos, pertenecientes a la corteza cerebral y al hipocampo. De la misma manera, lograron ver que “apagando” con luz mediante un cable de fibra óptica estas neuronas específicas del hipocampo, los ratones perdían los recuerdos; y éstas volvían a reactivarse, emitiendo fluorescencia verde, cuando se pretendía recuperar el recuerdo.

Kazumasa Tanaka, Brian Wiltgen, aplicaron la técnica para entender el proceso de recuperación de la memoria. Y tras 40 años, estos neurocientíficos han llegado a la conclusión de que la recuperación de los recuerdos episódicos (recuerdos de lugares y eventos específicos) implica una actividad coordinada entre la corteza cerebral y el hipocampo, una pequeña estructura del cerebro.

Esta hipótesis quedó confirmada cuando se desactivaron otras células del hipocampo distintas a las encargadas del aprendizaje y vieron que los recuerdos de los ratones no se veían afectados por completo.

Esto podría en un futuro aplicarse a humanos, pero lo más importante según Tanaka fue la demostración empírica de que la corteza cerebral no puede almacenar y recuperar los recuerdos por sí misma y necesita la ayuda del hipocampo.

Archivado en Luz, Recuerdos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion