De las 3,5 a las 6 pulgadas: la historia de los smartphones que no paran de crecer

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Un smartphone Samsung Galaxy Mega

Después de la presentación del Google Nexus 6, del que ya hemos realizado un análisis, y del esperado iPhone 6 Plus, tengo la impresión de que el tamaño de las pantallas de los smartphones ha alcanzado unos límites absurdos. Lo más extraño es que la industria lleva años y años sorprendiéndose con las crecientes dimensiones de los teléfonos móviles. Una y otra vez creemos que hemos llegado al máximo, pero los fabricantes lanzan modelos más grandes… ¡que los usuarios compran encantados!

Para saber a dónde nos dirigimos, es importante conocer de dónde venimos, así que vamos a repasar la historia del crecimiento de las pantallas de los smartphones analizando sus hitos más destacados. Ya hemos hablado del avance de las resoluciones de los paneles, pero sus diagonales también resultan importantes. Realmente, la lista de móviles que te presentamos podría ser distinta, pero yo creo que estos han sido los que más han marcado el avance del sector. Desde luego, considero que la tendencia que se aprecia es muy clara: ¡cuanto más grande, mejor!

Hemos escogido cinco modelos muy significativos para ilustrar cómo han cambiado las cosas desde el 2007 hasta el 2014, siete años en los que la industria ha avanzado mucho. Aquí va nuestro listado:

3,5 pulgadas: el que lo empezó todo

Un smartphone iPhone

¡El iPhone original! Alguno pensará que un móvil tan diminuto nunca pudo considerase grande, pero no es así. Recuerdo como si fuera ayer comentarios del tipo “no sé si me cabrá en el bolsillo“. Y es que veníamos de una época anterior a las pantallas táctiles, en las que se prefería que un teléfono fuera compacto. Un modelo puntero de la época, el Nokia N95, tenía una pantalla de 2,6 pulgadas, y medía 99 x 53 milímetros de alto y ancho, frente a los 115 x 61 milímetros del primer iPhone. Sin duda, un salto importante.

4,3 pulgadas: arranca la moda

Un smartphone HTC HD2

Dos años y medio después llegó el HTC HD2, un móvil que en su momento fue calificado como “gigantesco”, y que aun a día de hoy se consideraría de un tamaño razonable para un gama media. No hay que olvidar que unos meses más adelante llegó el Nexus One con un panel de 3,7 pulgadas, por lo que estamos ante un adelantado a su tiempo. Fueron muchos los que se enamoraron de esta “gigantesca” pantalla, con la que aseguraban que escribir resultaba tan fácil como con un teclado físico.

4,65 pulgadas: esto se empieza a descontrolar

Un smartphone Samsung Galaxy Nexus

Poco a poco las 4,3 pulgadas se empezaron a volver comunes, a pesar de que los iPhone aún no habían crecido ni un milímetro. Pero el Samsung Galaxy Nexus apostó por las 4,65 pulgadas a finales del 2011, y poco después muchos fabricantes siguieron sus pasos. Lo cierto es que el móvil no levantó demasiada expectación, pero en esto sí que fue influyente. Aunque tampoco recuerdo que su tamaño “asustara” demasiado, en ese momento muchos usuarios ya tenían claro que las diagonales de las pantallas iban a seguir creciendo… y el motivo es el siguiente smartphone de nuestra lista.

5,3 pulgadas: el padre de los phablets

Un smartphone Samsung Galaxy Note

Aunque se acusa a Samsung de copiar a Apple, el Samsung Galaxy Note fue el pionero de los phablets, un mérito exclusivo de la multinacional surcoreana. Muchos tuvieron reticencias al ver un móvil tan desproporcionado (que ahora nos parece normal), pero otros vieron en esta propuesta lo que necesitaban para llevar un dispositivo potente y versátil siempre con ellos. Desde finales del 2011 (ojo, antes de que saliera el Samsung Galaxy Nexus) el tamaño medio del phablet ha ido creciendo, y este primer modelo ya se consideraría a día de hoy como un móvil normal. Pero marcó una diferencia importante.

6 pulgadas: el cielo es el límite

Un smartphone Google Nexus 6

El Google Nexus 6 apuesta por las 6 pulgadas, algo que sorprende… si es que es posible a estas alturas. No porque otros fabricantes no hayan presentado aparatos similares antes, sino porque la familia Nexus suele marcar las tendencias en Android, y parece que Google apuesta por los modelos enormes. Como muchas veces a lo largo de la historia de los smartphones, no somos pocos los usuarios que vemos estas dimensiones del todo exageradas, pero creo que eso no impedirá a las marcas seguir ofreciendo diagonales de pantalla extremas. ¿Dónde está el límite?

iPhone: mención especial

Evolución del tamaño de pantalla de los iPhone

A pesar de que el iPhone original fue el que inició toda esta carrera, Apple tardó más de 5 años en pasar de las 3,5 pulgadas a las 4 pulgadas, un salto que ya en su momento se consideró insuficiente. Hace un par de meses llegaron los iPhone 6 (4,7 pulgadas) e iPhone 6 Plus (5,5 pulgadas) y, aunque el primero se queda todavía un poquito corto, no cabe duda de que la marca de la manzana se ha plegado a lo que exige el mercado.

Visto este movimiento, no podemos descartar que veamos otros iPhone más grandes en los próximos años, aunque también se rumorea que el modelo de 4 pulgadas va a seguir existiendo en el futuro. Apple tardó muchísimo tiempo en claudicar frente a las tendencias de la industria, pero finalmente ha tenido que ofrecer lo que los consumidores están pidiendo a todas las marcas: pantalla grandes.

¿Qué podemos esperar del futuro?

Mi instinto me haría decir que hemos llegado a un tope en el que no tiene sentido seguir aumentando el tamaño de las pantallas de los móviles… Pero, a lo largo de los años, he leído a docenas de periodistas y gurús del sector afirmar en distintos momentos que no era lógico esperar diagonales aun mayores. Ellos se equivocaron, y creo que yo también lo haría si asegurara lo mismo. Esto es lo que decía un blog tan reputado como Engadget del HTC HD2 cuando se lanzó:

El HTC HD2 es grande – algunos dirán que demasiado-, casi más tablet que teléfono.

¡Y hablamos de 4,3 pulgadas! Está claro que no resulta fácil prever a dónde se dirige la industria tecnológica en determinados casos.

Es de suponer que, en algún momento, la tendencia se frenará, pero no creo que nadie disponga de la perspectiva necesaria para calcular cuándo va a pasar eso. Y es que ya hemos conocido híbridos entre smartphones y tablets de 7 pulgadas. Por ahora no se han popularizado pero, a la vista de lo que hemos vivido, no descartaría que fueran la próxima moda en imponerse en el sector.

Gráfica del crecimento de la pantalla de los smartphones

Así que está claro, los móviles pueden seguir creciendo, es la tendencia que indica esta interesante gráfica, elaborada por @somospostpc: el tamaño medio de los nuevos móviles ha aumentado en estos últimos 7 años, cada vez de forma más acelerada. Si esto sigue así, pronto nadie tendrá un móvil de menos de 5 pulgadas, y los de 6 pulgadas serán habituales.

También es verdad que la tendencia podría ralentizarse porque, aunque los terminales grandes están de moda, ahora cualquier tamaño de pantalla se ha vuelto asequible. El hecho de que en los últimos meses los modelos más grandes hayan bajado de precio hizo que la mayoría de los usuarios renovara su terminal por uno mayor, pero es probable que esto no vuelva a ocurrir (o lo haga en menor medida) en el futuro inmediato.

Ahora mismo, mi dispositivo de 5 pulgadas me parece más que suficiente, y no querría uno más grande. Pero, cuando tenía uno de 3,7 pulgadas (hace ya bastante tiempo), pensaba que 4 pulgadas podrían estar bien, pero 4,3 pulgadas se volverían un poco excesivas. Está claro que las tendencias del mercado nos afectan mucho, y creo que podemos esperar móviles más grandes (al menos de media) en los próximos meses.

¿Qué opinas de este tema? ¿Los smartphones son mejores cuanto más crecen, o prefieres unas dimensiones contenidas?

Archivado en Android, iOS, iPhone, Phablets, Samsung, Smartphones, Teléfonos móviles
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (18)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs