Así funciona un altavoz por inducción, ¡sin ningún tipo de conexión!

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Altavoz por inducción Oaxis Bento GD2507

Los altavoces externos se han vuelto un accesorio imprescindible, dado que los móviles representan ahora el gadget preferido para escuchar música, y los altavoces que incorporan dejan mucho que desear. El problema es que la conexión entre ambos dispositivos resulta algo engorrosa. ¿Qué dirías de un altavoz que no necesita cables, ni Bluetooth, Wi-Fi o NFC? Puede parecer magia (de hecho los fabricantes usan mucho esta palabra para definirlo), pero es sólo tecnología.

Se tratan de los llamados altavoces por inducción, cuyo funcionamiento sorprende. Sólo debemos poner nuestro móvil encima, y el sonido se amplificará automáticamente. Hoy vamos a conocer un poco mejor esta tecnología, echaremos un vistazo a un altavoz de este tipo y valoraremos si se tratan de accesorios interesantes para el público general.

¿Cómo funciona un altavoz por inducción?

Seguro que ya estás pensado “estos altavoces tienen un micrófono, y reproducen al instante lo que reciben”. Podría tratarse de una solución válida (aunque no muy elegante), pero no es el caso. Ya que, de ser así, los ruidos ambientales podrían amplificarse por error. La tecnología detrás de los altavoces por inducción se conoce como NFA o Near Field Audio (“sonido de campo cercano” en español), aunque los fabricantes suelen referirse a ella más bien como un sistema “mágico”, sin concretar qué se esconde detrás. Pero nosotros vamos a profundizar un poco.

Altavoz Oaxis Bento

Realmente, sí que estamos hablando de una especie de micrófono, pero no de uno que grabe sonido. En el NFA un sensor recoge las ondas electromagnéticas (por medio de la inducción) que emite el altavoz del smartphone, y las procesa para volver a convertirlas en sonido. De ahí la necesidad de que usemos un dispositivo con un altavoz integrado y de que lo dejemos cerca del altavoz externo porque, de lo contrario, no llegarían las ondas electromagnéticas con suficiente intensidad.

Realmente, cuando usamos NFA, el móvil no deja de emitir sonido en ningún momento (¡si no cesarían las ondas electromagnéticas!). En cualquier caso, se trata de la misma grabación, así que no notaremos ninguna distorsión. Sin duda, una tecnología sencilla e inspiradora.

¿Cuales son las ventajas de estos altavoces?

En mi opinión, la principal ventaja es la comodidad. Se trata de una solución verdaderamente universal: todo lo que emita sonido puede “conectarse” a un altavoz como este. Otras tecnologías sufren inconvenientes, más o menos graves. El típico jack de 3,5 milímetros es molesto enchufarlo, el Bluetooth o el NFC necesitan emparejarse, AirPlay requiere una red inalámbrica… No hay nada más fácil e intuitivo que colocar el móvil encima de un altavoz. ¡A prueba de patosos con la tecnología!

Otro aspecto a tener en cuenta es que podemos incluso usar dos móviles a la vez y combinar sus sonidos. ¡Las ondas electromagnéticas de los dos se unen, y suena una mezcla inesperada! Por si te ha quedado alguna duda, este vídeo explica de forma bastante simpática cómo funciona en el día a día un altavoz de inducción:

Un altavoz por inducción

Un ejemplo de un buen altavoz por inducción lo encontramos en el Oaxis Bento GD2507. Aunque la marca insiste en usar términos como “mágico” para describirlo, resulta evidente que recurre a la tecnología NFA. Al contrario que los primeros modelos de este tipo, cuenta con una batería de litio de 1.000 mAh, así que disfrutaremos de hasta 6 horas de música (tarda 3 horas en cargarse). Además, dispone de una entrada de audio de 3,5 milímetros. La tecnología de inducción está muy bien pero, si tenemos que conectar un aparato sin altavoz (como un reproductor MP3), necesitaremos el conector físico.

El Oaxis Bento GD2507 es compacto (19,3 x 12,5 x 7,5 centímetros) y ligero (500 gramos) y ofrece un total de 6 vatios de potencia. Lo podemos comprar en GearBest a un precio promocionado (35% de descuento) y sin gastos de envío.

Conclusión

Los altavoces por inducción no son para audiófilos, eso lo tengo claro, a pesar de que suenan muy bien. Están enfocados al público joven que ha dejado atrás las minicadenas, y necesita un accesorio portátil con el que escuchar la música de su móvil. Porque los altavoces de los smartphones suelen ser muy, muy malos, y con uno externo notaremos una mejora importante. Si lo único que necesitamos es posar el móvil en el altavoz y presionar el botón de encendido, todo se volverá más cómodo y rápido.

Altavoces de  inducción

Desde luego, si escuchas música con el altavoz de tu móvil, te estás perdiendo gran parte de su calidad. Y la tecnología NFA va a volverse muy popular en los próximos años. Ahora mismo hay altavoces pioneros como el Oaxis Bento GD2507, pero está claro que cada vez van a ir apareciendo más modelos que los intenten imitar.

¿Qué opinas de este tema? ¿Te parece que un altavoz por inducción representa una buena idea, o eres de los que siguen liándose con los cables y haciendo engorroso emparejamientos Bluetooth?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion