¿Realmente valen la pena los cartuchos compatibles de impresora frente a los originales?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Impresora HP

Lo cierto es que la tinta de las impresoras no resulta especialmente barata, y mucha gente da por hecho que las marcas que fabrican los cartuchos se aprovechan de esto. Algunas personas optan por los cartuchos rellenados que se venden en ciertas tiendas en vez de los originales. Puede parecer una decisión lógica, pero no siempre todo lo barato representa una buena opción: ¿irías a un curandero en vez de al médico sólo por ahorrar algo de dinero? Hay que analizar el caso con cierto detalle para comprobar por qué la tinto original cuesta más cara.

Y es que las impresoras son máquinas que el avance de la tecnología ha conseguido volver asequibles, pero que resultan verdaderamente complejas… ¡pueden disparar hasta 40.000 gotas de tinta por segundo! En el momento en el que se usa un cartucho no original, se rompe el delicado equilibrio del sistema. Así que deberemos comprobar si es lo mismo un recambio de terceros que uno original durante un uso real. Pero, antes de nada, descubramos el precio que puede alcanzar la tinta.

¿Cuánto cuesta la tinta?

Lo cierto es que la tinta de impresora tiene fama de ser uno de los líquidos más caros que existen, y tampoco es que la idea ande del todo desencaminada. Un mililitro de tinta de impresora de calidad puede costar tranquilamente más de un euro. La cifra es alta, desde luego, pero hemos de valorar la razón de su precio.

Cartuchos de tinta HP

Y es que estamos pagando por tecnología de vanguardia. Hace tiempo se levantó cierta polémica porque la tinta de impresora es más cara que el perfume Chanel Nº5. En ese caso el coste es elevado por el lujo y la exclusividad, en el segundo hablamos de que nos estamos beneficiando de los continuos avances que hacen las marcas. No hay que olvidar que el rendimiento de la tinta es muy, muy grande. Con sólo unas gotas podemos imprimir decenas de páginas así que, en realidad, el precio por mililitro no es tan importante.

La tecnología del cartucho

Y es que hablamos de mucho más que de tinta. Obviamente, la fórmula del líquido importa, pero se trata sólo de una parte del precio. El cartucho trae buena parte de la tecnología necesaria para imprimir con la máxima calidad, y eso hay que pagarlo.

Sí, desde luego que tenemos opciones más baratas pero, según HP, sólo el 1% de sus cartuchos son defectuosos. En el caso de los compatibles, esa cifra llega hasta el 15%. Obviamente, en la tienda nos van a cambiar un cartucho que venga en mal estado, pero la molestia está ahí. Y no podemos descartar que ese cartucho dañe nuestra impresora, y de eso sí que no se van a hacer cargo en la tienda. Igual si tenemos una impresora muy barata estaremos dispuestos a arriesgarnos pero, si disponemos de una completa multifunción de buena calidad, podemos quedarnos sin ella.

Impresora de tinta

Lo barato sale caro

Si usas tu impresora una vez al año y no te importa que tus documentos ofrezcan una calidad justa, tal vez puedas correr el riesgo de usar un cartucho rellenable. Para un usuario típico, tiene bastante menos sentido. Y es que un cartucho original puede imprimir un 50% más de páginas. Pongamos un ejemplo práctico: un cartucho HP C5011D se puede encontrar, buscando por Internet, por 23,95 euros. Un compatible puede valer 12,95 euros. Pero, teniendo en cuenta que imprime menos, su precio real sería de 19,50 euros. La verdad, ya no parece tan barato.

Otro problema es que los compuestos químicos usados no cuentan con la misma calidad. Si vas a imprimir borradores, no pasa nada, pero si quieres hacer un álbum de fotos… ¡puede que en poco tiempo pierdan el color y se pongan feas! Así que, realmente, estamos gastando más, pero pagamos por algo que vale la pena. No es lo mismo comprarse un iPhone o un móvil chino, y tampoco es lo mismo usar tinta original que recurrir a los cartuchos rellenados.

Entonces, ¿siempre original?

Si quieres ir a lo seguro, lo mejor me parece optar por lo original, y marcas como HP venden cartuchos de alta capacidad con los que ahorrar dinero. Estos cartuchos XL pueden imprimir hasta 5 veces más páginas que uno normal, así que resultan muy competitivos. Si vas a imprimir poco y no necesitas calidad, puedes ahorrar unos céntimos usando cartuchos rellenados pero, si tienes la mala suerte de que estropeen tu impresora, la broma te saldrá cara.

Cartucho HP de tinta de colores

Por otro lado, hay una cierta idea de que es ecológico darle una segunda vida a los cartuchos, pero tampoco se ajusta demasiado a la realidad. Las grandes firmas como HP cuentan con programas de reciclaje, con los que evitan desperdiciar recursos. La gran diferencia es que estos procesos no comprometen en modo alguno la calidad del producto que se pone a la venta. En el caso de cartuchos compatibles, nadie nos lo puede garantizar.

Al final, la decisión de la compra recae en cada uno, pero es importante estar informados. Apostar por lo más barato no siempre resulta lo mejor: sí, un refresco azucarado cuesta menos que un zumo de naranja natural, pero no son igual de buenos para nuestra salud. La tinta se trata de un líquido muy distinto, pero la idea de fondo es la misma: ahorrar una calderilla en el momento puede salir caro a largo plazo. Ahora tienes la información disponible, de ti depende escoger la alternativa que mejor se adapte a tus necesidades.

Infografia sobre la tinta original de HP

Infografia sobre al tinta original de HP 2

¿Qué opinas de este tema? ¿Tenías conciencia de toda la tecnología que incluye en su interior un cartucho, o pensabas que eran muchísimo más sencillos?

Archivado en Impresoras
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (19)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • Luis dice:

    el articulo es muy interesante, pero contiene varios errores, no hay que discutir que con cartuchos originales, tendremos ciertas garantias, el analisis que haces sobre el rendimiento no es real, ejemplo un cartucho de tinta epson trae unos 18 ml, mientras que el compatible (depende la marca) 40ml con lo que no puede ser que el original de un mayor rendimiento en cuanto numero de impresiones, que si en calidad. Tambien hay que destacar que los cartuchos originales traen un chip que entre otras cosas le dice a la impresora cuantas paginas lleva impresas, con lo que hay ocasones que nos obligan a cambiar de cartucho sin agota la tinta, ademas hay que tener en cuenta que el rendimiento lo miden con una cobertura de tinta del 5% con la consecuencia de que por ley con esa cobertura imprime x paginas, pero si imprimes con menos cobertura el numero de impresiones no aumenta proporcionalmente. Tambien hay que tener en cuenta que hoy en dia un equipo multifuncion para uso domestico ronda entre los 60 y 100€ un coste que puedes asumir con el ahorro de cartuchos si provocan el deterioro dl equipo. Tambien hay que nombrar el abuso de la obsolescencia programada. Y todo esto desde un punto de vista de un uso domestico, si es para el trabajo la cosa cambia podriamos debatir dependiendo de necesidades y volumen de impresion

  • exlector dice:

    Menudo publireportaje más rastrero. Voy a seguir usando cartuchos genéricos, baratos y fiables, que se deje estafar por los originales quien quiera. Por cierto las HP son las peores impresoras de la historia y su servicio técnico es atroz.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion