Analizamos el sinsentido de comprar un smartphone basándose en sus especificaciones

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Google Nexus 6

Cuando vamos a comprarnos un móvil, lo primero que solemos mirar son sus características técnicas. Es lógico, puesto que entendemos que definen la experiencia que nos va a ofrecer el terminal. Conscientes de que los consumidores queremos prestaciones avanzadas a bajo precio, las marcas no dejan de mejorar las especificaciones de sus productos. Por desgracia, eso ha generado un problema: que muchos fabricantes intentan ser los que indican el número más alto en la tabla de características, aunque no eso implique que el producto sea mejor de forma apreciable.

Vamos a analizar este contrasentido, demostrando como los consumidores ya no nos podemos fiar de los datos objetivos de las marcas, y comprobando que la única forma de valorar un smartphone moderno es mediante su uso directo. Así que empezamos comentado de algunos de los componentes en los que más se miran las cifras:

Pantallas, procesadores y cámaras

Cuando salió el primer iPhone, su pantalla era de 320 x 240 píxeles en una diagonal de 3,5 pulgadas. Es normal que se desatase una carrera por aumentar la resolución, porque los píxeles se percibían claramente. Pero, con la actual resolución 1080p, hay que subir de las 6 pulgadas para que se quede corta. Sin embargo, algunos modelos se han pasado al 2K (2.560 x 1.440 píxeles), y una empresa tan importante como Qualcomm asegura que esta resolución se va a poner de moda. Hemos llegado a un punto en el que no tiene sentido mejorar este aspecto, el ojo humano no lo va a apreciar… pero apuesto a que, en unos años, nos querrán vender smartphones 4K.

LG G3

Y, sin embargo, la resolución no lo dice todo. La calidad del panel es importante, y eso sólo se puede percibir en persona, o con herramientas profesionales. Que una pantalla sea IPS no asegura a nada a día de hoy, las hay muy buenas y muy malas, y la puntera tecnología OLED no siempre ofrece colores realistas, por mucho que destaque en el contraste.

Otro tema controvertido es el de los procesadores. MediaTek ofrece chips con ocho núcleos que parecen muy apetecibles, pero que muestran un rendimiento en el mundo real inferior a los de cuatro núcleos de Qualcomm. Los usuarios solemos tener en cuenta los núcleos y la frecuencia de reloj, pero un procesador es muy complejo, y le afectan muchas otras variables, imposibles de comprender para un no iniciado. Incluso dos móviles con el mismo procesador pueden ofrecer una experiencia muy distinta dependiendo del sistema operativo y, en el caso de Android, hasta de la optimización de la capa de personalización.

Otro asunto polémico lo encontramos en el número de megapíxeles de las cámara. Hubo un momento, ya lejano, en que más era mejor. Los fabricantes siguen intentando hacernos creer que esto tiene alguna validez, pero ya no es así en la mayoría de los casos. Una cámara con muchos megapíxeles saca fotos más “grandes” en cuanto al número de píxeles, pero eso no asegura que cuente con estabilización óptica, ni que responda bien en condiciones de poca luz o que la imagen ofrezca colores ricos y sea definida.

Un ejemplo real

Vamos a ver un ejemplo real de lo absurdo de comprar un smartphone basándose en sus especificaciones técnicas. Se trata de un caso extremo, porque no comparten ni el mismo sistema operativo, pero bastante interesante. Señores y señoras, comparemos el LG Nexus 4 y el iPhone 6:

LG Nexus 4 iPhone 6
Pantalla 4,7 pulgadas, 1.280 x 768 píxeles 4,7 pulgadas, 1334 x 750 píxeles
Procesador Cuatro núcleos a 1,5 GHz de 32 bits Dos núcleos a 1,4 GHz de 64 bits
Memoria RAM 2 GB 1 GB
Cámara 8 megapíxeles, autofocus, flash LED 8 megapíxeles, autofocus, flash LED
Batería 1.810 mAh 2.100 mAh
Dimensiones y peso 133,9 x 68,7 x 9,1 milímetros y 139 gramos 138,1 x 67 x 6,9 milímetros y 129 gramos

iPhone 6 y LG Nexus 4

Si fuéremos a una tienda en busca de un smartphone y viéramos estas tablas de especificaciones, podríamos pensar que ambos modelos son similares. Pero el LG Nexus 4 salió hace 2 años por 349 euros, mientras que el iPhone 6 es reciente y cuesta 700 euros. ¿Es posible que sean parecidos?

Obviamente, no. Dejando aparte el sistema operativo, la pantalla del iPhone 6 se ve muchísimo mejor, y su cámara de fotos es ampliamente superior. Aunque el LG Nexus 4 tiene una batería de más capacidad, su autonomía real es menor. Aquí tiene que ver la optimización del software, pero también detalles del procesador que suelen pasar desapercibidos, como su proceso de fabricación o la eficiencia energética de su diseño. También el sistema operativo del iPhone 6 aprovecha mejor la RAM, y no ofrece una experiencia peor por contar con la mitad de memoria.

Conclusión

Comprar un móvil mirando una ficha técnica es muy mala idea. Algunos modelos que parecen interesantes sobre el papel montan componentes de baja calidad, a pesar de lo que digan las cifras. Además, el software tiene mucho que decir en el caso de Android (menos en Windows Phone e iOS). Las especificaciones apenas nos dibujan una parte pequeña de lo que será nuestro día a día con un dispositivo.

Así que hay que recurrir a otros sistemas para conocer qué smartphone se trata del adecuado para nosotros. Desde luego, probarlo en una tienda o gracias un conocido que lo tenga es una muy buena idea, porque ninguna opinión resulta tan importante como la propia. Pero las reviews también representan una herramienta muy importante, puesto que los medios suelen tener acceso a muchos terminales, y pueden compararlos, analizando hasta que punto destacan frente a sus competidores. Ante la imposibilidad de probar un móvil a fondo antes de comprarlo, lo mejor es buscar alguna web de prestigio y fiarnos de su criterio.

Samsung Galaxy Alpha

Desde luego, ha quedado claro que el hecho de que un móvil tenga un procesador de muchos núcleos no garantiza un gran rendimiento, y que una cámara de 13 megapíxeles no es necesariamente mejor que una de 8 megapíxeles. Sin embargo, los fabricantes sigue empeñados en montar pantallas con un número innecesario de píxeles, o realizar modelos absurdamente delgados sacrificando la autonomía.

Resulta evidente que las marcas están decididas a seguir con la carrera de las especificaciones. Aunque algunas como Huawei o Sony no muestran interés en las pantallas 2K, la mayoría sigue esforzándose en conseguir poner el número más alto en su tabla de características. Una locura que nos perjudica a los consumidores, pero que no parece que vaya a acabar pronto.

¿Qué opinas de este tema? ¿Crees que unas prestaciones avanzadas son clave para una buena experiencia con un smartphone, o te parece que sólo representan uno de los factores que intervienen?

Archivado en Especificaciones, Smartphones
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (4)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • Lucas dice:

    Hola, la verdad muy buen artículo, te hace abrir los ojos de que aveces “lo mejor” no es verdaderamente lo mejor jaja. En este momento tengo un lumia y a pesar de no tener todas las aplicaciones,la personalización y demás cosas de otros sistemas operativos, creo que no podría estas mas conforme de su funcionamiento hace mas de un año que lo tengo y en comparación a otros celulares de amigos y conocidos mas modernos y mucho mas caros no tienen la funcionalidad (por asi decirlo). La conclucion que saco es que no tiene que ser siempre “el mejor” y el mas caro para tener el mejor desempeño para lo que necesita cada uno

  • Alguien dice:

    Siento que ya leí casi exactamente lo mismo en hipertextual…

  • Risas dice:

    El chiste de que los usuarios del iphone por fin iban a saber lo que era tener un nexus 4 salió hace mucho tiempo y este artículo (si no es publicidad pro apple) es bastante flojo en muchos aspectos. ¿Cómo justificar que un móvil con menos resolución de pantalla, con menos cámara, con menos memoria sea más caro.., a ver cómo lo hacemos.

    Cierto es que el IOS aprovecha mejor la memoria que el Android, también es un sistema que sólo se desarrolla para tres dispositivos (más o menos) mientras que android se desarrolla para N dispositivos diferentes, por eso en unos va mejor que en otros. Hay que contarlo todo, ¿no? ¿Justifica esto pagar el doble por un terminal inferior? Cada cual quema billetes como quiere.

    El Iphone tiene dos núcleos, especificaciones de gama media, pero hay que justificarlo: Los núcleos no se aprecian en la experiencia real. 8 núcleos son mejor que 4 que 2 si el software se desarrolla para aprovecharlos. Tiene sentido en un equipo de escritorio tener 8 núcleos, poco, ¿tiene sentido en un móvil? poco o nada estoy de acuerdo. Eso no quita que cuando se evalúa otros móviles se dice que son de gama media si tienen 2 núcleos y los de gama alta 4 o más.

    La cámara del Iphone sólo tiene 8 megas pero eso no importa: Si claro, la cámara depende de la óptica, eso lo debería saber cualquier un poco interesado en fotografía y entonces no hará fotos con el móvil. Eso no quita que cuando se evalúa otras marcas la gama media son 8 mb y la gama alta tiene que tener 13 o más.

    La pantalla del Iphone es pequeña, sólo es HD y la densidad de pixeles menor que los de gama alta.La densidad de pixeles era importante mientras Apple tenía la mayor, sacan un móvil con pantalla pequeña, resolución HD y densidad medianera, algo que en otras marcas es juzgado como gama media, pues habrá que justificarlo: La resolución tampoco importa tanto porque no se aprecia.

    Y así pasa con todos los productos Apple. Todos los productos de los demás fabricantes son tildados de gama media por tener estas u otras especificaciones incluso más altas, un Iphone cuesta 700 euros así es que debe ser de gama alta (o un timo), de la misma forma que un One Plus One, que es superior en todo, es considerado de gama media por costar 300. Ridículo.

    Pero vaya, que si la conclusión es que el Iphone 6 va mejor que el Nexus 4 sí, tienes razón, va mejor.

    • Miguel Regueira dice:

      No era mi intención dar a entender que un iPhone 6 tiene un precio justificado. Obviamente, una empresa no consigue valer 700.000 millones de dólares si no es vendiendo muy caras cosas que ella le salen muy baratas.

      Mi idea era explicar que dos móviles con especificaciones casi idénticas pueden ser muy distintos. La verdad, yo no creo que un Nexus 4 sea remotamente comparable a un iPhone 6, digan lo que digan los números. Es normal, los diferencian dos años de avances tecnológicos. ¿Que el iPhone es muy caro porque es cool tener algo de Apple? Eso no lo niego, desde luego. Pero es superior a la mayoría de los móviles con características similares.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs