¿Por qué cada vez más empresas como Amazon, Netflix o BitTorrent hacen contenido propio?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Últimamente estamos viendo que muchas compañías que hasta hace relativamente poco se dedicaban a distribuir contenidos, ahora también empiezan a crearlos. Netflix y Amazon hace tiempo que lo hacen y ahora leemos en The Verge que BitTorrent se ha unido con un estudio para crear contenidos exclusivos.

Frank underwood

Lo que tienen en común estas compañías es que toda la distribución se hace mediante contenido digital online. Los usuarios pagan una cuota para acceder a estos contenidos y pueden ver a la carta todo lo que deseen siempre y cuando esté incluido en la tarifa o el servicio lo ofrezca.

No hay duda que se trata de una gran innovación y quizá el futuro de las series vaya hacia ese camino, pero lo que no está claro es si en un futuro estas empresas van a funcionar tanto de creadoras como de distribuidoras. En los ejemplos de Netflix, Amazon y ahora, BitTorrent, vemos que puede marcar una tendencia, pero para saber si es bueno o no veremos desde un punto de vista empresarial las razones y las implicaciones que todo esto puede tener.

¿Qué es la integración vertical?

En economía hay un término que se utiliza mucho en los temas estratégicos de empresa, se trata de la integración vertical. Para todos aquellos que no sabéis qué quiere decir, es un concepto que, cada vez más, las empresas están adoptando, ya que les permite controlar ellos mismos más variables que influyen en sus beneficios y en su poder como empresa.

En la integración vertical, una empresa puede reunir en su control la creación, comercialización y distribución de un producto, por lo que pasa de tener control absoluto en solo una variable, a tenerlo en todo el proceso y así poder gestionar su marca y conseguir sus objetivos. Un ejemplo en el entorno tecnológico muy claro de esta práctica empresarial es la realizada por Apple, ya que ella se encarga de distribuir sus productos entre los consumidores, mediante las Apple Store físicas, además de las tareas internas de administración, diseño y producción que requieren los productos.

Apple Store

Hay tres tipos de integración vertical:

  • Hacia atrás: una empresa se integra con alguna de sus proveedores, para controlar la materia prima y la calidad de sus productos.
  • Hacia delante: una empresa se integra con sus compradores, para así poder controlar la distribución del producto.
  • Compensada: una empresa se integra tanto con sus proveedores como con sus clientes.

Razones de las distribuidoras de medios para realizar ambas tareas

Desde hace ya bastante tiempo, muchas compañías audiovisuales de la televisión producen y distribuyen sus contenidos por la pequeña pantalla, además de algunas películas que vemos en el cine. La principal razón de esto es que sirve como fuente de financiamiento a proyectos de pequeñas compañías que no tienen la capacidad monetaria suficiente para hacer una producción destinada al público general.

Esto es una iniciativa genial, ya que si la idea es buena y se tiene capacidad para poder plantearla bien, una productora puede ayudar con un pequeño empujón económico al proyecto que se quiere crear. Ahora bien, ¿qué pasa si lo miramos desde el punto de vista de las empresas grandes?

Netflix en España

Obviamente existe un interés en llevar a cabo esta práctica, y aunque una alianza así sea buena para las dos partes, siempre sale ganando aquella que tiene más poder de negociación, en este caso la productora. Una de las grandes ventajas que utilizan es el tema de los derechos y el copyright. Cuando una gran productora crea una obra, los derechos pasan a formar parte de la compañía, con lo que cualquiera que quiera proyectarla debe pagar por ello, así que gracias a esto, las productoras obtienen la mayor parte de sus beneficios.

Si lo empezamos a ver desde este punto de vista todo empieza a tener sentido, así que las distribuidoras de medios de las cuales hemos hablado en un principio, tienen motivos más que suficiente para integrarse con las productoras audiovisuales. Desde el lado económico, toda la rentabilidad se queda en una empresa, ya que ella misma es la encargada de crear el contenido y distribuirlo al público general sin necesidad de pagar una cuota por ello, puesto que es la misma que posee estos derechos.


Hasta ahora parece que estos cambios son muy buenos en lo que a creatividad y accesibilidad se refiere, pero obviamente habrá que analizar qué resultados recibirá el consumidor final. A simple vista parece que gracias a esto se pueden ahorrar algunos costes intermedios que son innecesarios y así reinvertirlos en mejorar la calidad. De momento, en los ejemplos que hay en la actualidad tenemos apuestas muy interesantes que han conseguido triunfar en los Globos de Oro. Veremos si más compañías se suben al carro de crear contenido y como se comportan estas en el futuro con sus consumidores

¿Pensáis que están haciendo bien las distribuidoras o preferís que se encarguen diversas empresas por separado del proceso de creación y el de distribución?

Archivado en Amazon, BitTorrent, Curiosidades, Netflix
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (9)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs