Uber vuelve a ser actualidad, la policía francesa asalta sus oficinas en París

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Usuario de Uber

El 13 de marzo de 2015 se aprobó en el Consejo de Ministros de España la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, la cual entre otras muchas cuestiones que no vienen al caso, se trató sobre el tema cada vez más necesario de tener una regulación respecto al tema de las investigaciones tecnológicas.

Resumiendo –y si algún día llegan a nuestro país estos nuevos cambios–, para acordar una medida de intervención o registro de las comunicaciones de cualquier clase que se realice, a través del teléfono o de cualquier otro medio o sistema de comunicación telemática, lógica o virtual, se requerirá autorización judicial.

Esto nos viene al caso para explicar lo que acaba de pasar en Francia, ya que según leemos en algunos medios franceses, la sede de Uber en París fue asaltada por la policía como parte de una investigación en relación al servicio UberPop, de coches compartidos.

Dicha intervención, ordenada por la fiscalía de París, tiene su sentido debido a que Uber se encuentra prohibido desde el pasado 1 de eneroen España también–. Aún todo esto, UberPop, que no es más que un servicio que conecta a conductores no profesionales con diferentes clientes, se mantenía todavía en activo en este país, incluso cuando más de 250 chóferes ya habían sido multados desde que llevamos de año por no cumplir con la ley francesa.

Por lo que podemos saber, los policías ocuparon la oficina parisina durante seis horas, confiscando todos los teléfonos móviles de los conductores de Uber y haciéndose con el contenido de otros documentos y correos electrónicos.

Según el jefe de Uber Francia, Thibaud Simphal, este hecho no es más que otro acto de intimidación por parte de las altas esferas de París, algo desproporcionado y sin ningún fundamento jurídico. El caso es que Uber no se va a quedar de brazos cruzados, si no que quiere hacer valer sus derechos conferidos tanto por la Unión Europea como por la Constitución Francesa.

Chófer de Uber

Lo de Uber es un tema complicado. En Xombit ya os contamos acerca de las ventajas y desventajas de este servicio como alternativa al Taxi, pero bien es cierto que si una empresa quiere actuar en un país o territorio determinado, debe respetar el marco legal vigente. Ir en contra de las leyes –por muy injustas que nos puedan parecer–, sería atentar contra el Estado de derecho y eso es algo que ningún país democrático puede permitirse.

Lo que aquí nos ocupa, es que UberPop se vendía como un servicio automovilístico donde las partes compartían gastos para ir a algún lugar, similar a lo que BlaBlaCar nos ofrece, algo que por lo visto si está permitido. Lo importante será demostrar que realmente ningún conductor de esta herramienta recibía beneficios, cuestión totalmente fuera de la legalidad y que parece que va a ser algo difícil de demostrar.

En definitiva, parece que Uber tiene las cosas complicadas en Europa. Habrá que ver como recurre Uber Francia la actuación policial anteriormente vista, o si por el contrario, la otra opción que tiene, es la de cambiar su actual política por algo que se encuadre dentro de la legalidad. En resumidas cuentas, pase lo que pase en los próximos días, Uber vuelve a estar de actualidad.

Archivado en Francia, París, Policía, Uber
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (20)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion