En qué consiste un eclipse solar y cómo verlo de forma segura

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Fotografía durante un eclipse solar

Los eclipses son uno de los fenómenos más curiosos que podemos divisar desde el planeta tierra. Existen eclipses lunares –cuando el Sol oculta a la Luna–, y los eclipses solares –cuando la Luna oculta al Sol–. Hoy queremos hablaros de este último, sin duda una de las cosas más espectaculares que tenemos la posibilidad de presenciar.

¿Qué es y en qué consiste un eclipse solar?

Como decíamos al inicio, un eclipse solar es un fenómeno que ocurre cuando la Luna cubre al Sol. Esto es posible debido a que el Sol, la Luna y la Tierra se alinean perfectamente, con el satélite entre la estrella y el planeta. La posición de esta en la órbita hace que desde la Tierra la veamos con un tamaño similar al de Sol, aunque en realidad su diámetro es unas 400 veces inferior.

De esta forma, la Luna bloquea la luz solar, y según la situación, puede llegar a cubrirla totalmente, proyectando su sombra hacia la Tierra, lo que da lugar a momentos de oscuridad total en ciertos puntos de la Tierra, lo que se conoce como la umbra de la sombra. Dentro de los eclipses solares, existen varios tipos: total, semiparcial, parcial y anular, que hacen referencia precisamente a la cantidad de luz solar que la Luna cubre.

Cómo verlo con seguridad

Aunque es algo que no se ve todos los días, y por tanto a todos –o a casi todos– nos gusta contemplar en la medida de lo posible siempre que se da, lo cierto es que hacerlo sin tomar las precauciones adecuadas es peligroso para nuestros ojos, pudiendo sufrir problemas realmente graves, llegando incluso a la ceguera total.

Por ello, ante este tipo de acontecimientos siempre se aconsejan ciertas medidas que deben ser cumplidas a rajatabla si queremos disfrutar del espectáculo con total garantía:

  • Nunca mirar de forma directa al Sol
  • No hacer uso de objetos tales como gafas –de cualquier tipo, salvo las especiales para eclipses–, telescopios, binoculares, radiografías, lupas, prismáticos, etc., sin filtros adaptados para tal fin.

La mejor forma de visionarlo es utilizando gafas especiales para eclipses, que se pueden encontrar en ópticas, u otro tipo de filtros. Si queremos hacerlo a través de telescopio, o sacar fotografías durante el fenómeno, también existen filtros especiales para estos equipos, con los que nos aseguraremos de que la experiencia no lleve consigo riesgo alguno.

Imagen | Flickr (Takeshi Kuboki)

Archivado en
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (19)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion