Foxconn invierte en Cyanogen, ¿el futuro de Android deja de lado a Google?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Fábrica de Foxconn

Una empresa invierte en otra, es algo de lo más normal y que ocurre todos los días en muchos sectores. Pero a veces no importa tanto la cantidad como la intención, y que Foxconn apueste por Cyanogen resulta muy significativo: puede tener grandes implicaciones en el futuro de Android y, por lo tanto, en el de todo el sector de los smartphones. Tal vez no hablemos de compañías muy conocidas, pero lo cierto es que su influencia en el mundo tecnológico resulta grande, y con este tipo de noticias podría crecer de forma acelerada.

Así que, para comprender las implicaciones de este movimiento, vamos a descubrir quienes son Foxconn y Cyanogen, trataremos un tema íntimamente relacionado como la capacidad del software libre para generar riqueza y por último veremos que el concepto de un Android sin Google no resulta tan absurdo como puede parecer. Comienza nuestro análisis:

Foxconn, Cyanogen, ¿quiénes son?

Foxconn es el nombre comercial de Hon Hai Precision Industry Co., Ltd, una multinacional con más de un millón de empleados y que genera miles de millones de dólares de ingresos anuales. Se dedica a fabricar componentes electrónicos y a ensamblar los productos finales en sus más de 20 fábricas a lo largo de todo el globo, y se calcula que el 40% de los gadgets del mundo salen de sus factorías. Trabaja por encargo de terceras marcas, pero es una empresa enorme que podría alcanzar un gran poder en el mercado si cambiara su estrategia. Eso sí, ha recibido muchas críticas por los malos tratos y los abusos hacia sus trabajadores.

Imagen del sistema operativo CyanogenMod

Por su parte, Cyanogen se trata de la empresa detrás de CyanogenMod, un sistema operativo para smartphones y tablets basado en Android. Al principio era una simple versión mejorada del software original, pero cada vez se diferencia más. Se dejaron de lado las aplicaciones de Google, se está incluyendo más código propio y se buscan alianzas con fabricantes de smartphones. Unos 50 millones de usuarios se han decantado por CyanogenMod de acuerdo a cálculos recientes y, aunque Google no ha sido demasiado hostil con el sistema por el momento, que muchos ven en esta plataforma una alternativa a Android, que aporta mejoras interesantes, pero que no da beneficios a la marca del buscador.

Obviamente, la alianza podría ser interesante: el mayor fabricante de hardware del mundo apuesta por un sistema operativo pequeño, del que podría tomar el control si le conviniese. Si Foxconn pretendiera lanzar productos smartphones o tablets bajo su propia marca recurría CyanogenMod y así no dependería de Google. A pesar de todo, contaría con todas las prestaciones de Android e incluso con mejoras adicionales. Desde luego, suena realmente bien.

Cómo el software libre crea riqueza

Cuando Apple o Microsoft lanzan un sistema operativo, ellos son los únicos beneficiados del nuevo software. Se trata del gran problema del modelo privativo, en el que se oculta el código usado. Con el software libre todo es distinto, se vuelve posible que un programa sea mejorado por un tercero. De hecho, Android existe gracias a Linux, un enorme proyecto que la comunidad lleva años desarrollando y que se emplea como base para una enorme cantidad de software.

Tux, la mascota de Linux

Aunque Android cuenta con importantes fragmentos propietarios, en su mayoría es libre. Y eso ha dado como resultado que se generaran otros sistemas operativos basados en él, como el que usan las tablets Kindle de Amazon o el CyanongenMod que nos ocupa. Por eso se puede decir que el software libre es mejor para la sociedad y genera más riqueza que otros modelos, ya que el trabajo de unos programadores puede ser aprovechado por otros, reciclando una y otra vez el código.

Android sin Google

Hemos leído que Foxconn ha invertido en Cyanogen dentro de una ronda de financiación, pero no sabemos la cantidad exacta. No debe tratarse de una cifra grande, porque dentro de su grupo de inversores se obtuvieron 80 millones de dólares (de un total de 110 millones de dólares). Pero estamos ante una decisión muy significativa. Ignoramos qué estrategia puede seguir el fabricante chino pero, si quiere atreverse a lanzar dispositivos bajo su propia marca, está claro que CyanogenMod representaría una gran opción.

Puede que a Google eso no le guste, pero la relación entre Foxconn y la firma del buscador es indirecta, con otras marcas de por medio. Así que podríamos estar hablando de la aparición de un nuevo gigante en el mundo de los smartphones. Eso sí, por ahora todo es especulación, el negocio principal de Foxconn gira alrededor de ensamblar para otras empresas, y realmente supondría una aventura arriesgada abrir este nuevo frente y empezar a competir con los que actualmente son sus clientes.

Cyanogen

Así que Foxconn invierte en Cyanogen, y eso puede cambiar mucho las cosas en el ecosistema Android. Por ahora hablamos de una pequeña cantidad de dinero que va de una compañía a otra, pero tal vez la inversión albergue un gran valor estratégico. Si Foxconn quiere, puede comprar Cyanogen en cualquier momento. O tal vez no sea esa su intención, sino que sólo pretenda presentar una pequeña línea de productos con el sistema operativo. Incluso podría ocurrir que sólo invierta porque cree que con eso logrará obtener beneficios, aunque la verdad es que resultaría una estrategia algo extraña. Estaremos atentos en los próximos meses para comprobar cuál es el futuro de Android sin Google.

¿Qué opinas de esta noticia? ¿Crees que Foxconn tiene grandes planes para Cyanogen, o piensas que sólo se trata de una pequeña inversión sin mayor relevancia?

Archivado en CyanogenMod, Foxconn, Google, ROMs
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (4)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion