¿Es el MacBook de 12 pulgadas el portátil del futuro?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

MacBook (2015)

Recientemente he probado el nuevo MacBook de 12 pulgadas y, aunque ya han salido muchas reviews del portátil, lo cierto es que hasta tenerlo en la mano no me hice una idea de todo lo que supone. Decir que se trata de un equipo revolucionario no es nada exagerado: resulta extremadamente delgado y ligero, consigue deshacerse del ventilador interno, y me parece muy bonito. Un verdadero producto premium de los que sólo Apple sabe fabricar. Ahora bien, ¿volverán los demás fabricantes a imitar a la marca de la manzana como suelen hacer? ¿Es realmente el MacBook el nuevo modelo a seguir por sus competidores?

Vamos a echar un ojo a las características técnicas de este nuevo aparato, comprobaremos que algunas de sus innovaciones son realmente interesantes, pero también veremos que sufre de problemas gravísimos. Finalmente intentaremos pronosticar si el mercado se llenará en los próximos meses de copias, o si esta vez Apple se ha equivocado con su apuesta. Empieza nuestro recorrido:

MacBook, características

Aunque incluimos una tabla con las características técnicas, podemos resumir que estamos ante un ultraportátil muy ligero y delgado, bastante justo de potencia y que pone mucho esfuerzo en el diseño… ¡hasta se vende en tres colores! Aporta un nuevo trackpad del que ya hablaremos a fondo, sólo tiene un puerto (es decir, no lo podemos cargar y conectar un periférico a la vez) y la pantalla tiene una resolución adecuada para un ordenador de gama alta actual. Esto es lo que ofrece el MacBook de 12 pulgadas:

MacBook (2015)
Pantalla IPS con 2.304 x 1.440 píxeles (no táctil)
Procesador Intel Core M de 2 núcleos a 1,1 GHz
Memoria RAM 8 GB
Almacenamiento 256 GB o 512 GB
Puertos 1 USB Type-C y 1 jack de 3,5 milímetros
Materiales Cuerpo de aluminio, pantalla protegida por vidrio
Extras Teclado retroiluminado, trackpad con vibración y sensible a varios niveles de presión
Acabados Plateado, dorado y gris
Dimensiones 280,5 x 196,5 x 3,5-13,1 milímetros y 0,92 kilos
Sistema operativo OS X Yosemite

Algunas cosas muy buenas

Lo primero que llama la atención del MacBook es lo bonito que resulta, el diseño está muy cuidado y el color dorado me parece precioso. Resulta increíblemente delgado y ligero, en parte gracias a que los marcos de la pantalla se han reducido bastante (aunque tienen margen de mejora). Se trata de un dispositivo perfecto para trabajar en movilidad, aunque se echa de menos un modelo más grande, para quien desee ligereza pero sin sufrir una pantalla tan pequeña.

El trackpad no tiene respuesta física, es plano e inmóvil, pero simula el clic vibrando, y la verdad es que la ilusión resulta muy creíble. Un verdadero triunfo de Apple. Por otro lado, al presionar más o menos fuerte obtendremos distintas respuestas en las aplicaciones. Me parece complicado memorizar lo que hace una pulsación fuerte en cada app y tampoco creo que se vaya a aprovechar demasiado está función, pero le daremos a Apple el beneficio de la duda, porque es algo que tampoco molesta.

USB MacBook

Las teclas tienen un recorrido mínimo y, gracias a un nuevo sistema de Apple, responden un poco mejor. La verdad es que me ha parecido verdaderamente desagradable escribir en el MacBook, la sensación es de no estar pulsando nada… pero enseguida estuve escribiendo a toda velocidad y sin fallos, así que no creo que el teclado suponga un problema. Se han hecho sacrificios para mantener el portátil delgado, pero al menos el tamaño de las teclas es adecuado.

La pantalla, más que correcta, lo que se puede esperar de un producto de gama alta. No vamos a hablar ahora de OS X, el sistema operativo de los Mac, pero está claro que la superioridad que ostentaba frente a Windows cada vez se diluye más. Eso sí, OS X no permite usar la pantalla de forma táctil, algo que se le criticó a Apple mucho tiempo, pero al final representó la decisión correcta. Respecto al sonido, la verdad es que me sorprendió su potencia, y su calidad tampoco está mal.

Pero existen fallos muy graves

Diga lo que diga Apple, resulta inaceptable no poder cargar un portátil y al mismo tiempo conectar un periférico o sacar vídeo a una pantalla externa. Un segundo puerto resulta imprescindible, y seguro que con el tiempo se añadirá. Si empiezan a salir auriculares en formato USB Type-C, tal vez el jack de 3,5 milímetros sí se pueda eliminar. Por otro lado, al usar un conector tan novedoso, tendremos que adquirir nuevos cables o adaptadores.

MacBook de 12 pulgadas

Por otro lado, la potencia de este ordenador es ridícula. Ya lo sabía por haber leído distintas reviews, pero me quedé sorprendido al ver lo lentas que se abrían las aplicaciones, mucho más que en mi viejo equipo Windows que costó hace bastante años menos de la mitad. El MacBook de 12 pulgadas es para tareas ligeras… y todos acabamos por necesitar un mínimo de potencia de vez en cuando. Yo no lo percibí, pero además se dice que el portátil se calienta bastante en cuanto se le empieza a exigir demasiado.

Por otro lado, y sé que esto es una crítica muy personal, no puedo concebir un portátil tan compacto y delgado sin 4G/LTE por parte de una empresa que se considera innovadora. Si los iPad lo ofrecen como opción, aquí también debería estar disponible. La autonomía se comenta que no está mal, pero tampoco es una locura para un ordenador con tan poca potencia. La webcam sólo ofrece resolución 480p, otro pequeño sacrificio en favor de la delgadez, y Apple ha perdido la oportunidad de integrar un sensor de huellas dactilares en este portátil, algo que no estaría nada mal.

Queda mucho camino por delante

¿Es el MacBook el portátil del futuro? Sin duda. ¿Me lo compraría a día de hoy? Desde luego que no. Los procesadores de Intel tienen bastante que avanzar para conseguir que un portátil como el MacBook valga la pena. Apple debe recapacitar y añadir un segundo puerto. Y se podrían hacer más mejoras, pero estos puntos son los imprescindibles. De todas formas, el primer MacBook Air también también fue muy criticado, y ahora se ha convertido en un dispositivo muy popular. Obviamente, el precio del nuevo MacBook ha de bajar bastante, 1.449 euros por una máquina con tantas carencias es una cifra que sólo pagará alguien que necesite movilidad extrema… o que quiera presumir de poseer uno de los ordenadores más bonitos del mercado.

Apple MacBook de 2015

Es posible que dentro de tres o cuatro años veamos versiones más modernas del MacBook que valgan la pena, y entonces toda la industria hará bien en seguir los pasos de Apple. Ahora mismo no se trata de un producto a imitar: es necesario esperar a que la marca de la manzana pula los detalles que fallan, a que se ajusten los precios y, sobre todo, a que Intel sea capaz de producir procesadores sin ventilador más potentes. El MacBook me parece un portátil adelantado a su tiempo… pero a día de hoy no representa una buena opción.

¿Qué opinas tú de este tema? ¿A ti te gusta al nuevo MacBook de 12 pulgadas, o crees que sus fallos eclipsan sus aciertos?

Archivado en Apple, MacBook, Portátiles
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (14)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion