Netflix podría entrar en China, el gigante del vídeo se volvería mucho más grande

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Uso de Netflix

En España parece que Neflix va a tardar en llegar, aunque existen alternativas para ver series y películas por Internet. Pero el rey del sector se trata del servicio americano, y en nuestro país miramos con envidia a las naciones latinoamericanas en las que sí que se ofrece Netflix. La compañía se quiere expandir, y el mercado más atractivo a día de hoy es China, con una población enorme y una economía que crece a un ritmo acelerado año tras año. Desde luego, una zona del mundo extremadamente interesante para cualquier empresa.

A pesar de que el mercado de los smartphones chino se ha estancado, el vídeo en streaming va a otro ritmo. Así que primero conoceremos Netflix un poco mejor, luego veremos los retos que la empresa se encontrará en el país y, por último, analizaremos las oportunidades que China supondrá para Netflix a medio y largo plazo. Comienza nuestro recorrido:

¿Qué es Netflix?

Netflix es una empresa que he demostrado que sabe adaptarse a los cambios. Al principio su negocio giraba en torno al alquiler de DVD’s por correo: nos mandaban una copia de lo que queríamos ver y, cuando acabábamos, la devolvíamos para pedir otra, sin límites. Este sistema lleva ya unos años en clara decadencia frente al modelo actual, que consiste en ofrecer contenidos a través de Internet mediante una plataforma de streaming, unos vídeos que se reproducen a medida que se descargan, sin necesidad de esperar a tener todo el archivo en el disco duro.

Sobre de Netflix en un buzón

La gran ventaja de este servicio es que resulta muy económico, en Estados Unidos existen planes desde sólo 8 dólares al mes, que aumentan según añadimos prestaciones. Y no son escasas las posibilidades, puesto que el vídeo puede verse en varios dispositivos a la vez (ya sean ordenadores, tablets televisores inteligentes, consolas o reproductores generales) y ofrece resolución hasta 4K. El catálogo de Netflix resulta bastante amplio y se centra en las series, disponiendo de producciones propias tan aclamadas como House of Cards, Orange is the New Black o la reciente Daredevil.

Pero no todo el mundo licencia sus producciones a Netflix, y una de las “rebeldes” se trata de la prestigiosa cadena HBO, con series tan importantes como The Wire o Los Soprano, ficciones actuales de moda como True Detective o True Blood y con la exclusiva de la serie que todo el mundo quiere ver, Juego de Tronos. De todas formas, por el precio que tiene, lo cierto es que Netflix representa una alternativa muy competitiva.

Los retos en China para Netflix

En primer lugar, Netflix va a tener que conseguir una licencia para operar en China. Todos los países exigen ciertos requisitos regulatorios, pero los propios directivos de la multinacional afirman que lograr entrar en el país no resultará tan sencillo como en otros. Además, Netflix no suele querer trabajar con socios locales, pero en China ya está negociando con empresas autóctonas en diversos temas, entre ellos obtener contenido chino.

Imagen promocional de House of Cards

Por otro lado, la censura china puede volverse un problema, ya que determinados contenidos tendrán que modificarse… y eso tal vez genere polémicas en las democracias occidentales. Además, Netflix ya ha licenciado en el pasado House of Cards a un servicio local, así que no lo podría emitir en China. Ahora no comete el error de permitir que otros se queden con los derechos de sus series en este tipo de condiciones pero, en el caso de House of Cards, el mal ya está hecho.

Y, desde luego, la piratería supone un rival duro en el país, que puede dificultar mucho las cosas. Además, parte del contenido que Netflix ofrece dentro de su suscripción ya se emite en streaming en el país con publicidad, pero sin necesidad de pagar una cuota. Sin lugar a dudas, retos importantes de cara a la entrada el China.

Un enorme mercado

Sin embargo, en China hay casi 1.400 millones de posibles clientes para Neflix. El país se desarrolla económicamente a marchas forzadas y, aunque ahora mismo el número de suscriptores que se pudiera lograr no fuera muy alto, es importante entrar cuanto antes en el mercado. En la actualidad la piratería domina el panorama, pero con el tiempo resulta probable que se reduzca. Y cuanto antes se llegue al país, antes se comenzará a conocer allí el servicio para robar cuota de mercado a las alternativas legales competidoras.

Niños viendo Netflix

Reed Hastings, el directivo al mando de Netflix, ya ha indicado que si entran en el país, lo harán de manera discreta. Por ahora la inversión realizada sería pequeña, y el servicio tampoco ofrecerá demasiado contenido. Las expectativas de la empresa por ahora no apuntan muy alto. Pero Netflix se quiere expandir lo más rápido posible, a día de hoy está presente en unos 50 países y le gustaría ofrecer sus servicios en un total de 200 países cuando acabe el 2016. Por ahora, las acciones de la multinacional han subido con la filtración de que estaba negociando con empresas chinas.


Está claro que la base de usuarios de Netflix no va a aumentar vertiginosamente con su llegada a China. El proceso tardará años, pero lo cierto es que el potencial de crecimiento en el país me parece enorme. El trabajo va a ser duro, pero 1.400 millones de potenciales clientes no se pueden despreciar, por mucho que a día de hoy no parezcan muy rentables. Netflix es ahora mismo un gigante de Internet, y con su entrada en China podría crecer muchísimo más.

¿Qué opinas tú de este tema? ¿Crees que Netflix debe expandirse en China cuanto antes, o piensas que no tiene mucho sentido una inversión así hasta que las condiciones en el país asiático resulten más favorables?

Archivado en China, Netflix, Vídeo en streaming
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (7)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion