La pantalla Force Touch del iPhone 6s mejorará los juegos, pero… ¿servirá para algo más?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Nuevos iPhone 6

Apple sufre una acusada tendencia a llevar a todos sus productos las innovaciones que crea, sin importar si tiene sentido o no. Por ejemplo, las pantallas Retina fueron alcanzando todos sus dispositivos, Apple Pay saltó del iPhone al Apple Watch, el aspecto visual de iOS ha inspirado fuertemente a OS X… Y una de sus últimas novedades ha sido Force Touch, que se estrenó en el Apple Watch y muy pronto se adaptó a los MacBook. Pues bien, parece que el iPhone será el próximo en disfrutar una tecnología que permite responder a los distintos niveles de presión de nuestros dedos.

En el Apple Watch tiene bastante lógica recurrir a Force Touch para salvar las limitaciones de su pequeña pantalla, pero en los Mac da la impresión de haberse incluido esta característica de forma bastante forzada, sin que resulte realmente útil o intuitiva. Así que vamos a conocer mejor qué es Force Touch, por qué podría mejorar mucho los videojuegos en el próximo iPhone 6s (o iPhone 7) y también veremos que tiene poco sentido en otras apps. Empieza nuestro análisis al futuro de esta tecnología:

¿Qué es Force Touch?

Básicamente, Force Touch es un sistema que consigue que una superficie detecte la cantidad de presión que realizamos sobre ella. Por ahora se aplica en la pantalla del Apple Watch y en los trackpad de los MacBook. En el reloj inteligente su principal función es permitir que con un toque más fuerte aparezcan nuevas opciones en las aplicaciones, una forma de ofrecer más contenido en una pantalla diminuta. Por ejemplo, cambiar la vista del calendario, escribir un mensaje nuevo o eliminar las notificaciones.

Force Touch en el Apple Watch

En los MacBook el funcionamiento resulta similar, ya te hemos enseñado los principales gestos de Force Touch en OS X, como hacer que un vídeo avance más rápido, realizar dibujos más precisos o activar el clic derecho. Al igual que en el Apple Watch, nunca está claro qué va a provocar una presión más fuerte, y tenemos que memorizar su función en cada aplicación. En el smartwatch tiene bastante sentido, ya que no hay mucho sitio para menús en su pantalla, pero en un portátil no parece un sistema demasiado intuitivo. OS X ya es muy difícil de controlar para un novato (mucho más que Windows), y Force Touch añade otra capa de complejidad.

Además, con Force Touch llega un motor háptico que hace que recibamos una respuesta realista, una vibración que simula pulsar el botón. En el caso de los MacBook se llega a imitar un clic de forma convincente, los Apple Watch generan toques en nuestra muñeca de distintos tipos.

Force Touch va a llegar al próximo iPhone, ya se llame iPhone 6s o iPhone 7. Todos los rumores apuntan a ello, y tantas fuentes distintas no se pueden equivocar. Es más, incluso parece que los nuevos modelos ya están en producción. Resulta más que probable que esta novedad se añada antes o después a los iPad, así que vamos a analizar para qué puede servir y para qué no ofrecerá ninguna utilidad.

Posibilidades para los juegos

Juego en un iPhone 6

Uno de los grandes inconvenientes para los juegos de los dispositivos táctiles es la falta de botones, que impide un control preciso y completo. Los gestos en la pantalla resultan limitados, y los botones virtuales pronto se vuelven incómodos. Pero con una pantalla que detecta distintos niveles de presión las posibilidades se amplían un poco.

Por ejemplo, un botón virtual puede tener dos funciones, dependiendo de si lo pulsamos fuerte o débil. Si usamos un pulgar para manejar el personaje y otro para la cámara, presionando más fuerte podemos provocar un par de acciones. En juego de coches o de correr sería posible pulsar con más o menos intensidad para controlar nuestra velocidad. En las aventuras gráficas podemos obtener dos acciones distintas dependiendo de la fuerza aplicada.

Las alternativas resultan numerosas, y lo mejor es que no hay límites: en un juego se puede implementar un control de una cierta complejidad, no es como una app, en la que todo debe ser fácil de usar. Por medio de tutoriales cada juego explicará su sistema de control, y utilizará Force Touch para enriquecer la experiencia y ofrecer mayor profundidad. iOS ya es la mejor plataforma móvil para el ocio electrónico, y ahora se va a volver un poco más potente.

Innecesario para las apps

Force Touch en un MacBook

Ahora bien, en una aplicación Touch Force tiene poco sentido. Si se va a enfocar como en el Apple Watch o los Macbook lo veo muy poco inútil. Memorizar sus funciones en cada app resultará complicado, y sólo lo haremos en aquellas que realmente usemos a diario. Claro que tal vez Apple cambie su enfoque en los iPhone. Quizá Force Touch haga más o menos lo mismo en cada tipo de app, o acaso tenga funciones a nivel de sistema operativo, que no dependan de los programas.

Incluso hay rumores que aseguran que Apple podría apoyarse en Force Touch para eliminar el botón Inicio de sus dispositivos. Considerando la gran cantidad de funciones que tiene a día de hoy, lo considero algo imposible para la próxima versión del iPhone, aunque quizá a largo plazo la empresa nos sorprenda.

—-

Así que parece que Apple nos quiere vender una revolución con Force Touch, pero realmente no va a aportar demasiado. En el Apple Watch tiene sentido, en los MacBook se trata de un añadido innecesario. Y en los iPhone e iPad no creo que vaya a cambiar mucho nuestra experiencia, para los juegos vendrá bien, pero Apple lo intentará aplicar a otras partes del sistema, y el resultado será una interfaz más complicada, pero que no ofrecerá mayores posibilidades. A veces, se innova más para llamar la atención que para ofrecer algo útil a los usuarios.

¿Qué opinas tú de este tema? ¿Crees que el Force Touch resultará interesante en los próximos iPhone, o piensas que no necesitamos esa característica para nada?

Archivado en Apple, iPhone 6S
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (4)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion