Android TV tiene más de un año y nadie lo conoce, ¿hemos de esperar a la iTV?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Android TV

La verdad es la idea suena interesante: una televisión inteligente en la que no sólo podamos ver la TDT, sino acceder a todo tipos de contenidos online (YouTube, videoclubs por Internet, televisión a la carta…), navegar por la red y disfrutar de videojuegos de calidad. Todo con una interfaz atractiva y sencilla de manejar, incluyendo además la gran cantidad de contenido y apps que se da por supuesta en un ecosistema tan popular como Android. Una propuesta muy atractiva, ¿qué podría fallar?

Pues en este artículo vamos a ver que está fallando todo, y que no se trata de la primera vez que a Google le ocurre esto. Una situación incomprensible que nos hace pensar en que quizá sólo Apple sea capaz de revolucionar la forma en la que vemos la televisión. Comienza nuestro viaje a Android TV, una de las vergüenzas de la multinacional del buscador:

Un año de Android TV

Android TV se presentó a finales de junio del 2014, así que no es falso que ya pasa del año de vida. Pero el primer dispositivo que lo incorporaba salió a principios de noviembre de ese año, de la mano de Google. Se trataba del Google Nexus Player, que ya hemos analizado. Mientras que Android Wear (para relojes inteligentes) contó con un importante apoyo de los fabricantes desde el primer día, los televisores y reproductores con Android TV han ido apareciendo a cuentagotas, y con meses de retraso tras la disponibilidad del software.

Nexus Player

El primer set-top-box interesante fue la NVIDIA SHIELD Android TV, que salió a finales de mayo, fecha en la que empezaban a aparecer los televisores con el sistema operativo, gracias a Sony, Philips y Sharp. Es decir, que desde el anuncio del software hasta que se lanzaron productos atractivos ha pasado casi un año. Un año en el que los desarrolladores se han ido olvidando de Android TV, ¿para qué adaptar sus juegos o apps si nadie va a comprarlos? El resultado es que la tienda de Android TV se encuentra casi vacía a día de hoy.

Podríamos pensar que este año no ha supuesto un fracaso, sólo un despegue muy lento. Pero me parece increíble que una empresa del tamaño de Google lance un reproductor Nexus basado en Android TV y que el resto de sus socios tarden meses en presentar sus productos. ¿Qué clase de planificación es esa? Desde luego, la notoriedad que pudiera haber alcanzado el sistema se he echado a perder. Francamente, creo que Google ha lanzado una plataforma a medio terminar, y eso no es bueno para nadie.

Suspenso total para Google

Antes de Android TV existía Google TV, que también se trataba de una versión de Android para televisores inteligentes. No vale la pena hablar de sus carencias, lo destacable es que Google no las corrigió, sino que descontinuó el producto. ¿Quién se va a comprar un Android TV sabiendo que la empresa responsable podría dejarlo de lado si funciona mal? El ciclo de vida de los televisores resulta muy largo, así que la apuesta ha de ser a largo plazo.

Imagen de la interfaz de Google TV

Por otro lado, Android TV no ha conseguido convencer a LG y a Samsung, que usan sistemas operativos propietarios en sus smart TV. Desde luego, eso me parece muy malo para el futuro de la plataforma. Sony cada vez deja más de lado su negocio de televisores, mientras que Philips y Sharp son buenas marcas, pero no líderes de esta industria.

Además, Google apenas ha realizado esfuerzos publicitarios para promocionar Android TV, algo que tampoco nos sorprende a la vista de que no hubo un gran lanzamiento con distintos productos atractivos que anunciar. Ni parece que haya tomado medidas para conseguir que los desarrolladores adapten sus aplicaciones. A decir verdad, no tengo claro qué pretende la multinacional del buscador con esta forma actuar.

Google se ha acostumbrado a sacar productos a medio terminar y ver como el paso de los años los transforman en éxitos. Eso no va a ocurrir con Android TV, si tomamos como referencia lo que pasó con Google TV. Esta actitud desganada supone una amenaza para el futuro de la plataforma: Android TV debería haberse presentado con distintos televisores disponibles, haber atraído a más desarrolladores y ser publicitada fuertemente. Google dispone dinero para llevar a cabo todo eso, pero no lo ha hecho por motivos desconocidos. El resultado es que todo el mundo quiere un smartphone con Android, pero en televisores la marca no vale nada.

Es más, el gran público no sabe lo que es Android TV tras un año de vida. Habrá quien piense que tiene un televisor Android al poseer uno de esos deficientes sticks con Android 4.4 KitKat que se venden a precios muy bajos. Y muchos estarán más que contentos con su Chromecast, un accesorio de 35 euros vendido por Google que resulta inferior a una Android TV, pero que satisface las necesidades de televisión inteligentes de muchos consumidores.

¿Sólo Apple puede revolucionar un sector?

Concepto de Apple iTV

Al final, yo tengo claro lo que va a pasar: Apple lanzará su iTV, el televisor de la marca que tanto tiempo se lleva rumoreando. Suponíamos que la iTV se iba a lanzar a finales del 2014, pero parece que la empresa se toma con calma su desarrollo. Lo que está claro es que tarde o temprano el producto aparecerá. No sabemos si revolucionará el sector o no, pero no va a ser como Android TV: estará cuidadísimo, contará con muchísimas apps y contenido desde el primer día, y además Apple lo promocionará de forma insistente.

Luego llegará la reacción de Google: Android TV se transformará en una prioridad absoluta, se copiarán las ideas de Apple y se empezarán a vender smart TV similares pero más económicas. Pero Google podría transformarse en la pionera del sector si lo desease. Sin embargo, parece que va a permitirse el lujo de fracasar dos veces en un negocio de lo más interesante.


En el artículo ya lo he dejado claro, creo que Android TV representa una tomadura de pelo. Podría cambiar para siempre la forma de ver la televisión y, sin embargo, Google no se esfuerza por sacar adelante el proyecto. Por lo de pronto, ya ha perdido más de un año. Ahora mismo la empresa debería centrarse en apoyar la plataforma, un sistema de este tipo necesita un enfoque a largo plazo. Sin embargo, a mí ya no me extrañaría que la marca dejara de lado Android TV si no funciona bien en los próximos meses. La verdad, viendo el éxito de Android para smartphones y de Android Wear para relojes inteligentes, esta situación me parece absurda.

¿Qué opinas de este tema? ¿Crees que el triunfo de Android TV es sólo cuestión de tiempo, o no ves claro que vaya a salir adelante?

Archivado en Android TV, Google
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (11)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs