Por qué la estrategia de hub-and-spoke de las aerolíneas puede resultar ineficiente

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Avion Iberia

El sector de las aerolíneas es un mundo a parte y que puede resultar complicado entender. Por supuesto que hay algunas cosas básicas y fáciles de entender, como el precio de los vuelos que sube a medida que se agotan los asientos libres o si el día que queremos volar queda cerca de algunas fechas importantes, o también dependiendo de la clase en la que viajemos. No obstante, a veces ocurren cosas que no podemos comprender bien y que se nos escapan de las manos. Algo muy común es la destinación de los vuelos y el hecho de tener que hacer escala en algún sitio.

La principal explicación de las escalas viene porque quizá el trayecto que queremos hacer es demasiado largo para que se haga de una sola tirada, pero también tiene un sentido económico. Si queremos hacer un vuelo con Lufthansa desde Barcelona hasta a algún sitio de los Estados Unidos, lo más probable es que hagamos escala en Frankfurt, que es la ciudad donde opera de manera central esta compañía. Lo mismo pasa con Iberia en Madrid o American Airlines en Texas.

Esto se trata de una estrategia llamada hub-and-spoke, y consiste básicamente en traer todos o la mayoría de los vuelos a un hub que normalmente es el lugar donde opera la compañía. Como el mundo de las aerolíneas funciona con unos costes fijos muy altos y unos variables muy bajos, gracias a esto se puede beneficiar de economías de gama (scope economies), que ocurren cuando una compañía consigue diminuir sus costes variables cuando aumenta la producción.

Pasajero Avion

Ineficiencias de esta estrategia

Para poder reducir al máximo los tiempos de espera y ofertar una gran variedad de conexiones posibles para los pasajeros en el aeropuerto que actúa como hub, es esencial que la aerolínea programe el mismo número de vuelos que entran y que salen durante un corto período de tiempo. Esto puede resultar en picos muy elevados de tráfico durante estas franjas horarias y que lleva a retrasos en los otros vuelos por culpa de la falta de recursos de los aeropuertos.

Cuando el tráfico de un sistema hub-and-spoke se une, requiere una estructura capaz de aguantar estos picos de actividad durante unas horas al día. En algunos aeropuertos, se requiere tener capacidad adicional e infraestructuras que pueden resultar costosas. Durante las horas de menos tráfico, estas instalaciones no se van a utilizar y por lo tanto va a resultar ineficiente. La discrepancia entre capacidad y demanda resultará continuamente en congestión y retrasos, o bien infrautilización de los recursos

También se tiene una dependencia excesiva de los aeropuertos. Las aerolíneas que actúan en hub, así como las alianzas entre compañías, tienen un número limitado de aeropuertos en cada continente a través del que encaminan su tráfico. Estos pocos aeropuertos hub, representan un gran porcentaje de su negocio, pero la capacidad de estos es limitada, y generalmente no es suficiente o los lugares más atractivos no se encuentran disponibles. Por culpa de esto, las aerolíneas tienden a escoger opciones alternativas y que resultan más costosas de gestionar.

Aeropuerto

Ciudad oculta

Este es un término que va relacionado con el sistema de hub-and-spoke, pero que viene por la parte del consumidor. Detrás de ello se intenta explicar el concepto de la fijación de precios de las compañías aéreas teniendo en cuenta las escalas que se incurren para poder ir de un punto a otro. En este concepto se pasa por alto el sistema “low-cost” ya que en él se tiene en cuenta la distancia recorrida entre el punto de inicio y el punto final.

Para comprender esto tenemos que entender que en el sistema de fijación de precios clásico, se valoran mejor los vuelos directos que las escalas, así que una escala es un añadido que rebaja el precio total. En definitiva, nos sale más barato ir de un punto a otro haciendo escala en un sitio en el medio, que tomando un vuelo que una los dos puntos directamente. El vuelo con ciudad oculta se aprovecha de esta ineficiencia para poder conseguir un mejor precio al viajar.

En un vuelo con ciudad oculta lo que se hace es añadir un destino al que no se volará nunca, por lo tanto estaremos añadiendo un tramo de vuelo que no utilizaremos pero que nos hará rebajar el precio final de nuestro vuelo. Utilizaremos una nueva ciudad de salida y de llegada para conseguir que el vuelo haga escala donde nosotros queramos y luego abandonaremos esta ciudad que no nos interesa. La conclusión es que no iremos a esta nueva ciudad, quedando esta con el nombre “ciudad oculta”.

Hay que tener en cuenta que existen algunos problemas en esta técnica, ya que a las compañías aéreas no les gusta que la gente utilice estos métodos. Puede ser que si la ciudad oculta se encuentre en la ciudad de salida la compañía cancele todo el viaje para evitar estos problemas. También debemos tener en cuenta el equipaje, ya que normalmente en una escala la maleta que se factura se envía directamente al destino, haciendo imposible que lo podamos recoger en el punto intermedio.

¿Has viajado alguna vez en ciudad oculta? ¿Qué piensas sobre este sistema que utilizan las compañías aéreas?

Archivado en Aviones, Curiosidades, Empresa
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (3)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion