¿Qué conllevaría eliminar el dinero físico y establecer un sistema totalmente electrónico?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Tarjeta monedero

Con el auge de las plataformas de pago mediante el teléfono móvil, se ha planteado diversas veces el debate sobre lo que pasaría si se decidiese eliminar todo el dinero físico que tenemos y utilizar sistemas de pago electrónicos. Lo cierto es que ya en la actualidad, la mayoría de transacciones, especialmente aquellas con un peso económico más elevado, ya no incluyen dinero físico de por medio y todo se limita a utilizar la tarjeta.

Ya hay algunos países como Dinamarca, que quieren acabar con el dinero efectivo, especialmente en aquellos comercios minoristas como tiendas de ropa, gasolineras y restaurantes. El gobierno Danés tiene un plan a largo plazo para terminar con las monedas y billetes. Lo que pretenden conseguir con esto es aumentar el crecimiento económico gracias a reducir costes y a incrementar la productividad en los negocios.

Lo cierto es que este modelo presenta tanto ventajas como desventajas, cosa que hace que a algunos sectores de la población no les parezca demasiado bien este cambio. Sin embargo, en los países nórdicos, más de un tercio de las transacciones diarias ya se hacen mediante plataformas móviles, por lo que es un buen país en el que empezar a seguir esta tendencia.

Dinero préstamo

Ventajas de los sistemas electrónicos

Como ya ha apuntado el gobierno Danés, este plan va a enfocado a reducir costes, así que con esto se quiere aumentar el ahorro del país. Según el economista José Carlos Díez, no cuesta tanto mantener el dinero electrónico como el físico. Ya hace tiempo, cuando se implantaron los billetes, el coste se redujo, y ahora le toca el turno a la economía digital.

Otra ventaja que supone utilizar pagos totalmente electrónicos es que se puede integrar perfectamente en nuestro smartphone. Cada vez más utilizamos nuestros teléfonos móviles para todo y esto puede ayudar a que se consoliden este tipo de pagos. Con el sistema de pagos que tienen Apple y Google con Apple Pay y Google Wallet, presentados hace ya un tiempo, tenemos más facilidad para integrarlo en nuestro día a día.

Si de algo estamos hartos en nuestro país es de la corrupción y la economía sumergida. Si todos los pagos se centralizan en nuestro dispositivo móvil, falsear dinero será más difícil, así como también evitar que actividades ilegales como la venta de drogas tengan más facilidad de salirse con la suya. No obstante, algunos sistemas digitales como Bitcoin ofrecen una privacidad muy elevada, por lo que tampoco se acabarían de eliminar estas prácticas del todo.

Tarjeta bancaria electrónica universal

Las desventajas que presentan

Para poder instalar este sistema de pago, tendría que existir una población con conocimientos tecnológicos bastante al día. En España, un 26% de la población se considera de la tercera edad, y aunque suene mal decirlo, no están tan acostumbrados a utilizar la tecnología como las personas más jóvenes. Para poder hacer una implantación efectiva, todos los ciudadanos deberían saber como se pueden utilizar estos sistemas electrónicos.

También debemos tener en cuenta que mucha gente de la tercera edad no utiliza tarjetas de crédito por los riesgos que comporta. El sistema electrónico no es una excepción, ya que con las vulnerabilidades que presentan nuestros dispositivos, cualquier atacante que quiera obtener nuestra información nos puede robar nuestros datos y utilizarlo para su propio interés. Si no mejoramos la seguridad de nuestros smartphones, es muy difícil que se pueda llegar a eliminar todo el dinero físico.

Otro punto a tener en cuenta es que podemos ser detectados en cualquier momento mediante nuestra tarjeta de crédito. Un espía puede mirar los movimientos de nuestra cuenta para saber si nos encontramos en casa en un momento o no. Esto provoca una pérdida de privacidad a nivel personal, además de que cualquier tercera persona, puede averiguar los gastos que hemos hecho sin tener que decirlo nosotros.


Lo que está claro es que ahora mismo en España, es muy complicado llegar a establecer un sistema de pagos puramente electrónico. Quizá sería algo a contemplar en el largo plazo, por los beneficios que comporta, pero hasta que no estemos del todo preparados para ello, es algo impensable a estas alturas. Si seguimos la tendencia natural de estos años, seguramente el dinero físico quedará obsoleto en un plazo de tiempo no muy largo, y será más fácil pagar con distintas monedas en otros países.

¿Qué piensas tú sobre el dinero electrónico? ¿Crees que puede llegar a utilizarse en el corto plazo o ves muy difícil conseguir que se implante en su totalidad ahora mismo?

Archivado en Apple Pay, Bitcoin, Dinero, Google Wallet
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (3)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs