Ventajas y desventajas de no apagar nunca el ordenador

COMPARTIR 0 TWITTEAR

power redim

Bien es cierto que hace tiempo había que apagar el ordenador por obligación al acostarnos por la noche, pero las tecnologías han avanzado mucho, y con ella los componentes de hardware, así como su funcionamiento, y la desinformación acerca éste cambio ha dado lugar a mitos y leyendas de todo tipo, seguro que alguno se os viene a la mente ahora mismo.

Pues bien, en éste caso no es un mito en su totalidad, pero sí que existe cierta falsa palabrería acerca del tema, en ésta ocasión hablamos de dejar el ordenador encendido todo el tiempo, o no apagarlo del todo al menos, he aquí las ventajas e inconvenientes que en Think Big nos aportan de llevar a cabo ésta práctica:

¿Por qué es bueno dejar el ordenador encendido?

1. Es más eficiente: si lo usas mucho puede ser más practico tenerlo todo el día encendido que estar constantemente apagando y encendiendo, lo cual ocasionaría mucho estrés al hardware del dispositivo, o al menos más que estar funcionando todo el día.

2. Los procesos no se paran: hay veces que tenemos cierto procesos corriendo que no deben pararse, háblese de actualizaciones de sistema, alguna descompresión de un archivo muy pesado –aunque ésto no suele llevar todo el día, pero si puede llegar a varias horas–, análisis periódicos de virus, o la subida a Dropbox de las fotos del verano de alguna adolescente. En definitiva, procesos largos durante los cuales no tenemos tiempo ni ganas de quedarnos mirando la pantalla hasta que acaben.

3. Llevarlo donde quieras: siempre puedes acceder a él desde el móvil con TeamViewer o similar, lo cual es una práctica que personalmente llevo a cabo y ha habido veces que realmente me ha salvado la vida, muy recomendable.

¿Un descanso de vez en cuando? También viene bien

A continuación, los contras de llevar a cabo esta costumbre:

1. El deterioro del hardware: como es lógico, las piezas están hechas de materiales perecederos, y con el uso se van gastando. Las pantallas tienen una vida de luz finita, los discos duros ciclos de borrado finitos y las baterías ciclos de carga finitos. Es lógico: tener el ordenador más tiempo en uso significa tiempo de uso que nunca vuelve.

2. El consumo energético es innegable, es un aparato electrónico y consume electricidad. Si lo tenemos con la pantalla encendida gastará más que si la tenemos apagada, y a su vez ésto gastará más que si ponemos la máquina a hibernar, lo cual por ejemplo, ayudará al punto anterior pero nos hará perder el tercero de los pros: el acceso remoto.

3. La estabilidad que se consigue al apagar el ordenador también es un factor a tener en cuenta. Algunos procesos se cierran, otros se reinician y tienen un mejor desempeño, algunos archivos innecesarios se borran y se libera memoria… en definitiva, conseguiremos un dispositivo más descansado, también a nivel de hardware –piezas que se enfrían y demás–.


Éstos han sido los pros y contras de tener siempre el ordenador encendido que hemos querido compartir con vosotros. Espero que os ayuden a decidir con cabeza cuándo apagarlo y cuándo no. ¿Se os ocurren más? ¡Dejadlos en los comentarios!

Archivado en Consejos, Ordenador, Recomendaciones
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (13)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs