Green Gym: convierte calorías en kilovatios

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Imagen de un gimnasio

Todos sabemos que el interés por tener un cuerpo bonito ha aumentado notablemente de manera general en los últimos 4 o 5 años. Ya no es solo por sobrepeso, cada vez hay más gente que simplemente quiere, o bien cuidar su cuerpo por bienestar, o bien tener un cuerpo atlético y atractivo.

Ésto ha ocasionado que los gimnasios han visto acrecentado su público, y que hayan ampliado las jornadas con horarios casi 24 horas, existiendo algunos casos, de hecho. Por ello, a alguien se le ha ocurrido que todas esas horas de sudores que nos ayuden a quemar calorías sirvan para algo más: para generar electricidad.

A sido la gente de Green Gym la que ha llevado a cabo la idea, y el objetivo de ésta idea es que el gimnasio se autoabastezca con el esfuerzo físico de sus propios clientes, que serán los que generen la electricidad que mantenga el complejo activo mediante ésta original idea.

El responsable del proyecto es Adam Boesel, un entrenador personal que supo cómo sacarle partido al consumo de calorías de los clientes durante su ejercicio físico. Una idea que, al igual que él, colabora a mantener el medio ambiente. Comenzó su cruzada en el 2010, y ahora ya tiene bajo su posesión tres centros deportivos de éste estilo en Oregón, Estados Unidos, los cuales se autoabastecen eléctricamente, llegando a ahorrar un 85% de luz al año respecto a los gimnasios convencionales.

Según los cálculos, se generan 37000 kilovatios por hora de media. En octubre de 2010 se abrió en primer Green Gym europeo en Berlín debido al interés de ésta práctica de ejercicio respetuoso con el medio ambiente.

Máquinas de los green gym

¿Qué se hace para conseguir ésto?

El proceso es muy simple: se conectan las cintas de correr, las bicicletas de spinning y las elípticas a un generador central, y se transforma la energía cinética generada durante el pedaleo en electricidad. Toda esa energía luego se inyecta en la red local del establecimiento para que no haya necesidad de conectarlo a la red general.

Según el recuento de sus encargados, la cantidad de energía que genera una sola persona con 30 minutos de ejercicio es de 50 a 150 watts. Si se tiene en cuenta la afluencia que tienen éstos sitios, y además los horarios casi 24 horas que comentábamos al principio, no es ninguna tontería esa cantidad.

Además de contar con ésto, los edificios también cuentan con paneles fotovoltaicos que complementan ese suministro eléctrico autogenerado para ayudar a mantener cosas como la luz y los elementos electrónicos funcionando. En definitiva, en éstos gimnasios ya no solo pierdes peso o tonificas tus músculos, si no que además colaboras con el medio ambiente generando tú mismo la luz que te ilumina. ¿Qué te parece ésta idea? ¡Deja tu opinión en los comentarios!

Archivado en Ecología, Medio ambiente, Salud
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (13)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion