El universo del doblaje, ¿por qué no termina de cuajar la versión original?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Doblaje peliculas

El doblaje ha acabado por convertirse en un proceso fundamental en la elaboración de cualquier película. Normalmente es una pieza del engranaje algo menospreciada, pero lo cierto es que millones de espectadores en todo el mundo no conciben la versión original, normalmente grabada en inglés.

La realidad es que el doblaje es una herramienta democrática que permite disfrutar del cine a todos aquellos que no pueden valerse de los subtítulos. En este sentido, aunque el doblaje puede pasar desaparecido, la verdad es que es una industria con un gran peso económico en el universo audiovisual.

Un poco de historia…

A principios del siglo pasado, la industria cinematográfica americana comenzó a expandirse, con lo que sus películas se distribuyeron por todo el mundo. El problema llegó cuando muchos países las rechazaron por considerarlas incomprensibles para sus ciudadanos.

Una primera solución fue la llamada ‘doble versión’, que consistía en rodar la misma película en diferentes idiomas, aprovechando los mismos decorados y, en algunas ocasiones, incluso los mismos actores.

El alto coste de este tipo de producción, unido a la mala acogida por parte del público, supusieron el fin de esta técnica. Su fracaso dio pie al invento del doblaje en 1928, que se atribuye a Edwin Hopkins y Jacob Karol.

Los subtítulos no eran la solución en una sociedad poco alfabetizada y cuyo conocimiento sobre un idioma distinto al propio era prácticamente nulo. Además, las productoras querían que los personajes de sus películas fueran cercanos, con lo que la mejor solución era que hablaran su misma lengua.

Después de realizar las primeras pruebas e intentos por doblar películas, la profesión de doblador se consolida en España hacia 1947, cuando se realiza en nuestro país el primer gran doblaje español en Lo que el viento se llevó.

La llegada del sonido magnético

El sonido magnético, que aterrizó en los años cincuenta, agiliza el proceso y aporta calidad al sonido. De esta forma, llega a España la época dorada del doblaje, con grandes actuaciones de dobladores que prestaron voz a las grandes estrellas americanas.

Con el nacimiento de Televisión Española, la cadena toma la decisión de doblar películas y series en Latinoamérica, con el fin de ahorrar lo máximo posible. Ante la presión realizada por las casas de doblaje españolas, TVE acabó cediendo a sus peticiones a principios de los setenta. Esta decisión propicia la aparición de numerosos profesionales del sector.

Aparición del vídeo y las televisiones autonómicas

Con la llegada del vídeo y el nacimiento de las televisiones autonómicas, que acaban con el monopolio de TVE, la industria del doblaje se convierte en centro de críticas. Después de vivir su época de máximo esplendor, las casas de doblaje pierden parte de su importancia.

Un futuro esperanzador…

El presente ha traído consigo un halo de esperanza para el doblaje. El éxito de las series extranjeras, la aparición de nuevas estaciones de televisión y la digitalización de los medios, unido al reconocimiento que ha recibido esta industria por parte de las instituciones europeas, prometen un futuro esperanzador para los dobladores.

doblaje-de-a-banderas_1024

¿Es la versión original una buena forma de aprender idiomas?

En medio de esta situación, han surgido también voces críticas que consideran la versión original un elemento fundamental en el aprendizaje de otros idiomas. Estas personas defienden que el doblaje es el culpable de que la población española no esté más familiarizada con un idioma tan importante como el inglés.

Ponen como ejemplo los casos de Finlandia y Holanda, donde la proyección de películas y emisión de series se realiza en el idioma original. En el caso de Francia, el país galo emplea un sistema mixto por el que las películas se estrenan en versión original con subtítulos pero siempre con algunas copias dobladas disponibles.

En España, el fin de la versión original llegó durante la dictadura franquista. A principios de los años cuarenta, Franco prohibió la exhibición de las películas en su idioma original. Con el pretexto de defender el castellano, se impuso luna censura encubierta que también permitía cambios en el texto original.

¿Es posible normalizar la versión original en España?

En la actualidad, algunos actores y directores defienden la imposición de la versión original en nuestro país. Alegan que muchos espectadores la reclaman, aunque lo cierto es que es muy complicado imaginar las salas de cine español sin doblaje a nuestro idioma.

Algunos cines ofrecen desde hace años la posibilidad de disfrutar de las películas en V.O., pero es una práctica que no termina de cuajar. Siendo realistas, la mejor solución por el momento es que ambos sistemas convivan para que el espectador pueda decidir.

Si la esencia de la película se pierde o no es algo sobre lo que que cada uno de nosotros debemos reflexionar. La variedad de opiniones es tan amplia que sería prácticamente imposible imponer una u otra versión… al menos en estos momentos. Se ahorrarían costes, disfrutaríamos de la voz original de los actores y además nos familiarizaríamos con otro idioma… pero, por contra, estaríamos obligados a leer subtítulos y se perderían miles de puestos de trabajo.

Archivado en Cine español, Hollywood, RTVE, TVE
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (16)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion