La promesa del 5G, todo lo que nos espera y nos queda por ver

COMPARTIR 0 TWITTEAR

antena-5g

La evolución de la comunicación personal ha cambiado la vida cotidiana de la mayoría de la gente en nuestro planeta. Armado con un teléfono inteligente conectado a un océano aparentemente infinito de aplicaciones de información y entretenimiento …, muchos de nosotros no podemos recordar algún momento en el que hayamos vivido sin ello.

Los teléfonos han evolucionado muchísimo, y mientras estamos leyendo este artículo en el teléfono por ejemplo podemos estar escuchando música o recibiendo alguna notificación de una aplicación de mensajería o pensando en qué vamos a cenar y revisando la lista de la compra en el mismo móvil.

Pero todo esto sería prácticamente imposible sin lo que verdaderamente mueve nuestro teléfono inteligente, que no, no es la batería. Lo que realmente nos ofrece tantas posibilidades en el teléfono es la red de datos que nos une a Internet.

No hace mucho tiempo, la mayoría de las compañías sólo proporcionaban servicios de voz y de texto utilizando redes 2G. Pero la capacidad de estar en comunicación en cualquier momento, en cualquier lugar y con casi todo el mundo ha evolucionado mucho más, ahora disponemos también de 3G e incluso de 4G, que llega a multiplicar las velocidades del 3G, de la misma forma que este multiplicó las del 2G.

El 5G, un futuro prometedor

ciudad

El 5G es el futuro, es la tecnología de comunicación que todos esperamos pero que tanto tarda en llegar. Y es normal, una semejante conexión necesita de enormes infraestructuras y remodelación de industrias. El 5G promete mucho y todas estas promesas son factibles.

El 5G promete poder ofrecer velocidades de 10 GB por segundo, que llega a ser 40 veces más rápido que las velocidades máximas alcanzadas actualmente en 4G. Esto suena como una ilusión futurista y utópica, pero no es así. El 5G llegará en unos años y puede significar una nueva manera de gestionar no solamente teléfonos y ordenadores, sino también infraestructuras en una ciudad, wearables o automóviles.

El Internet de las cosas y el coche conectado son dos conceptos muy actuales y vemos cómo evolucionan poco a poco hasta ser una realidad en muchos sectores y mercados. Tantos dispositivos conectados requieren de una gran infraestructura, y esta infraestructura puede ser el 5G.

Imagina una nueva red que permita a los dispositivos comunicarse al instante sin ninguna intervención humana, y para hacer las cosas en nuestro nombre y para nuestro beneficio sin nuestra participación activa. Eso es el Internet de las cosas, es la definición del coche autónomo en sí y es lo que hace actualmente la geolocalización en cierta medida.

El resultado de todo esto es un salto en nuestra calidad de vida, donde las herramientas son más autónomas y el 5G les permite comunicarse. No es un futuro utópico, es un futuro a corto plazo, y seremos los afortunados de disfrutar de ello.

Aún hay ciertos obstáculos para ver el 5G

antenas-redes

Así pues, si el 5G tendrá todos estos beneficios para nosotros, ¿entonces cuáles son los próximos pasos para el despliegue de estas redes y porque no las tenemos aún?

Hay problemas de seguridad críticos –los dispositivos autónomos conectados a Internet son los más propensos a sufrir ciberataques– que los desarrolladores de tecnología deben abordar. Hay varios obstáculos técnicos que superar, y el más grande para la industria es que los gobiernos del mundo trabajen juntos para desarrollar un estándar para el 5G.

Hace falta establecer una norma que permita a múltiples dispositivos, múltiples redes y múltiples usuarios (humanos / máquinas / drones / robots / teléfonos / wearables) tener acceso a la red y sus datos de una manera coherente, eliminando la necesidad de que los seres humanos tengan que intervenir. Además, la asignación del espectro de la señal es fundamental para satisfacer la creciente demanda de las tasas de capacidad y de datos.


La promesa del 5G es grande, y en un par de años podremos verla hecha realidad. Con cada avance en tecnología multiplicamos las novedades y mejoras, porque es un sector que crece exponencialmente. Esto tiene un impacto positivo en la sociedad y hace que la tecnología sea la herramienta que mejora las condiciones del ser humano.

Archivado en 3G, 4G, 5G, Ciudades, Coche autónomo, Internet y redes sociales
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (5)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs