Windows 10 y su ciclo de desarrollo continuo, un éxito desde el primer día

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Wallpaper de Windows 10

Cuando el lanzamiento de Windows 10 se acercaba, desde Microsoft se hizo una afirmación muy atrevida. Que estábamos ante el último Windows de la historia, que todo lo que llegaría después serían actualizaciones. Y que, como parte de la estrategia de “Windows como un servicio”, las nuevas funcionalidades y cambios en la interfaz se entregarán a los usuarios según estén listas, sin que tengan que esperar a un gran lanzamiento cada dos o tres años.

Windows 10 no lleva ni dos meses en el mercado, así que no podemos juzgar el resultado de la estrategia a largo plazo todavía. Pero sí que ha quedado claro que la empresa está haciendo las cosas bien por el momento. Y es que el programa Windows Insider permite a los usuarios probar las novedades en las que trabaja Microsoft a nivel interno. En este tiempo los programadores no se quedaron de brazos cruzados, y ya han lanzado tres versiones (o builds) con distintas novedades, algunas respondiendo a determinadas críticas iniciales que recibió Windows 10.

Así que vamos a analizar en primer lugar los antecedentes de las actualizaciones de Windows 8, luego veremos las novedades que han ido llegando estos dos meses a Windows 10 Insider Preview y, por último, echaremos un ojo a lo que podemos esperar de la primera gran actualización del sistema, que se espera para el próximo noviembre. Empieza nuestro recorrido:

El precedente de Windows 8.1

Un ordenador usando Windows 8.1

Con el lanzamiento de Windows 8 en 2012 ya le estaba empezando a quedar claro a Microsoft que no podía presentar un sistema operativo cada dos, tres o cuatro años. Al fin y al cabo, a iOS y a Android les iba bien con ciclos bastante más cortos. Así que un año después del lanzamiento inicial ya estaba listo Windows 8.1, que no sólo aportaba mejoras y nuevas funcionalidades, sino que intentaba responder a las demandas de los usuarios descontentos con el cambio radical de la versión original.

Y lo cierto es que, por primera vez, Microsoft fue capaz de hacer modificaciones de cierto calado en Windows en poco tiempo. Sólo unos meses después llegó Windows 8.1 Update, con bastantes cambios en la interfaz, que pretendían volver más amigable para los usuarios de ratón y teclado un sistema operativo concebido con un control táctil en mente. Posteriormente llegaron las Update 2 y Update 3,con novedades menores. El caso es que Microsoft ya había dejado atrás las actualizaciones lentas de Windows para siempre.

Lo que hemos visto en Windows Insider

Los miembros de Windows Insider ya han disfrutado de tres nuevas versiones en menos de dos meses tras el lanzamiento de Windows 10, con bastantes novedades. Obviamente, muchas ellas serán cambios internos que no percibimos (quizá base para futuras funcionalidades), pero sí que se han notado correcciones de errores, retoques en la interfaz y hasta alguna nueva prestación interesante. Aquí tienes resumidos la mayor parte de los avances:

Cambios en los colores de la ventanas: el primer retoque ofrecido tras el lanzamiento de Windows 10 fue poder cambiar de color las cabeceras de las ventanas. ¡Un pequeño detalle!

Compresión de memoria RAM: también se añadió un sistema que comprimía la memoria RAM que no se usaba (que ya existe en los Mac), una característica de bastante calado que debería mejorar el rendimiento.

Eliminar la imagen del inicio de sesión: el logo gigante de Windows 10 que nos acompaña al poner nuestra contraseña no resulta nada elegante ni discreto, así que ahora se puede eliminar.

Más tiles en el menú Inicio: los tiles son esos iconos animados que salen a la derecha del menú Inicio de Windows 10. ¿Alguien quiere más? Microsoft piensa que sí, y ahora podemos poner 4 columnas con hasta 2.048 elementos.

Actualizaciones de apps:: las apps de Windows 10 son bastante flojas, pero Microsoft las va a actualizar poco a poco. Como es lógico, los insider reciben primero las novedades, como en el caso de las aplicaciones de Xbox y Fotos.

Mejoras en los menús contextuales: se criticó bastante a Windows 10 porque los menús que salen al usar el botón derecho del ratón varían muchísimo a lo largo del sistema, y Microsoft ya ha realizado algunas mejoras a este respecto.

Correcciones de bugs: aparte de todo lo antrerior, se han solucionado muchos pequeños problemas que han ido surgiendo y puliendo aspectos mejorables.

Aunque resulta de lo más sencillo probar Windows 10 Insider Preview si nos interesa, tampoco lo considero recomendable, porque las versiones preliminares traen fallos. Desde el inicio del programa en dos ocasiones he sufrido errores críticos que me impedían usar equipo, así que estas builds no se deben utilizar como sistema operativo principal en ningún caso.

Gran actualización en noviembre

Portátil con Windows 10

La primera gran actualización de Windows 10 parecía prevista para el próximo octubre, pero finalmente todo apunta a que llegará en noviembre. Imaginamos que todo lo que se ha probado en estas builds se integrará. Aparte de eso, parece que se encuentra orientada a la optimización y el rendimiento. Por otro lado, se comenta que podría añadir las extensiones al navegador Microsoft Edge, que serían compatibles con las de su rival Google Chrome.

Durante el 2016 llegaría una actualización bastante mayor, que añadiría varias funcionalidades nuevas. Sería de esperar que se realizara a lo largo de la primera mitad del año, si de verdad Microsoft va en serio con su ciclo de actualizaciones rápido. Hemos de entender que estas funciones seguirán llegando a los insider en cuanto se encuentren listas. De todas formas, la idea de añadir nuevas prestaciones según estén terminadas no se cumple por completo: parece que se van a enviar en paquetes de actualizaciones acumulativas frecuentes, pero no de forma individual, ya que eso resultaría un tanto caótico.

—-

Es pronto para saber qué va a resultar de todo esto, pero parece que Microsoft ha hecho bien en considerar Windows 10 como un servicio y actualizarlo de forma rápida. El mundo no deja de cambiar, y ahora la multinacional de Redmond se encuentra en una posición cómoda para llevar un ritmo de lanzamientos más rápido que Google y Apple. Windows 10 nos gustó mucho cuando se presentó, y parece que lo mejor aún está por venir.

¿Qué opinas tú de este tema? ¿Prefieres pequeñas actualizaciones que lleguen poco a poco, o grandes revisiones del sistema operativo cada varios años?

Archivado en Microsoft, Windows 10
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (6)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion