¿Cómo saber que una persona está motivada con su trabajo?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

trabajadores

Seguramente, más de una vez en una tienda te ha atendido una persona que cuando le pides ayuda, no te presta la atención que requieres o, simplemente, te dice que ese producto que buscas se encuentra en esa zona donde hay otros 100 productos parecidos. Cuando sucede eso, tú como comprador, te vuelves loco buscando, buscas a otra persona que te ayude más o, simplemente, te vas de la tienda.

Estas señales indican que la motivación que tiene esa persona por ese puesto es muy baja o nula. Para saber con más detenimiento si esa persona está motivada o contenta con su puesto primero hay que analizar las características que posee ese puesto de trabajo.

Status

Sabemos que el trabajo ocupa un puesto central en las personas hoy en día, ya que, el puesto de trabajo tiene una señal del status de la persona con las personas que te rodean. Aunque suene frívolo o un poco superficial, todavía existen los estereotipos de status en relación con el puesto de trabajo, por ejemplo, no es lo mismo ser cirujano que ser médico de familia, aunque los dos hayan realizado la misma formación pero diferente especialización.

Nivel de humanización del trabajo

También otra parte en el puesto de trabajo es el nivel de humanización, esto que quiere decir, que la persona que está realizando el trabajo necesite tener la sensación y la convicción de que es una parte fundamental del funcionamiento de la empresa. Esta persona se tiene que sentir motivada a realizar bien su trabajo para que todo funcione.

Motivación

En la actualidad, el término motivación es un término que preocupa y mucho, a los directivos, ya que si una persona se siente motivada su rendimiento puede aumentar considerablemente y sacar el mayor provecho de su tiempo en el puesto de trabajo.

La Teoría de la Expectaiva

Existen diferentes elementos que pueden medir esta motivación a raíz de La Teoría de la Expectativa. Esta teoría se basa en:

  1. El esfuerzo y el desempeño de la tarea a realizar. El individuo percibe como debe de ser su esfuerzo para realizar el desempeño que se le requiere en su puesto. Por ejemplo, si necesita realizar un gran esfuerzo para realizar una pequeña parte del desempeño requerido, al final, el individuo acabará desmotivándose.
  2. El desempeño y la recompensa. El individuo después de realizar su desempeño, anhela una recompensa, generalmente esta recompensa es económica. Esta recompensa debe ser adecuada, no debe de ser ni mayor ni menor. El trabajador estará motivado y seguirá realizando su desempeño de la mejor forma.
  3. La recompensa y la meta personal. Después de obtener la recompensa el individuo piensa en sus capacidades, en sus conocimientos y en la percepción de su puesto de trabajo. Estos tres factores generan unos pensamientos, que si el trabajador los detecta como negativo acabarán afectando a su motivación y cada vez produciendo menos.

trabajador

Grado de motivación personal

Por último después de que el individuo haya pasado por estas fases, se situará en uno de estos grados:

  1. Incorporarse y permanecer en la empresa. El trabajador está en la empresa y va “subsistiendo” en ella.
  2. Cumplimiento estricto. El individuo cumple con lo que se le ordena, ni más, ni menos.
  3. Esfuerzo por encima del mínimo. Este nivel el empleado realiza un esfuerzo extra para producir más de lo que es capaz y conseguir algún tipo de recompensa o meta personal.
  4. Innovación. Este último grado es el que desearía todo jefe o directivo, que el trabajador aporte ideas que mejoren la empresa.

Después de lo que has leído, ¿crees que algunos trabajos cumplen con las expectativas del trabajador para generar la motivación?

Archivado en Motivación, Trabajo
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (7)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion