Freebooting, el problema persistente de Facebook

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Facebook y el género

Hoy en día, aparte de ser una red social, Facebook es una plataforma en la que los usuarios pueden compartir vídeos para que todo el mundo los vea y así puedan conseguir más likes. Lo cierto es que hay muchas personas subiendo vídeos todos los días a esta página web, pero ¿son todos de creación propia?

Si nos fijamos un poco en los vídeos que los usuarios comparten, veremos que no todos son de su propiedad, sino que la mayoría de ellos han sido descargados previamente de YouTube y resubidos a Facebook por alguna persona que no ha tenido nada que ver con el proceso de creación de ese vídeo.

Casey Neistat, un youtuber norteamericano que tiene un millón y medio de suscriptores en YouTube — y creador de Beme — , creó un vídeo recientemente llamada “Aladdin in Real Life”, en colaboración con un amigo suyo, y ese vídeo se volvió viral llegando a conseguir más de 10 millones de visitas. Según contó el youtuber, el vídeo tardó semanas en realizarse, ya que emplearon mucho tiempo y dinero en ropa y técnicas de grabación para poder conseguir el resultado que podéis ver a continuación.

Lo que no se esperaban

Después de subir el vídeo a la plataforma YouTube, se encontraron con un problema llamado freebooting, que consiste en resubir vídeos en redes sociales sin el consentimiento de la persona que ha realizado el vídeo. En definitiva, es un robo de propiedad intelectual y que Facebook debería plantearse como solucionarlo, ya que es la red social más afectada por este tipo de práctica.

En la página web Adweek, Casey Neistat hizo unas declaraciones en las que contaba que se pasó una semana intentado borrar los vídeos idénticos que habían colgado en Facebook, y en total consiguió eliminar 50 publicaciones. El creador contó las visitas que estas habían recibido y calculó que habían sido vistos por más de 20 millones de personas, el doble de lo que consiguió el vídeo original.

Muchos creadores de contenido en YouTube viven de las visitas que reciben. Aunque no se reciba una gran cantidad por cada visita, lo cierto es que 20 millones son muchas y para la gente que vive de ello, se trata de una cifra que no les va a reportar ningún beneficio. A fin de cuentas, cada persona que decide colgar un vídeo que no es de su propiedad en Facebook está pirateando un contenido que contiene propiedad intelectual, por lo que podría considerarse un delito.

Casey-Neistat

Lo que está haciendo Facebook al respecto

Este verano pasado Facebook fue criticado duramente por los creadores de contenido porque no hacía lo suficiente para combatir esta mala práctica del freebooting. La compañía dijo que estaba desarrollando nuevos programas para encontrar a los ladrones de vídeos, aunque la fecha de disponibilidad de estos programas aún no se ha hecho pública. Hace unos días, otro youtuber hizo un vídeo que puedes ver a continuación acerca de los falsos datos de vídeo de Facebook.

Durante los últimos meses, parece que Facebook ha intentado acabar con el problema, ya que se ha puesto a trabajar en un programa que detecta y reconoce el audio para compararlo con los vídeos colgados en YouTube. La compañía quiere que los creadores de contenido puedan identificar cuando los vídeos se han resubido a páginas de Facebook, perfiles y grupos.

Según Neistat, YouTube borra los canales permanentemente cuando han sido cazados haciendo freebooting tres veces. Este es un castigo severo, pero necesario, en cambio en Facebook no hay ningún tipo de castigo, todo lo contrario. El premio de las páginas de Facebook que roban este contenido es que consiguen más engagement con sus seguidores, y aunque el vídeo sea borrado, los seguidores no, así que parece que hay un incentivo para robar.

—-

En definitiva, Facebook debería ponerse las pilas para intentar solucionar este problema, ya que los creadores de contenido son unos de los que más personas mueven dentro de la plataforma. Si Facebook no consigue llegar a una solución al respecto, lo más probable es que estas personas abandonen la plataforma y Facebook se quede sin muchas de las visitas de vídeos que recibe cada día.

¿Qué piensas sobre este tema? ¿Crees que Facebook debería penalizar a los freebooters o que están en su derecho de compartir este contenido?

Archivado en Facebook, Piratería, Vídeo, YouTube
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (12)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion