Nueva predicción de Kevin Ashton, en 2030 los coches sin piloto dominarán las carreteras

COMPARTIR 0 TWITTEAR

El coche autónomo de Google

Si ahora mismo estás leyendo este artículo, es que has sobrevivido al fin del mundo que predijeron los mayas. Además, seguramente hayas leído infinidad de predicciones que no se han cumplido. De hecho, todavía estamos esperando el fantástico monopatín volador y las Nike que se adaptan a nuestro pie de Regreso al futuro.

Pero como nos encanta esto de adivinar el futuro, no hay nadie mejor que Kevin Ashton para hacernos una idea de con qué nos vamos a encontrar en un par de décadas. Uno de los hombres más innovadores en tecnología de los últimos años asegura que todos podremos contar con un coche sin piloto allá por 2030.

El Internet de las cosas

Kevin Ashton es el creador de la expresión “el internet de las cosas”. Allá por 1996 usó esta frase para definir la forma en la que interconectamos todo lo que tenemos a nuestro alrededor, para establecer una relación interactiva. Dicho de otra forma, es la manera en la que gestionamos y controlamos cosas de forma remota.

Su funcionamiento es como el de los coches autónomos, usando sensores, sistemas y circuitos incorporados a través de chips. Estos mismos chips son los que obtienen los datos de ubicación y movimiento, y lo mandan a otras máquinas a través de tecnologías inalámbricas.

De hecho, desde la corporación Colombia Digital creen que para el año 2020, cerca de 25.000 millones de objetos estarán interconectados entre sí. Solo en Estados Unidos habrá 12 millones de sistemas de aparatos inteligentes, con lo que no es descabellado pensar que en 2030 los coches sin piloto sean una realidad.

Coches autónomos en 2030

La última predicción de Ashton es que todos tendremos un coche sin conductor allá por el 2030. Aunque ahora mismo solo existen prototipos, empresas como Google y Uber siguen trabajando para convertirlos en una realidad. Hasta hace unos meses se filtraron unas imágenes del que sería el primer coche sin piloto de Apple.

Además, la compañía del popular buscador y Toyota también quieren hacer posible que los coches sin piloto empiecen a verse en las autopistas en 2020. Con lo que una década después, estarían perfectamente preparados para un uso mayoritario de la población.

Cuando a Ashton le preguntan sobre la seguridad de los coches sin piloto, siempre responde lo mismo: “Pregunta equivocada”. Para él, debería ser: “¿Son los pilotos humanos seguros? La respuesta es no”. Más de 3.000 personas mueren al día en accidentes de coche y un gran porcentaje de esto se produce por fallos humanos al volante.

Según este gurú de la tecnología, Uber es la empresa que está un paso por delante al usar información de dos sensores: dónde está el usuario a través de su smartphone y donde está el coche más cercano.

El coche de Google ha tenido algún accidente que otro, aunque todos menores.

Más de una decena de accidentes para el coche de Google

Aunque se trata de siniestros menores que no han provocado heridos, los 50 vehículos de los que dispone la marca han sufrido 11 incidentes. De hecho, uno de ellos llegó a saltarse una señal de stop, aunque la mayoría de accidentes son con vehículos tradicionales. Chris Urmson, el director del proyecto de Google, ha defendido la inocencia de sus coches autónomos: “Ni una sola vez el coche autónomo ha sido la causa de un accidente”.

En definitiva, nos quedan quince años para ver si Kevin Ashton vuelve a acertar. En caso de hacerlo, podremos dedicarle un post como el de los cinco sucesos que han acertado Los Simpson.

Archivado en Coche autónomo, Mayas, Uber
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (17)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion