El modelo de negocio de las aerolíneas low-cost ¿por qué pagamos tan poco por un vuelo?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Avion ryanair despegando

A todo el mundo le gusta viajar, esto es un hecho. En algún momento de nuestras vidas nos envuelve una sensación en nuestro cuerpo que nos obliga a tomar el primer avión que veamos para irnos a descubrir un sitio que antes nos era desconocido.

El mundo de los aviones es muy extenso, es por ello que muchas veces al embarcarnos en una nueva aventura no sabemos muy bien lo que comporta escoger un servicio u otro. En la mayoría de los casos, no necesitamos conocer demasiadas cosas: solamente con tener nuestro billete y saber los horarios ya nos vale.

No obstante, las compañías a veces hacen cosas que nosotros, como personas normales, no entendemos, ya sea por falta de conocimiento de la industria o por encontrarnos en un momento de ignorancia. ¿Por qué debemos ir en autobús desde la terminal al avión? o ¿Por qué debo pagar más si no he hecho el check-in desde casa? Estas son algunas preguntas que vamos a tratar de responder hoy y que casan con los objetivos que tienen las aerolíneas de bajo coste.

Avion Iberia

Aerolíneas Low-Cost, viajar es para todo el mundo

Ryanair es una aerolínea que opera en Europa y que se centra en un modelo de negocio de bajo coste. Este modelo ha conseguido convertir a muchas compañías en las aerolíneas más grandes en todo el mundo en términos de pasajeros. Ryanair opera más de 1.800 vuelos al día, con una flota de tan solo 300 aviones y el año pasado transportó a 80 millones de personas.

La principal característica de estas aerolíneas es que se centran en transportar a un gran número de pasajeros en rutas cortas y con un servicio de cara al público muy básico. ¿Cuales son las claves para conseguir esto? Ahora las descubriremos

El círculo de actividades Low-Cost

Se basa en optimizar una serie de factores que conducen a ganar mucha eficiencia en operaciones para poder reducir el precio del billete de los pasajeros. El círculo completo da como resultado el servicio de cara al cliente, pero para conseguir esto se necesita una combinación de los siguientes factores

  • Horarios: Mucha frecuencia y muchas destinaciones
  • Aeropuertos: Aeropuertos secundarios o terminales secundarias
  • Operaciones: Poco tiempo en tierra, empleados multifuncionales y utilización de ambas entradas y salidas del avión
  • Finanzas: Compañías públicas
  • Aviones: Un solo modelo de avion, muchos encargos y alta densidad de asientos
  • Precio: Precio de entrada bajo, inexistencia de asientos de primera clase
  • Personal: Muy productivos, horas de trabajo flexibles e inexistencia de sindicatos
  • Venta: Inexistencia de programas de fidelidad y reserva solo por Internet

Pasajero Avion

Satisfacción suficiente

Quizá toda esta eficiencia de actividades puede interpretarse por algunas personas como insatisfactoria. Al fin y al cabo, el servicio de cara al cliente es mínimo y si alguien tiene un problema, es muy difícil solucionarlo. Lo cierto es que existen algunas actividades que pueden hacer enfadar al cliente, pero si nos paramos a pensar en ello, no podemos pedir demasiado por un vuelo de 15 euros.

Algo con lo que también juegan las compañías de bajo coste es con alcanzar el punto muerto. Los primeros billetes se venden a un precio muy barato para atraer a los consumidores, pero a medida que se venden van subiendo poco a poco de precio hasta alcanzar el punto muerto. A partir de aquí los precios se dispara, ya que esta es la zona en la que se consiguen beneficios.

Lo que estas compañías quieren es premiar a los buenos clientes. Entendemos por buenos clientes aquellos que llegan de manera puntual a la cola de entrada del avión, no llevan equipaje, tienen su billete impreso desde casa, utilizan la entrada y salida del avión asignadas y no llaman la atención al personal.

Tenemos que pensar que el bajo precio de estas aerolíneas se obtiene gracias a realizar todas las actividades descritas anteriormente, por lo que si una persona necesita realizar algo que disturbe la cadena de valor, será castigado. Es por ello que debemos pagar más si no tenemos nuestro billete listo, e incluso si queremos facturar nuestra maleta. Cada acción que realicemos se traducirá en más trabajo para la aerolínea, por lo que estará perdiendo dinero y necesitará cobrarnos de más para recuperarlo.

Avion puesta de sol

Así pues, podemos ver que el modelo de negocio de estas aerolíneas está plenamente enfocado a conseguir la eficiencia operacional. Gracias a ello, pueden operar bajo un coste mínimo y ofrecer vuelos a un precio que las “legacy carriers” no pueden soñar con tenerlo.

¿Has volado alguna vez con Ryanair? ¿Qué opinas sobre su servicio?

Archivado en Aeronáutica, Aeropuertos, Aviones, Curiosidades, low-cost, Sociedad
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (19)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion