Cómo guardar 360 TB de datos de manera eterna gracias a un nuevo disco de cuarzo

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Disco duro Cuarzo

Pasan los años y con ellos seguimos evolucionando. Nuestras formas de almacenar archivos han cambiado y mucho. Los más melancólicos aún recuerdan los disquetes que tantos problemas nos dieron. Sin embargo, hoy en día ya estamos acostumbrados a las memorias flash, los discos duros externos o las unidades SSD, que aún siguen evolucionando. Pero, ¿cómo podemos almacenar una cantidad desproporcional de información y que dure casi 14 mil millones de años?

Los Investigadores de Optoelectrónica de la Universidad de Southampton, Reino Unido, tienen la solución. Un nuevo tipo de almacenamiento óptico de cuarzo, que permite albergar 360 TB de datos en un espacio minúsculo y de manera casi ‘eterna’. Así lo ha explicado con orgullo Peter Kazansky, profesor universitario de la división que ha desarrollado este nuevo tipo de memoria portátil.

Es emocionante pensar que hemos creado la tecnología para preservar los documentos e información y almacenarla en el espacio para las generaciones futuras. Esta tecnología puede asegurar la última evidencia de nuestra civilización: todos hemos aprendido, no será olvidado.

Almacenamiento 5D

Dejando aparte las dimensiones y la capacidad de memoria que tienen estos dispositivos, lo que más sorprende es su estabilidad térmica. Al ser de cuarzo aguantan temperaturas de hasta 1.000 grados centígrados, y por no ser suficiente ya, puede llegar a tener una vida útil estimada en 13.800 millones de años a temperatura ambiente de unos 190 grados. Datos impresionantes que le conceden el apodo de memoria de cristal de Superman.

Desde el departamento de investigación de la Universidad de Southampton aseguran que este sistema abre una nueva ventana al almacenamiento de datos. Por otro lado explican que esta tecnología será muy útil de cara al futuro.

Esta tecnología podría ser de gran utilidad para las organizaciones con grandes archivos, como archivos nacionales, museos y bibliotecas, para preservar su información y registros.

Para entender por qué estos discos pueden almacenar tanta información durante mucho tiempo, lo mejor es compararlo con un CD normal. En los CD’s convencionales los datos se leen gracias a un láser óptico capaz de leer los pequeños surcos grabados. Por lo tanto la información está en la superficie del CD y fuera no hay nada, de ahí las dos dimensiones de este.

En cambio en los discos duros de cuarzo los documentos se graban mediante un láser ultra rápido que produce pulsos extremadamente cortos e intensos. De esta manera, los archivos se escriben en tres capas separadas por cinco micrómetros (una millonésima parte de un metro).

Recordamos que esta investigación ya se demostró en 2013 cuando consiguieron grabar un archivo de texto de 300 kB sobre el cuarzo, pero no esperábamos llegar a estos límites. Quizás esta tecnología nos permita decir adiós a las memorias tradiciones y por qué no a la recuperación de datos.

Por el momento, documentos como la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH), la Óptica de Newton, la Carta Magna o La Biblia del rey Jacobo ya han sido grabados en este tipo de copias digitales, con lo que se espera que lleguen a generaciones futuras o quién sabe, a una nueva raza.

Archivado en Almacenamiento, Datos, Disco duro, Investigación, Láser
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (16)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion