¿Sillas que se mueven solas? Nissan lo hace posible

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Nissan Park Assist

Sinónimo de vanguardia, tecnología y accesibilidad, Nissan es una de las marcas más conocidas en el mundo. Tercera compañía automotriz en términos de producción anual de vehículos en el término de Japón, solo por detrás de Toyota y Honda. Su nombre proviene de un holding japonés de 1928: Nippon Sangyo que traducido significa ‘Industria Japonesa’.

Hasta aquí todo claro puesto que era lo que se esperaba de un gran grupo automovilístico. ¿Pero desde cuando Nissan se dedica a la industria mobiliaria?

Cambio de negocio en Nissan

El fabricante japonés ha decidido producir sillas de oficina autónomas. Sí, se guardan solas y no es broma. La automotriz dio a conocer la noticia en un vídeo en su canal global de YouTube donde muestra unas sillas de oficina inteligentes. Unas sillas capaces de volver solas a sus mesas respectivas con tan solo una palmada. Así funciona la Intelligent Parking Chair (la silla inteligente que se aparca).

Estas sillas son controladas por Wi-Fi, y mediante cuatro cámaras que detectan el movimiento son guiadas y reconducidas hasta sus respectivos escritorios. El impulso es conseguido gracias a un motor eléctrico situado en sus bases, y un sistema de rodillos cilíndros que consigue un movimiento limpio y silencioso.

Pero no amigos, Nissan no cambia de sector. Sin ir más lejos, todo esto forma parte de una campaña de marketing viral por lo que la empresa no cambia de negocio de momento. La compañía busca promocionar el funcionamiento de su sistema automático de aparcamiento que ofrece en los nuevos vehículos.

Un sistema inteligente de aparcamiento capaz de detectar no sólo la distancia, forma y dimensiones que tiene la plaza en la que se quiere aparcar, sino también los elementos del entorno que están en movimiento.

Por el momento, no creemos que Nissan tenga intención de comercializar este tipo de mobiliario, pero es probable que tengan algún nicho de mercado. Aún así, la idea es genial, pero desconocemos cuánto podría costarnos este sistema.

De ser así, algún problemas se nos viene a la cabeza. ¿Qué pasaría si a alguien en una reunión se le escapa una palmada y las sillas se ponen en funcionamiento? No parece que estas sillas cuenten con ningún sensor de presión para detectar si hay alguien en ellas o no. Es más, en el vídeo podemos observar como una persona es transportada mientras está sentada en la silla inteligente. Todo un problema que puede ocasionar algún que otro accidente.

Archivado en Automoción, Marketing viral, Vídeo
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (19)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion