¿Pueden los robots sentir dolor? Un experimento pretende descubrirlo

COMPARTIR 0 TWITTEAR

robot doctor experimento

Desde que los centros de investigación y de innovación tecnológica están trabajando con robots y aprendiendo como pueden integrarlos en nuestra sociedad, siempre ha habido el debate sobre si los robots pueden llegar a tener sentimientos. Lo cierto es que a primera vista pensamos que un puñado de chips programados y acompañados de un software, no parece que puedan sentir las mismas emociones que nosotros, pero unos investigadores alemanes quieren conseguirlo.

Estos investigadores están experimentando con un sistema nervioso artificial pensado para los robots para enseñarles a sentir y a reaccionar al daño. En el siguiente vídeo se puede ver como se hace el experimento aplicando diferentes tipos de daño a un sensor conectado al robot.

El daño nos protege

Puede parecer extraño, pero la razón de intentar hacer que los robots sientan daño nos beneficiaría, ya que podríamos enviarlos a situaciones peligrosas para nosotros y ellos se darían cuenta si al mismo tiempo los puede poner en peligro. Sentir daño es la manera que tenemos de protegernos, y de esta manera los robots también podrían utilizarlo como una manera de protección.

Este sistema puede beneficiarnos mucho, ya que si en el futuro trabajamos junto a los robots, tener un sistema que detecte la situaciones de peligro, tanto para el robot, como para el humano podría ayudar a prevenir muchos accidentes. Un robot necesita ser capaz de detectar y clasificar los estados físicos imprevistos y ordenar el posible daño que podrían causar, para poder iniciar medidas de acción.

robot

Sentir daño o estar programados para ello

El problema con esto es que los robots no sienten el daño por sí mismos. La ciencia reside en la manera como están programados, y en el vídeo que hemos visto antes, el robot está equipado con un sensor que puede detectar los cambios en presión y temperatura. Cuanto más daño se le hace, la respuesta del robot se intensifica.

Es muy interesante ver la ciencia que está detrás de los robots y el daño, especialmente por las implicaciones que tiene en la seguridad del trabajo. No obstante, debemos intentar hacer que el robot sienta daño, no que esté programado para sentirlo, ya que de esta manera, sin el sensor adecuado ni las condiciones establecidas del entorno, no se van a poder integrar los robots en nuestra vida para poder aumentar la seguridad.

Aún así, todavía queda mucho camino por recorrer. Los robots se encuentran en un estado muy temprano, y aún debemos esperar bastantes avances para poder verlos en acción de verdad. De mientras, podemos conformarnos con los asistentes personales que encontramos en nuestro teléfono móvil, pero para la verdadera revolución aún toca esperar.

Archivado en Curiosidades, estudio, Robots, Sociedad
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (5)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion