El cerebro humano cambia cuando viaja al espacio

COMPARTIR 0 TWITTEAR

No hay reto que lleve más al límite al ser humano que un viaje fuera de nuestro planeta. Aquellos pocos profesionales que consiguen viajar al espacio, se entrenan durante muchos años, en cientos de pruebas distintas. Sin esta preparación, cualquier problema a tanta distancia de suelo firme podría ser realmente desastroso.

El cuerpo de los astronautas es sometido a altísimas velocidades, presiones y temperaturas en su viaje. Es por esto que durante años se ha estudiado a aquellos que han viajado más allá de nuestra atmósfera, para poder comprobar si habían ocurrido cambios en su cuerpo. Hoy aquí, en Xombit, hablaremos de cómo afecta un viaje espacial al cerebro humano.

Astronauta

Un nuevo ambiente

Hace algún tiempo, científicos de la Universidad de Michigan, en los Estados Unidos, se interesaron por los cambios que una misión fuera de nuestro planeta podría causar al cerebro. Por lo tanto, este grupo de investigadores ha llevado a cabo un estudio, en el cual han participado un total de 26 astronautas.

Como podemos leer en la web de Muy Interesante, existía un grupo de 12 sujetos que habían pasado un total de 2 semanas en la Estación Espacial Internacional, mientras que los 14 restantes habían permanecido durante 6 meses.

Durante el trabajo, publicado en la revista Nature Microgravity, se estudió la morfología cerebral de los participantes gracias a una resonancia magnética funcional. Esta prueba, que permite observar con claridad la estructura del cerebro, reveló algunos cambios notables.

cerebro

La materia gris, concretamente su volumen, había aumentado o disminuido en todos ellos. Además, la variación era directamente proporcional al tiempo que estos habían permanecido fuera de la Tierra. La ausencia de gravedad puede ser uno de los factores que produjeron estos cambios. ¿Pero cómo?

La ausencia de una fuerza que empuje nuestro cuerpo contra el suelo, produce cambios en nuestro organismo. Uno de ellos es el referente a la distribución de fluidos, que se reparten de otra manera, llegando más al encéfalo y pudiendo producir cambios.

Esta ha sido la explicación aceptada por los científicos, aunque también es cierto que se deberá seguir investigando. Nos encontramos ante una muestra pequeña, que debería ser ampliada en posteriores trabajos.

¿Qué te ha parecido este curioso estudio? No olvides dejar tu opinión.

Archivado en Cerebro, Exploración espacial
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (7)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion