El ultrabook, un formato necesario aunque poco original

COMPARTIR 0 TWITTEAR

En la pasada Computex Intel presentó su “ultrabook”, un tipo de portátil que toma todo lo bueno del Macbook Air y lo lleva al universo Windows, donde la competencia es mucho mayor.

En la Computex, celebrada a principios de junio, Intel presentó en sociedad un concepto de portátil que, según ellos, dentro de pocos meses copará buena parte del mercado. Bajo el nombre de ultrabook se esconden dispositivos muy delgados (con un máximo de 2 centímetros de grosor), y para conseguirlo prescinden de la unidad óptica y en la parte del almacenamiento se decantan por discos SSD, que además aumentan su rendimiento. Hablando de especificaciones, cabe destacar que no estamos ante el típico netbook de capacidades limitadas sino que, gracias al uso de procesadores de voltaje ultra bajo al principio y los últimos Ivy Bridge cuando sean lanzados, es de esperar que la potencia que ofrezcan sea considerable. Viendo el producto de referencia que se ha mostrado, el ASUS UX21, suponemos que otra de las características clave es el empleo de materiales de alta calidad para el exterior, como las aleaciones de aluminio o la fibra de vidrio. Todo esto se pretende poner a la venta con el ambicioso objetivo de no superar el precio de los 1000 dólares.

El ultrabook, un formato necesario aunque poco original

La idea que subyace tras la propuesta de Intel no es muy original: a grandes rasgos desean acercar al sistema operativo de Microsoft el modelo del MacBook Air. Un portátil que en su momento fue recibido con tibieza pero que, gracias a una serie de retoques acertados y a la obsolescencia cada día mayor de los formatos ópticos, es actualmente un referente para quienes necesitan conjugar la máxima ligereza con una potencia aceptable. Por otro lado, aunque Apple suele ser pionera en muchas tendencias, era cuestión de tiempo que los fabricantes intentasen adelgazar sus aparatos obviando el lector de DVD y el disco duro tradicional. La versión Windows de este concepto seguro que aporta nuevas posibilidades: más opciones de configuración, distintos tamaños de pantalla, variedad de puertos de expansión, módems 3G integrados… Además, no resulta difícil imaginar que en breve AMD querrá competir también en este segmento.

El ultrabook, un formato necesario aunque poco original

Resumiendo, en este contexto en el que la movilidad es una prioridad absoluta para muchas personas, el ultrabook es una evolución necesaria para que los laptops puedan seguir compitiendo contra las nuevas tabletas que se están presentando. Sólo nos queda esperar hasta el próximo mes de septiembre para ver si el formato promovido por Intel cumple con las altas expectativas generadas y se gana el favor de los consumidores. ¿Qué opinas sobre estos ordenadores? ¿Se adaptan a tus necesidades, o con tu portátil tradicional te sientes satisfecho y consideras esta apuesta una vuelta de tuerca innecesaria?

Archivado en ASUS, Intel, MacBook Air, Ultrabook
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (19)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion