Hemos probado el HTC One X, el buque insignia de la marca taiwanesa

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Aunque con algo de retraso, os traemos a Xombit el análisis de uno de los terminales más deseados este año. Se trata del HTC One X, terminal estrella de la marca taiwanesa con el que pretende luchar de igual a igual con el poderoso Samsung Galaxy S III y algún otro terminal que se avecina en la gama alta. ¿Habrán conseguido un teléfono a la altura de las circunstancias? Vamos a verlo.

Flamante HTC One X

Si hace un par de semanas ocupamos estos mismos renglones hablando de un terminal de gama alta como es el Samsung Galaxy S III, en esta ocasión ha pasado por nuestras manos otro de los terminales estrella para este año 2012. El HTC One X es, junto con el ya citado Galaxy S III, el LG 4X de inminente llegada y el nuevo Huawei Ascend D Quad, uno de los representantes de lo que viene a ser el sector noble de la telefonía. Todos ellos se caracterizan por incorporar los últimos avances y la máxima potencia. ¿Pero qué los diferencia si son tan similares? Para ayudar a discernir esas dudas, como ya hicimos con el modelo coreano, ahora vamos a enfrentarnos cara a cara con el modelo de HTC.

Primeras impresiones

Comparando tamaños y pantallas La empresa taiwanesa se ha caracterizado siempre por crear unos terminales con acabados de gran calidad, si bien es cierto que durante algún tiempo han sido demasiado continuistas. En este caso, rompen algo con la línea que traían desde hace unos dos años. Con la saga One, presentan terminales con un cuerpo unibody de aluminio, que además recibe un tratamiento especial para ganar en durabilidad.

La caja en la que viene el terminal es de cartón blanco reciclado, sin apenas notas que lo identifiquen. Esperaba al abrirlo encontrar unos auriculares Beats, como ya traía de serie el Sensation XL, pero no es el caso. Los auriculares, aunque sin ser sobresalientes, tampoco están tan mal.

Es un cuerpo muy fino, con una pantalla de 4,7 pulgadas, que ni lo hace parecer engorroso ni lo hace resultar pesado. De tacto muy agradable, los tonos mate le dan aspecto de robustez y calidad. Los botones físicos están reducidos a la mínima expresión y la batería es interna, por lo que no podemos acceder a ella, con los beneficios (más autonomía) y consecuencias (no es reemplazable) que ello provoca.

La ranura para la tarjeta microSIM está en la parte superior y el micrófono para el sistema de reducción de ruido en las llamadas, junto con el botón de encendido, se encuentran en la parte derecha. En la parte izquierda encontramos el conector micro USB que soporta la función MHL para la salida de video en HD.

Una cosa que me encanta, y mucho más, al ver el tosco acabado en el Galaxy S III, es el tema de los altavoces. Realizados mediantes micro perforaciones, estos tienen un acabado elegante que además los integra perfectamente con las líneas del producto.

Especificaciones

– Procesador Nvidia Tegra 3 de 4 núcleos a 1,5 GHz.
– Memoria RAM de 1 GB.
– Cámara de 8 megapíxeles, con autofocus, flash LED, geo localización, captura de video y fotos simultánea.
– Grabación de vídeo en full HD a 1080p a 30 FPS con estabilizador de imagen.
– Cámara frontal de 1,3 MP con grabación de vídeo HD a 720p.
– Almacenamiento interno de 32 GB.
– Pantalla HD 720p (1280×720) de 4.7 pulgadas con tecnología Gorilla Glass.
– Wi-Fi: 802.11n, 802.11g, 802.11b, 802.11a.
– Sensores: GPS con soporte A-GPS, acelerómetro, LED de notificaciones RGB, brújula digital, proximidad, barómetro, giroscopio.
– Sin salida HDMI, deberás comprar un adaptador o trasmitir contenido multimedia en DLNA/MHL.
– Soporte para NFC.
– Dimensiones: 134,4 x 69,9 x 8,9 mm.
– Peso de 130 gramos.
– Batería de 1.800 mAh.

Disponibilidad

Desde el mes de abril está disponible de forma oficial en todo el planeta. En dos colores, blanco y negro, lo tenemos disponible en casi todas las páginas y tiendas especializadas. El rango de precios puede oscilar entre los 470 euros y los 580 euros de las más caras.

El que ha llegado a nuestras manos, pese a pretender el modelo blanco, ha sido el negro, llamado también Glamour Gray. Por otro lado también es posible adquirirlo con alguna operadora y acogiéndose a un plan de precios, bajando el precio del terminal según el plan que contratemos. Personalmente y por experiencia, precios a la larga y actualizaciones, lo prefiero libre.

Hardware

Cajón de aplicaciones Para mover el sistema operativo contamos con 1 GB de memoria RAM y procesador de cuatro núcleos creado por Nvidia, más exactamente el conocido Tegra 3 con una velocidad de 1.5 Ghz. Con semejante potencia nada, ni el juego más exigente se nos atragantará, y la multitarea está más que solventada.

Aunque sobre el papel es más potente que el Samsung Galaxy S III, una vez pasados los benchmark, en concreto el Quadrant, este ha arrojado una cifra de 4.035, frente a los 4987 del modelo coreano. Recordemos que estos test son solo eso, test, pero nunca está de más tenerlos en cuenta.

Un de las cosas que me ha sorprendido es la presencia del chip NFC (Near Field Communication) que nos permite transferir distintos contenidos y hacer pagos de forma rápida y precisa. Lo he probado con el Galaxy S III y con el Sony Xperia S (del que próximamente hablaremos) y los resultados son muy satisfactorios, si bien es una tecnología aún en sus inicios.

Otro aspecto a destacar es la pantalla. Con una diagonal de 4,7 pulgadas estamos ante una de las mejores pantallas del mercado. De tipo Super LCD, con resolución de 720p, alcanza una densidad de 312 ppp (más de los que identifica el ojo humano) solo superado por la retina display de Apple y la pantalla del Sony Xperia S. Esta cantidad de píxeles se agradece a la hora de leer en la pantalla.

Me han llamado la atención otros aspectos como el brillo y el color, de lo mejor del mercado. Sin los atributos en los negros de una Super Amoled, la pantalla del One X representa los colores de manera más fidedigna, sin saturaciones, como si les ocurre a los modelos de Samsung.

Un aspecto negativo del One X: no tiene ranura para micro SD, algo básico para mí, por mucho acuerdo que tengan con Dropbox. ¿Por qué digo esto? Porque quizá en otros países da igual tu ubicación, pero esto es España y las redes no son precisamente ejemplares, por lo que puede ser que en un momento determinado tengas que acceder a Dropbox y no tengas la posibilidad de hacerlo.

Software

Android Ice Cream Sandwich (ICS), en su versión 4.0.4 corre por las venas de este terminal. No encontramos tanto software añadido como en el caso del modelo coreano, pero el que viene es de gran utilidad. Destaca sobremanera, aunque solo en un principio, la aplicación Dropbox. Si nos registramos mediante el terminal, nos obsequian con 25 GB de espacio extra al que ya tuviéramos para disfrutar durante un periodo de dos años. Y digo que es sorprendente pero solo en principio, pues con el Galaxy S III, la cantidad que obsequian, al menos en mi caso, durante dos años, es de 50 GB.

Otra aplicación muy útil es por ejemplo la que permite aumentar el tamaño de los controles para facilitar su uso mientras estamos conduciendo. Así pasamos a encontrar iconos de gran tamaño más accesibles.

Interfaz

No diga personalización, diga Sense 4.0. Soy un fanático de Android puro, sin capas, sin chapa y pintura… Pero no, en este caso, como en casi todos, los fabricantes optan por meter la mano para dar un toque de distinción.

En mi caso, y digo en mi caso, Sense es una capa que empezó gustandome en sus inicios en Android (era odiosa en Windows Phone) pero que poco a poco cada vez me resulta mas cargante. La veo complicada, poco intuitiva y pesada, suponiendo un lastre para el sistema. Y es que tras probarlo a fondo reclamo ICS nativo, sin capas. Ya cansa ver los mismos iconos, los mismos efectos y transiciones. Quiero que me den la posibilidad de usar Sense o no, como si de cualquier launcher se tratase, y no que venga impuesto.

Comentando un poco qué nos ofrece, encontramos como incluye una barra de acceso directo a modo de dock, en el que podemos colocar hasta cuatro iconos. Es característico también el anillo de desbloqueo en el terminal, aunque como en todos los móviles que uso, estos sistemas pierden el encanto al venir luego el patrón de desbloqueo. Una mezcla de un anillo para un patrón de desbloqueo sería genial.

A diferencia de ICS en estado puro, la gestión del la multitarea se efectúa en este caso por medio de una especie de cartas, que deslizamos hacía arriba para así cerrar procesos. Es una vuelta de tuerca curiosa a la multitarea que implementa Android.

Cámara y sonido

Las dos grandes mejoras. Aquí sí hay que felicitar a HTC. Tanto en la cámara como en el audio, las mejoras han sido evidentes.

La cámara un aspecto muy mejoradoComenzando por la cámara, esta ha sufrido una gran evolución. No es que en el Sensation, por ejemplo, fuese mala, pero no estaba a la altura de lo que incluían sus rivales. En este caso, pese a la ausencia de un botón dedicado, algo que solo Sony tiene el detalle de incluir, su uso es plenamente satisfactorio.

Aunque nos han vendido que con el HTC One X podemos hacer fotos mientras grabamos vídeos, esto no es del todo cierto. Y no porque no se pueda hacer, sino porque a mi entender es una característica de ICS que por ejemplo ya incorporaba el Galaxy Nexus o el Galaxy S III, y no exclusiva de la gama One. No obstante es muy útil y nos ofrece fotos de gran calidad. La cámara ofrece una resolución que parece standard en la gama alta (salvo la increíble cámara del Sony Xperia S de 12 megapíxeles) de 8 megapíxeles. Además se le ha mejorado la óptica, apoyada en una lente con apertura f2.0. logrando así mejores fotos, aunque no nos engañemos, supone el equivalente a una compacta de gama media, no más.

Es en el software donde el HTC One X no tiene ahora mismo rival. Ha mejorado en rapidez, tanto de disparo como de enfoque. La marca habla de datos sorprendentes como son 0,7 segundos para la toma de fotografías y de 0,2 segundos para el enfoque. Añadimos a esto la posibilidad de incorporar los efectos en tiempo real y tenemos un software que mejora bastante una cámara decente, pero no sobresaliente. Respecto al video podemos grabar con una calidad de hasta 1080p.

Dejamos atrás la cámara hablamos del audio. Todos sabéis la colaboración que HTC ha establecido con Beats Audio tras la compra de la misma. Esto ha supuesto una mejora increíble en el audio del que hace gala la serie One. Graves más acentuados y una calidad fuera de toda duda, que sin embargo se apreciaría más con unos “buenos” auriculares de la misma marca, o al menos de tipo in earl, y no los auriculares que vienen de serie, del montón.

Batería

El talón de aquiles de un móvil hoy día, al menos de un smartphone. Aunque al ver en la misma frase 1.800 mAh, 4,7 pulgadas de pantalla y Tegra 3, me eché a temblar, he de decir, que pese a no ser algo increíble, no tiene datos tan catastróficos como me esperaba. En línea del resto de smartphones de gama alta, aguanta un día dándole un uso medio alto, si bien en un principio, y hasta calibrar la batería las cargas diarias debían de ser hasta dos.

Mirando el correo, alguna llamada, unos minutos viendo vídeo, navegando por internet y subiendo algunas fotos, el HTC One X llega a la noche con una batería en torno al 30 por ciento. Dándole caña, estos es jugando, usando el GPS en alguna aplicación como Runtastic mientras hacemos ejercicio, usando el reproductor de música y viendo alguna serie, nos llega justito a la noche, buscando el cargador como agua de mayo. En las pruebas que he hecho, el horario para el One X comienza a las 8 de la mañana y concluye casi a media noche.

Conclusiones

92

Es ahora, hablando del aspecto físico, junto con el DROID RAZR, el móvil que más me gusta. Un diseño elegante y cuidado, que aúna calidad y ligereza. No es un móvil barato, pero es que la calidad hay que pagarla. No obstante, si nos parece caro, siempre tenemos por unos 100 euros menos, a su hermano menor, el HTC One S del que los compañeros de Andro4All han hecho un completo video análisis. Volviendo al One X, pocos aspectos negativos a señalar; tan solo la ausencia de ranura para el uso de tarjetas micro SD y una batería fija, no accesible. El resto, sin ser sobresaliente en todo, sí que alcanza el nivel de notable, lo que hace que en conjunto mejore su nota.

Galería de fotos

    <style type='text/css'>
        #gallery-2 {
            margin: auto;
        }
        #gallery-2 .gallery-item {
            float: left;
            margin-top: 10px;
            text-align: center;
            width: 16%;
        }
        #gallery-2 img {
            border: 2px solid #cfcfcf;
        }
        #gallery-2 .gallery-caption {
            margin-left: 0;
        }
        /* see gallery_shortcode() in wp-includes/media.php */
    </style>
    <div data-carousel-extra='{"blog_id":19,"permalink":"https:\/\/xombit.com\/2012\/06\/analisis-htc-one-x","likes_blog_id":20876036}' id='gallery-2' class='gallery galleryid-48600 gallery-columns-6 gallery-size-large'><dl class='gallery-item'>
        <dt class='gallery-icon portrait'>
            <img width="525" height="700" src="https://xombit.com/files/2012/06/Cámara.jpg" class="attachment-large size-large" alt="La cámara un aspecto muy mejorado" srcset="https://xombit.com/files/2012/06/Cámara.jpg 525w, https://xombit.com/files/2012/06/Cámara-400x533.jpg 400w, https://xombit.com/files/2012/06/Cámara-123x165.jpg 123w" sizes="(max-width: 525px) 100vw, 525px" data-attachment-id="48794" data-orig-file="https://xombit.com/files/2012/06/Cámara.jpg" data-orig-size="525,700" data-comments-opened="1" data-image-meta="{&quot;aperture&quot;:&quot;2.6&quot;,&quot;credit&quot;:&quot;&quot;,&quot;camera&quot;:&quot;GT-I9300&quot;,&quot;caption&quot;:&quot;&quot;,&quot;created_timestamp&quot;:&quot;1340735742&quot;,&quot;copyright&quot;:&quot;&quot;,&quot;focal_length&quot;:&quot;3.7&quot;,&quot;iso&quot;:&quot;1600&quot;,&quot;shutter_speed&quot;:&quot;0.03030303030303&quot;,&quot;title&quot;:&quot;&quot;}" data-image-title="Cámara" data-image-description="&lt;p&gt;Cámara&lt;/p&gt;

" data-medium-file="https://xombit.com/files/2012/06/Cámara-400x533.jpg" data-large-file="https://xombit.com/files/2012/06/Cámara.jpg" />



        <br style='clear: both' />
    </div>
Archivado en Análisis, Android, Beats Audio, Dropbox, HTC, HTC One, HTC One X, Móviles, NFC, Samsung Galaxy S III
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (3)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion