¡Apple, tiembla! Bruce Willis no aprueba los términos de venta de iTunes

COMPARTIR 0 TWITTEAR

El actor que ha dado vida a personajes tan míticos como John McClane en La Jungla de Cristal está muy descontento con la marca de la manzana mordida. No cree que resulte justo que las “compras” de música que hagamos en la iTunes Store no puedan ser heredadas por terceras personas, y está dispuesto a emprender acciones legales para cambiar esta política. Apple, muy aficionada últimamente a acudir a los tribunales, quizá se encuentre en Willis un hueso duro de roer.

Son muchos los famosos que se embarcan en todo tipo de causas loables: algunos crean fundaciones para apoyar a los enfermos de una dolencia que ellos mismos han padecido en el pasado, otros se dedican a la filantropía, la ecología o la defensa de los derechos humanos. El caso que hoy nos ocupa es muy distinto, ya que no se trata de un problema que afecte gravemente a las vidas de muchas personas, pero en cualquier caso nuestro “héroe” podría acabar con una injusticia que una popular multinacional tecnológica lleva ya muchos años cometiendo con impunidad. Bruce Willis contra Apple, el espectáculo está garantizado.

Fotograma de Bruce Willis en "El Sexto Sentido"

Y es que el “tipo duro” por excelencia de Hollywood ha adquirido en iTunes una gran cantidad de música, que le gustaría que sus hijas heredaran llegado el momento. El problema es que la “venta” de estas canciones está sujeta a unas condiciones bastante abusivas: en ningún caso pueden ser transmitidas a otra persona, ni en la eventualidad de la muerte del comprador. Willis considera esto inaceptable, y valora tomar medidas legales contra la empresa de Tim Cook. No está claro si lo hará a nivel personal o se unirá a demandas que ya están en proceso en los Estados Unidos.

Sin lugar ha dudas, la cruzada que podría emprender el actor beneficiaría a muchos. Apple no vacila en acudir a los tribunales cuando considera que se están infrigiendo sus patentes, y lo justo sería que probara su propia medicina en esta ocasión. Y es que, en mi opinión, resulta inadmisible que un contenido digital adquirido no pueda ser legado, vendido o cedido a otros usuarios, como si fuera una propiedad física. Esperemos que la justicia dé la razón al protagonista de cintas tan memorables como El Sexto Sentido, y todos los aficionados a la música disfrutemos de unas condiciones más aceptables en las tiendas online.

¿Qué opinas de este tema? ¿Crees que Bruce Willis tiene toda la razón del mundo, o consideras que las peculiaridades de la música digital impiden que pueda ser legalmente transmitida entre personas del mismo modo que un CD?

Archivado en Apple, Bruce Willis, iTunes, iTunes Store, Música
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (6)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • Albert Frutos dice:

    Hombre, cuando el compró la música, aceptó esos términos… ¡que no los hubiera aceptado!

    En mi opinión, tiene todas las de perder…

    • Ricardo Cruz dice:

      Como se presente en las oficinas de Cupertino con todos “Los Mercenarios” de compañía se arma la de San Quintín allí.

      Hablando serio. Efectivamente si las condiciones dicen lo que dicen ahí no hay tu tía. Aunque, cuando compras algo es tuyo y se suponen que tu, con lo tuyo haces lo que te de la gana. Antes te comprabas un disco y si se lo querías regalar a tu hijo se lo dabas. Quizás sea un buen caso que haga que se replanteen cómo se tiene que llevar a cabo este tipo de comercios. Es decir, si yo adquiero un libro (o lo que sea) a través de iTunes que por ejemplo me den la opción de regalárselo a alguien si esa persona también tiene iTunes. No digo compartir, sino que algo que tu hayas adquirido puedas regalarlo (lo sacas de tu librería y le aparece en la librería de otro)

  • Este debate lo he escuchado por no se donde hace poco. Antes si, comprabas un CD y lo podías dejar al amigo y bueno, tu hijo lo heredaba tranquilamente, porqué era tuyo. Con los libros parecido, era más como lo teníamos antes con el DRM en los MP3. Un libro de papel, lo puedes comprar, y dejar a un amigo, pero si este lo quiere volver a releer o te lo tiene que volver a pedir o se lo tiene que comprar… asi que, en qué quedamos? Las canciones son tuyas a partir de que entran en tu ordenador, o siguen siendo de sus propietarios originales (artistas, discograficas, tienda…)??? Interesante debate!

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion