Las claves del Stop Motion, una técnica de animación

Las claves del Stop Motion, una técnica de animación

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Cuando hablamos de técnicas de animación parece que sólo podemos pensar en sofware complejos que utilizan en la industria cinematográfica para presentarnos sus últimos personajes animados. Pero el Stop Motion es una técnica tan sencilla que cualquiera de nosotros, con una cámara y un programa de edición de vídeo (nada muy sofisticado) podría hacer su pequeñas animaciones.

Imágenes de películas que utilizaron el Stop Motion Hace poco os hablamos de que Tim Burton usaba esta técnica, tanto en su primer corto Vincent como en su última obra Frankenweenie y os preguntaréis qué tiene esta técnica que aún se utiliza.

El Stop Motion es una técnica que ya se usaba en los comienzos del cine y que en un principio se usaba para añadir efectos especiales a las películas. Esta método de animación se basa en la toma de fotografías, fotograma a fotograma, principalmente de un objeto inanimado. De este modo se consigue que elementos estáticos adquieran vida.

La animación mediante este sistema no conlleva un único método. Pues existen múltiples variantes, puesto que se la considera una técnica artística y depende como tal del creador. Aunque su uso, es común en animaciones utilizando pequeños decorados y figuras de arcilla, también se puede utilizar con actores. Pero conozcamos mejor las principales clases de Stop Motion para luego ver algunos ejemplos.

Usando elementos maleables

En este caso se utilizarían materiales como la plastilina o la arcilla para crear los elementos del proyecto audiovisual. Este tipo de Stop Motion se puede dividir en dos clases: estilo libre y de estructura articulada.

  • Estilo libre: Es cuando los elementos realizados con plastilina se transforman a medida que avanza la historia.

  • Estructura articulada: En este caso se fabrica un esqueleto articulado que se forra con la plastilina o arcilla. Esto permite mover la figura, manteniendo la estructura de la misma desde principio a fin.

Usando elementos rígidos

El uso de elementos rígidos conlleva también la realización de una estructura articulada que nos permita mover la figura en las diferentes posiciones necesarias. El material en este caso, es muy variado. Desde figuras realizadas en madera a papel maché. El límite solo lo marca la destreza del que lo construye.

Usar el Stop Motion, es planificar, planificar y otra vez planificar. Ya que cada elemento debe estar en su lugar para que, durante el montaje, no tengamos ningún problema. Por ello cuando nos dicen que la producción de una película de animación tarda al menos un año en producirse no debe extrañarnos, pues teniendo en cuenta todo el trabajo que existe tras esta es incluso rápido.

Los medios actuales permiten a los animadores mezclar técnicas manuales y las digitales para conseguir estos increíbles proyectos. Hay muchas películas que usan el Stop Motion, aquí os dejo una pequeña lista de alguna de ellas.

Y por último, para que disfrutéis os dejo algunos ejemplos de lo que se puede hacer con el Stop Motion. Primero un corto, Sorry I’m late, y en segundo lugar un videoclip. Para que veáis que se trata de una técnica que puede encajar con muchas más cosas. ¿Os atrevéis a preparar vuestra propia animación Stop Motion? ¿Me he dejado alguna gran película de animación y queréis crucificarme por tal despiste? No perdáis la oportunidad de dejar vuestro comentario, estamos deseando escucharos.

Sorry I’m late:

Videoclip de In your arms de Kina Grannis:

Video de cómo se hizo el videoclip: In your arms:

Archivado en Animación, Stop motion
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (12)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs